REBELDÍAS

Otra encuesta imprescindible

Digo “otra” porque a finales de abril, más de veinte días antes de las primarias del PSOE, escribí un artículo breve titulado “Miedo cerval a una encuesta imprescindible”, que se publicó en varios medios. Reclamaba que al menos alguna de las muchas encuestas que se realizan sobre estimación de votos a las elecciones generales ofreciera a los encuestados la posibilidad de elegir entre un PSOE dirigido por Pedro o un PSOE dirigido por Susana.

Se dio la coincidencia de que tan aviesa intención también se le había pasado por la cabeza a alguien con posibles, y una semana antes de las primarias del PSOE me encontré con la portada de “El Mundo” en los kioscos. Informaba que, según la encuesta que Sigma 2 había realizado los primeros días de mayo mediante 1.200 entrevistas telefónicas, un PSOE con Sánchez conseguiría mejores resultados electorales que con Díaz. Según los cálculos que hice a partir de esos resultados, serían más de 600.000 los votos de diferencia, lo que no sería poca cosa.

Es imposible saber los efectos que esa portada haya producido en la voluntad de unos militantes socialistas que, como se recordará, acudieron masivamente a votar en sus urnas privadas. Quién sabe si le permitió mejorar esas decimas para pasar del 50% de los votos. Desde luego, no sirvió para que Susana se rindiera con dignidad antes del 21My. Tampoco es posible conocer la influencia de los editoriales de “El País”, tan críticos con Sánchez durante tanto tiempo, o las consecuencias de las tergiversaciones marca TVE. Pero lo que sí sabe todo el mundo es que no hay político que no devore las encuestas, todas, en cuanto se publican. Y seguro que se toman muchas decisiones en función de los resultados que anuncian.

Hoy, las encuestas del segundo trimestre están certificando sendos retrocesos del PP y de Unidos Podemos, contra los avances de PSOE y Ciudadanos. Si UP estuviera mejorando, los mal pensados sospecharían que Alberto Garzón no habría salido quejoso sobre las cosas que no funcionan en la coalición. Pero para los que siempre queremos saber más, sondeos como los de siempre no nos parecen suficientes.

Cualquiera que tenga oídos ha escuchado que UP es en este momento una coalición inestable y, por tanto, la demoscopia debe dar un paso más para que la foto fija de las tendencias electorales permita descubrir lo que se cuece dentro de las crisis. Al igual que hizo Sigma 2 antes de las primarias socialistas, en las próximas oleadas de opinión quien se dedique a preguntar debería enseñar a los encuestados paneles en los que figuren los clásicos PP – PSOE – Ciudadanos y, en el caso de UP, las dos opciones posibles: Una con IU y Podemos en candidaturas distintas, y la otra para la coalición actual de Unidos Podemos.

Cuando se dijo por primera vez aquello de que “el saber no ocupa lugar”, ni había ordenadores ni se podía estar científicamente seguro de tal afirmación. Hoy la frase se cumple más, aunque solo sea porque se ha multiplicado por muchas veces la cantidad de “memoria” disponible. Estoy seguro de que ambos partidos tomarán las decisiones políticas y electorales que más les convengan si tienen conocimiento de causa bastante de los efectos de su acción en el electorado. Y, por supuesto, si no se olvidan de lo que pone la Ley Electoral, o de lo que ponga una nueva, si se ponen de acuerdo con el PSOE y Ciudadanos y consiguen reformarla, que ya va siendo hora.

Esta vez hay más tiempo hasta las próximas elecciones y quizás haya alguien a quien también se le ocurra incluir esta pregunta en las encuestas. Aquí ya se ha vuelto a reclamar.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies