EDUCACIÓN

Manuel Bautista, director de la DAT-Sur: «Las ratios están ajustadas y cumplen con la normativa vigente»

Manuel-Bautista

 

“Defiendo la libertad de las familias a elegir entre público, concertado o privado”


Un poquito antes de las doce campanadas que daban la bienvenida al 2016, Manuel Bautista Monjón se convertía en el nuevo director del Área Territorial Sur de la Consejería de Educación. Rechazaba así a su acta de concejal (por el Partido Popular) en el Ayuntamiento de Fuenlabrada para sustituir a Alberto González, que tras más de 15 cursos como director de Área y a sus 70 años se jubilaba.

Este maestro de profesión y ex-director de colegio público tiene el encargo de ser el último responsable de los casi 700 centros educativos de 39 municipios de la Comunidad. Entre ellos, Getafe, Leganés, Móstoles, Fuenlabrada, Alcorcón… Alrededor de 16.000 funcionarios y más de 200.000 alumnos.

La Educación es una de las materias capitales y que mayor importancia requieren. Una de las últimas preocupaciones es esa posible masificación en las aulas de nuestra región y, de forma especial, en la Zona Sur.

Precisamente, este jueves tuvo lugar una pequeña manifestación a las puertas de la Dirección de Área (en Leganés) y actual lugar de trabajo de Manuel. Sobre el tema de las ratios habla claro y da su opinión.


Pregunta: ¿Qué supone ser el director de Área?
Respuesta: Supone un honor y un reconocimiento. Que hayan contado conmigo para este cargo es algo que nunca habría imaginado y que afronto con ilusión, ganas y responsabilidad. Pertenecer al equipo de trabajo de la Consejería es un auténtico placer.

P: ¿Cómo se entera? ¿Acepta sin dudar?
R: El propio consejero me cita a una reunión en la Consejería y me lo propone. Acepté sin dudar.

P: El anterior director, Alberto González, estuvo de director de Área 15 años. ¿Es un reto suplir a una persona de tanta solera? ¿Se ve usted tanto tiempo en el cargo o día a día?
R: Por supuesto que es un reto asumir el cargo que antes lo ha desempeñado una persona de tanta solera. Ser director de Área es un cargo de enorme responsabilidad donde el trabajo, diálogo y gestión son tres claves para llevar a buen puerto lo que todos queremos que no es más que seguir contribuyendo a la continua mejora de la calidad educativa en nuestra Comunidad. Por eso, haber estado 15 años en este puesto es, a día de hoy, impensable, y lo valoro muchísimo. A la segunda pregunta, vamos a ir día a día, mes a mes y curso a curso. Pero, no me veo, por principios personales, 15 años de Director de Área.

P: ¿Cuáles son las competencias de un director de Área y qué está en su mano hacer?
R: Las competencias de un director de Área son muchas y variadas pero que se pueden resumir en gestionar la educación en los 39 municipios de la Zona Sur con sus casi 700 centros educativos y con 16.000 funcionarios y en torno a 200.000 alumnos.
Un aspecto muy importante de mi trabajo es el contacto continuo con los distintos Ayuntamientos, con los centros educativos y con los distintos sectores de la Comunidad Educativa. A través de ese contacto intentamos que la distantica entre la Dirección de Área y los centros y, por supuesto, los alumnos, sea la menor posible.

El bilingüismo, un reto fundamental

 

P: ¿Qué es más apasionante, su actual cargo, el de concejal o el de director de colegio y estar con los chavales en el aula?

R: Para un docente de vocación como es mi caso no hay nada más apasionante que estar con los chavales en el aula. Ser maestro es un privilegio y trabajar en lo que te gusta es algo único. Pero, cualquier reto que afronto es apasionante. Mi cargo como concejal del Ayuntamiento de Fuenlabrada fue intenso y aprendí mucho y ahora en mi nuevo puesto pues… qué le voy a decir, es un reto continuo donde estoy poniendo todo de mi parte para llevarlo a buen puerto.

P: ¿Cómo valora la calidad de la Educación en nuestra Comunidad? ¿Ha bajado el nivel de la enseñanza respecto a cuando usted era estudiante? ¿Cuáles son sus puntos fuertes y cuáles se pueden apuntalar un poco más?
R: Llevo años diciendo por convicción que la calidad educativa de nuestra Comunidad es tan buena como la calidad educativa de los países punteros. Creo que somos una Comunidad que está a la vanguardia en materia educativa. No sólo a nivel nacional sino a nivel internacional y somos una Comunidad donde la educación es un puntal y donde adelantarnos a los tiempos es nuestra seña de identidad. Creo que el inmovilismo es la peor de las decisiones en cualquier campo de la vida pero en materia educativa más. La Comunidad de Madrid a través del programa Bilingüe, de sus IES Tecnológicos, Bachillerato de excelencia, de su libre elección de centros, de su Formación Profesional Dual, se va adaptando y, en muchos casos, como he dicho adelantando a las nuevas necesidades de la sociedad.

P: En estos tiempos, un segundo idioma como el inglés es vital. ¿Son imprescindibles los centros bilingües?
R: Creo que, hoy en día, la educación debe dar respuesta a la necesidad de que nuestros alumnos adquieran el mayor nivel posible de inglés. En la actualidad, como bien dice, el segundo idioma no sirve para engordar currículum sino que es una absoluta necesidad y los centros bilingües son una fórmula imprescindible. Con el bilingüismo conseguimos que todos los alumnos, independientemente de dónde vivan, puedan adquirir unos conocimientos en inglés fantásticos. Damos oportunidad a todos y eso creo que es una buena noticia.

 

“Estudié en la pública, soy maestro de la pública y mis hijos van a la pública”

 

P: ¿Es usted defensor de lo público, de lo privado, de lo concertado o, de todo un poco?
R: Defiendo la libertad de las familias a elegir lo que creen mejor para sus hijos. Defiendo la calidad de la educación al margen de si es público, concertado o privado.
Y defiendo la coherencia. Para que usted lo sepa, yo he estudiado en la pública y soy maestro de la pública. Mis hijos van a la pública. Pero porque yo lo he elegido y tan respetable es esta decisión como la contraria. Lo que no llego a entender es la defensa de una y llevar a los hijos a otra, de ahí la coherencia que reclamo.

P: Las ratios por aula parecen sobrepasadas, ¿es éste otro gran reto?
R: En este sentido me va a permitir que discrepe. Con los datos en la mano, estas ratios están ajustadas y cumplen con la normativa vigente. Como usted bien puede suponer estamos trabajando porque todo puede ir mejor en cualquier ámbito de la vida y el mundo educativo no es una excepción.
P: ¿Se puede ser imparcial siendo un cargo político?
R: Por supuesto.

P: ¿Qué le ha parecido su nuevo centro de trabajo, la DAT, sus compañeros…?
R: Es una casa que ya conocía, no al nivel actual pero después de muchos cursos de docente en la Sur tenía un buen conocimiento, con lo que poco me ha sorprendido. Creo que tengo grandes profesionales implicados y responsables a mi alrededor y el ambiente de trabajo es excepcional.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies