LEGANÉS

Luis Martín de la Sierra, concejal de Cultura y Festejos de Leganés: escándalos y polémicas

LL-MARTIN-SIERRA

Luis Martín de la Sierra, escándalos y polémicas


 

  • ULEG ha denunciado al edil de Cultura por presuntos delitos relacionados con el fraccionamiento en las facturas de la ópera Carmen

  • Relaciones personales especiales: ¿Por qué no se celebrará la Feria del Libro en Fuente Honda?


 

 

Son varias las polémicas que rodean a la Concejalía Delegada de Cultura y Festejos cuyo titular y último responsable es el socialista Luis Martín de la Sierra. Podemos empezar por la última novedad indicando que este edil ha sido denunciado por lo seis concejales del grupo municipal de Unión por Leganés-ULEG por presunta malversación de caudales públicos y prevaricación. Esta denuncia está motivada por lo que rodea a la Ópera Carmen, celebrada el 12 de diciembre en La Cubierta de Leganés. Un asunto que sin duda trae cola y que continúa sin aclararse. Parecido ocurre con la pasada edición de los Carnavales donde también podríamos estar hablando de un presunto camuflaje de facturas. Conocidas son igualmente sus clases en la Universidad que podría chocar con la presunta incompatibilidad de su cargo público. Otro asunto con el que guarda relación Martín de la Sierra es la carpa ilegal, de un céntrico bar de Leganés y del que damos detalles en este reportaje o la Escuela de Música.

Además, Martín de la Sierra ha sido el único concejal reprobado por mayoría absoluta en el Pleno. Santiago Llorente, alcalde de Leganés, lo defendió y, al no ser vinculante, Luis sigue en su puesto. Continúa en su cargo de edil de Cultura y Festejos pero físicamente ha cambiado de lugar. Ha dejado su despacho al concejal no adscrito, Jorge Pérez. Éste último al ser expulsado de Ciudadanos, su antigua formación, estaba a la espera de espacio para guarecerse. De polémicos va el asunto.

Luis Martín de la Sierra lleva sobre sus espaldas un largo recorrido en la vida pública. De hecho, es el concejal más mayor de la Corporación y precisamente por eso, presidía la mesa el día de la investidura junto a la concejala más joven. Haciendo un recorrido por la cronología socialista de este concejal, podemos remontarnos a la última legislatura de Pérez Ráez, periodo comprendido entre los años 2003 y 2007. Entonces, el PSOE obtuvo un pésimo resultado consiguiendo 11 concejales y siendo superado en votos por el Partido Popular. Luis Martín de la Sierra era el coordinador del grupo socialista y a mitad de legislatura, aproximadamente, es cesado y defenestrado por Ráez. El motivo es que quería dar un “Golpe de Estado” y poner al mando a Álvaro Couso. Sin embargo, no lo consiguen y la de Martín de la Sierra es una de las cabezas que resultan cortadas. En su ostracismo es Manuel Robles, alcade de Fuenlabrada, quien le busca acomodo en la localidad vecina. No es una práctica extraña. Otro conocido rostro socialista de Leganés como Paco Arroyo mientras estuvo acusado por malversación por el caso Facturas e imputado por Cuadrifolio (y tras perder el PSOE la alcaldía), Robles le nombra director gerente del Instituto Municipal de la Vivienda de Fuenlabrada.

“El cancerbero de la calle EL Charco”

Llega el año 2007 y con él, Montoya. Martín de la Sierra se alinea con Laura Oliva quien se hace secretaria general. Montoya quería ser alcalde y también el secretario general. Luis, en esa época, es un “olivano” convencido y esto será así hasta el 2011 que entra en listas por cuota de Oliva. Su apoyo encarecido a Oliva le acarreará el castigo de Montoya quien lo tuvo sin liberar. Pero, cuando por fin lo libera se hace férreo “montoyano”, tal es así que en las primarias entre Montoya y Llorente va a muerte con Montoya. Así las cosas, en las listas para las elecciones municipales de 2015 es ahora cuota de Montoya. No obstante, según confirman varias fuentes el propio concejal de Hacienda y “montoyano” convencido, Pedro Atienza, afirma que, de nuevo, se está inclinando hacia el aura de Santiago Llorente. Un recorrido de idas y venidas considerable. Se puede deducir que este concejal va al sol que más caliente. En su itinerario deja rastros curiosos como que siendo “olivano” de base actúa como actúa en la votación de Legatec. Conclusión: los apoyos dentro del partido de Martín de la Sierra son como el Guadiana, aparecen y desaparecen.

Como hemos explicado, una dilatada experiencia (al menos en cantidad) en el partido en la que Martín de la Sierra siempre le ha gustado tener control sobre las decisiones internas. Es conocido con el sobrenombre de “El Cancerbero de la calle El Charco”. Esto se debe a que vetaba o daba el visto bueno para quien quisiera ser afiliado. Si era de su agrado pasaba, si no, se quedaba fuera. También es famoso por el calificativo de “50 fichas” porque controlaba lo que votaban 50 afiliados para tener cuota de poder interno. Varias fuentes coinciden en describir su carácter como paternalista, altivo y con suficiencia.

Carmen, la ópera de la polémica

llorente-y-martin-sierra-1A día de hoy, como anunciábamos antes, se le acumulan las polémicas y los líos como responsable de Cultura y Festejos. Una de las cosas que mayor controversia y debate está causando es la Ópera Carmen, evento de iniciativa privada y de ánimo de lucro (a través de Gudaleventos Producciones S.L) y con entradas desde los 15 hasta los 50 euros.

Este evento tuvo lugar el 12 de diciembre del 2015 y entraba dentro de esos 14 días anuales que rige la concesión administrativa por la que el Ayuntamiento tiene derecho a un uso gratuito de la plaza. Pero, esto sí ha costado dinero a las arcas municipales; al menos 38.000 euros, cuando en su día Martín de la Sierra dijo que costaría entre 12 y 18.000 euros.

En ese sentido hay dos facturas, una de 18.000 euros que ha sido cargada a Cultura y otra de 20.000 euros cargada a Festejos, ambas se han conseguido con mucha dificultad y con todo tipo de trabas por parte del edil. La primera en cuestión es muy curiosa. Carece de desglose y de justificación de los presuntos gastos que ni siquiera están cifrados. Tan sólo podemos ver el coste del alquiler del recinto con la paupérrima cifra de 0 euros. Por tanto, resulta harto increíble el surgimiento de esos 18.000 euros del total. Es decir, algo que no debería suponer gasto lo termina siendo por vía indirecta. De hecho, una factura de esta guisa sería echada para atrás por Hacienda. Por tanto, podríamos estar ante un presunto fraccionamiento de facturas que fuerza al Ayuntamiento a un sobrecoste para financiar a una compañía privada y con ánimo de lucro. Un desembolso innecesario si el Consistorio hiciese valer el derecho que otorga el pliego para hacer uso del recinto, de forma gratuita, durante 14 ocasiones al año. La pregunta resulta obvia, ¿por qué se paga entonces por ello indirectamente? ¿Quiere el Ayuntamiento beneficiar económicamente a la concesionaria y perjudicar al peculio público?

La otra factura de 20.000,01 euros es para Gudaleventos SL, en concepto de “Colaboración del Ayuntamiento de Leganés con el musical Ópera Carmen de Salvador Távora celebrado el día 12 de diciembre en la plaza de toros La Cubierta de Leganés”.

Parecido pasó con la organización de los Carnavales de la edición 2016. Al principio, el concejal de Cultura decía que no costaría nada. Más tarde y en sesión plenaria del 10 de marzo, reconoció que se abonarían 13.300 euros con una justificación similar a la de Carmen.

Toda esta forma de obrar y actuar podría tener una relación con la organización de los eventos taurinos de verano. En la época de Montoya, los toros costaban alrededor de 180.000 euros. Alarico Rubio (otrora concejal de Festejos) firmaba darle al señor de la plaza cerca de 200.000 euros por estas festividades. Por eso, cuando, en esta legislatura, se anuncia que los encierros serían gratis resultó extraño. 14 días anuales para eventos institucionales y de repente Carmen, Carnavales… De hecho, les dejo una operación matemática curiosa, si multiplicamos 14 (los días que da el pliego) por, por ejemplo, los 13.000 euros que costaron los Carnavales da 182.000 euros. Lo que antes costaban estos eventos taurinos de agosto. ¿Lo comido por lo servido? ¿Se está mintiendo a los vecinos diciendo que son gratis y se lo dan por otro lado?

En cualquier caso, un tema que ha derivado en la denuncia por parte de ULEG a Luis Martín de la Sierra por los posibles delitos públicos de malversación de caudales públicos y de prevaricación.

Es preciso apuntar también que, a pesar, de la enorme publicidad que se le dio a Carmen tan sólo sentó a 2000 personas de las 8.000 localidades de la plaza. Lo vendieron como el evento más importante tras la aparición del cometa Halley pero resultó un fracaso en términos de aforo. Varias son las voces vecinales que apuntan a una nula gestión de La Cubierta y la intención de algunos políticos de recuperarla para una explotación municipal y sacarle un mayor provecho.

Una carpa ilegal y una especial relación

Otro de los temas candentes es la Feria del Libro que cambiará, este año, de ubicación. Pasará de hacerse en la plaza de La Fuente Honda a Plaza Mayor. El motivo es que la carpa del bar Melody, sito en dicha plaza, hace imposible que se organice ahí. Se trata de una carpa declarada ilegal por Urbanismo. En la pasada legislatura se les notificó y se inició el proceso para la recuperación del espacio público. También la carpa obstaculizaba el paso a los feligreses en las procesiones. En este tema, ULEG pedirá en el próximo Pleno explicaciones al edil de Seguridad Ciudadana sobre la carpa, que es precisamente el propio alcalde. La cuestión es, ¿qué tendría que ver Martín de la Sierra en este asunto de la carpa? Es consabida su especial relación con la dueña del Melody. Del lector son las deducciones.

Clases de dudosa compatibilidad 

Son muchos los líos que le acumulan al edil con más años de la Corporación. Otro ejemplo son sus clases en la Universidad de dudosa compatibilidad. Él alega que no tiene por qué presentar la compatibilidad y que ha hablado con el secretario del Pleno. Martín de la Sierra se embolsa como concejal delegado 60.000 euros anuales y por sus tutorías en la UNED 350 euros mensuales.

Pero, también podemos sacar a la palestra la Escuela de Música que ha sido objeto ya de varias quejas. El máximo responsable de ella la pasada legislatura era director de orquesta en Santander. Hoy su director es Reinaldo López, un periodista que llevaba temas de prensa en la agrupación socialista de Leganés. Un ejemplo más de cómo el PSOE en Leganés no mira el CV de su gente y cómo los va acomodando en puestos que poco tiene que ver con su formación. Resulta lógico que el director de la Escuela de Música fuese músico.

Martín de la Sierra, reprobado por mayoría absoluta

Muchos de estos ejemplos hicieron que, en el Pleno ordinario de marzo, Luis Martín de la Sierra fuese reprobado con 19 votos de 27 a favor. “Se lo gana a pulso”, le advertía el concejal popular Javier de Diego. No es una decisión vinculante para su cese pero sí tiene dimensión política. En este punto no fue el propio edil quien habló sino que lo defendió el alcalde. No estaban a favor de la reprobación los seis de su grupo, el del socio de gobierno de IU y el del concejal no adscrito. Precisamente, Jorge Pérez ya tiene nuevo despacho, curiosamente el que ocupaba Martín de la Sierra. Ahora, el concejal reprobado se ha trasladado al CC Saramago. En este punto, las prisas de Llorente por encontrar dependencias a Pérez han sido notables.

Al tiempo que transcurren estas historias, presentaba Luis, esta semana, la agenda cultural para el próximo trimestre. Una presentación para dar a conocer la agenda habitual y sin novedades respecto a anteriores ocasiones que fue pública y tuvo lugar en el Salón de Plenos de San Nicasio. Pero, a la que sólo asistieron algunos concejales (entre ellos Jorge Pérez), 15 asesores y dos personas de una asociación con los que Martín de la Sierra había quedado a la misma hora que tuvo lugar la presentación (19h). Esta anécdota da cierto aire del desorden de la delegación de Cultura y de quien la rige y que, a día de hoy, tiene gravísimos problemas incluso sobre presuntos delitos públicos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
1 Comentario

1 Comment

  1. Músico

    20 Diciembre, 2016 at 13:45

    El antiguo director dela escuela-conservatorio de Leganés, si era música, pero fue enchufado por el alcade,Jesus Gomez, dada su buena relación con él. Vicente Fernandez, era un pésimo pedagogo, un malisimo gestor(realmente no hacia nada), pisaba la escuela 2 dias a la semana, cobraba 68.000€ al año… Dudo que encuentren un solo defensor suyo dentro de la escuela.
    Es verdad que Reinaldo, es otro cargo puesto a dedo por el Ayuntamiento, pero tambien es verdad que su gestión para la escuela esta siendo bastante mejor que todas las anteriores, cosa que tampoco era dificil. Solo falla una cosa en la Escuela-Consevatorio y es el concejal.
    Y por cierto les invito a que se den una vuelta un día por el Conservatorio y vean las pesimas condiciones en las que se encuentra, gracias a que el concejal ha dicidido gastarse todo el presupuesto en toros y festejos. Demasiado bien esta funcionando el Conservatorio, con el poco dinero que se invierte, una institución que tiene 900alumnos actualmente y un presupuesto de 50000€

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies