OPINIÓN

Movimiento ciudadano y participación

He pululado por el movimiento ciudadano cuarenta años, y siempre reivindiqué hasta desde mi profesión de Guardia Civil, la Participación Ciudadana en los asuntos públicos. Las Asociaciones Vecinales, jamás pueden ser gobiernos, pero si son la urdimbre necesaria para que sobre sus necesidades realicen los gobiernos la trama. El tejido de la ciudad es tan antiguo como que puso a tejer a Penélope. Reitero, las Entidades Ciudadana no nacen para gobernar, pero si para participar en las decisiones.

Pero al igual que en Sanidad el PP no escucha a las mareas verdes, con razón o sin ella, El PSOE en Leganés jamás se ha tenido en cuenta a la AA.VV. aquí como mucho “las matanzas” de las Casas Regionales, que eso sólo es masticar unas viandas y sonreír diplomáticamente.

Hoy tenemos sobre la mesa esa parcela deportiva, esa cesión, al parecer según la prensa, la AA.VV. de Leganés-Norte, reivindica otras necesidades en infraestructuras culturales y deportivas de carácter general, y no de un Club privado, aunque lleve el nombre de la ciudad.

El nombre no hace al hombre, ni al club, ni a la ciudad. Le hace su capacidad de hacer, el bienestar social, laboral y sanitario.

Llevo mal escribiendo 38 años en las revistas vecinales. Mi único error fue escribir 500 artículos y coplas contra Pérez Ráez (PSOE) y ahora casi a mi vejez y la suya, me doy cuenta que fue el más democrático de todos.

Pero era entonces cuando hasta los presupuestos de la ciudad se enviaban a las AA. VV. para su estudio y verdaderas alegaciones, Puso a disposición de la ciudadanía una partida de presupuestos participativos, y con todo y con eso, mi pluma de aprendiz de poeta social le fustigaba.

Y hoy, miro eso que decimos los mayores: “Cualquier tiempo pasado fue mejor”. Teníamos una pequeña democracia, porque teníamos una pequeña ilusión participativa. En definitiva, hoy tejen solo 27 concejales, traicionando aquello que se le atribuye a Aristóteles: “Las parcelas que son de todos, no podemos dejarlas en mano de 27”. Aristóteles dijo de cuatro.

Hace poco tiempo murió un dirigente vecinal, por el Tanatorio desfilaron políticos, y cuando llegó la noche medité sobre aquello de Miguel Hernández, “Cuánto penar para morirse uno”.  Ni siquiera alcanzaron aquello de la Carretera 407 en su desembocadura en San Nicasio, en la reivindicación se dejó el sueño mi hermano Vicente Gordillo, era un caso de la CAM, pero el Ayuntamiento no representó a la ciudadanía, en la Radial-4, sólo hubo una tímida colaboración en la época del citado Ráez.

El Ayuntamiento ha puesto la trama los cuarenta años, el movimiento ciudadano, sólo cuatro hilos de urdimbre si es que les ha interesado a los representantes del pueblo. Las urnas eligen los representantes, pero la esencia de la democracia está en la participación real.

Ahora sólo existe una participación futbolera, y “devota de Frascuelo y de María, de espíritu burlón y de alma inquieta” decía A. Machado.

Lo demás, es eso un tejido sin base, un cuadro sin bastidor que pinta un gran pintor en el aire, la ciudad camina por inercia como nuestro planeta. La última vez que hablé con políticos locales del PP fue en la Feria de San Nicasio, si leen esto, saben que les hablé de la Participación Ciudadana en la medianería de su caseta con la de ULEG.

Empezó a llover, y en San Nicasio —por ello ponen carpa— se embarra todo, para después el barro convertirse en polvo, y ese polvo, se sacude de las sandalias como dicen que hacía Santa Teresa de Jesús.


 

TEXTO: Josman. ILUSTRACIÓN: ‘Penélope’, cuadro de  Mnemosina

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies