DIARIO DE UN JUBILADO

No hagas con tu voto una pajarita

♦ No hagas con tu voto una pajarita ni tampoco un avión, haz lo que hay que hacer con él, introducirlo en la urna el día 24 de mayo. No importa a quién y a qué partido político le des tu voto con tal que sea a quien tú quieras dárselo. Nadie puede obligarte a votar a quien tú no quieras votar. Ejerce tu derecho de ciudadano de elegir a tus representantes en el ayuntamiento de tu ciudad o de tu pueblo o de tu comunidad autónoma. Ahora bien, piénsatelo bien, no le des tu voto a cualquiera, es más, no se lo des a nadie, el voto es tuyo y nada más que tuyo, úsalo para defender lo que tienes que defender, el modelo de vida que te parezca mejor para ti y los tuyos. Los tuyos no son solo tu padre, tu ma-dre, tu hijo, tu hermano o tu vecino. Elmejor modelo tiene que serlo para todos o para nadie. Da lo mismo que hablemos de sanidad, educación, trabajo, vi-vienda y de tantas y tantas cosas tan importantes que se ponen en juego cada vez que acudimos a votar. Estos y otros derechos, repito, si queremos poder ejercerlos o son para todos sin exclusión o no son para nadie.

No te dejes engañar por el canto de las sirenas de quien promete todo lo que puedas soñar y más, sólo para que le votes. El que se deja arrastrar por el canto de las sirenas como nos cuenta Homero en la Odisea termina hecho pedazos contras los acantilados. Sé valiente, átate al mástil de tu barco y sigue navegando.

Vota al que defiende unas ideas en consonancia con tus aspiraciones, no al que parece más simpático y sale más veces en la tele. No te fíes de las apariencias, ni de las sonrisas, ni de las fotos manipuladas…, lo que importa es lo que defienden, no su cara bonita. Ni tan siquiera debería importarte su talante. No, sus ideas es lo que importa, y, si queremos ir aún más lejos, el programa que decía Julio Anguita, que en algo tenía que tener razón.

En último extremo es mejor equivocarse que dejar de ir a votar. Pero si sabes lo qué votas y el porqué, nunca te vas a equivocar. Las personas pue-den fallar, pueden engañarte, prometer que van a hacer esto y luego hacen lo contrario; las ideas no, las ideas son las que nos deben indicar el sentido de nuestro voto. Su ideología es lo que importa, no sus soflamas. Por supuesto, un vecino del barrio de Salamanca no puede tener la misma forma de ver la realidad que uno del barrio de San Nicasio de Leganés. O sí. En multitud de ocasiones ocurre lo contrario aunque nos parezca inverosímil. En el barrio de Salamanca viven Rodrigo Rato y Luis Bárcenas, no viven en el barrio de San Nicasio. Los ricos nunca dan, los ricos siempre quitan todo lo que pueden a los pobres. Por eso, cuando vayas a votar da tu voto a aquellos que defiende lo mejor para tu barrio, para tu ciudad, para tu país, para el mundo entero… vota a aquellos que quieren lo mejor para toda la gente y lo mejor, lo sabes muy bien, no es aquello que se puede comprar con dinero.Cuando el fruto de tu trabajo, de tu tiempo, se convierte en mercancíay la mercancía se convierte en dinero, y el dinero a su vez vuelve a convertirse en mercancía, así hasta que explota como explota una burbuja, es que algo no funciona como debería funcionar. Es el mundo al revés.

No te dejes llevar por aquellos que, como Jean Jacques Rousseau, te digan que en acto de votar pierdes tu libertad como ciudadano. “El pueblo inglés piensa ser libre y se engaña, no lo es más que durante la elección de los miembros del Parlamento; una vez elegidos, es esclavo.”. Y todo esto lo escribía en su libro titulado “El contrato social”, en el que argumentaba que la base ordenada y racional del vivir en sociedad se sustenta en el acuerdo entre todos los individuos que forma parte de ella. El sueño de una sociedad sin representantes políticos tan solo fue posible entre los atenienses del siglo V. En realidad, eran cuatro gatos. Imagínate que tan solo pudieran votar los hijos de los antiguos vecinos de cuando Leganés era un pueblo que vivía de las huertas que cultivaban. Todos los ciudadanos atenienses eran representantes de sí mismos. Se accedía a los cargos por sorteo y no por elección. Nunca más en la historia se ha podido repetir algo similar. Los de Podemos dicen que así es como ellos se organizan, afirmando que basta con apretar un tecla de tu ordenador a la hora de aprobar sus estatutos, sus programas e incluso, es curioso, a su secretario general y demás cargos del aparato.

Llegará un día, dicen algunos, que bastará con mandar un smsa través de tu teléfono móvil para que una ley sea aprobada, no por los representas de los ciudadanos en el Congreso de los Diputados. No creo que eso sea posible nunca.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies