PARLA

Parla revisa el estado de salud de su arbolado con una innovadora máquina

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde hace tres meses se viene realizando en colegios con el fin de evitar el riesgo de caídas.

♦ Parla está realizando desde hace tres meses una inspección del arbolado de la ciudad, a través de una innovadora máquina que permite conocer el estado de salud del árbol como si de una “analítica” se tratara. El objetivo es evitar al máximo el riesgo de caídas y el plan se está llevando a cabo especialmente en colegios, además de en otras zonas verdes y viarios de la localidad. El plan seguirá desarrollándose durante los próximos meses.

La inspección la está realizando la empresa Sorigué, encargada del servicio de conservación y mantenimiento de zonas verdes y arbolado viario, y que desde hace tres meses está llevando a cabo una exhaustiva evaluación de riesgo del arbolado de la localidad.

Parla presenta una tipología de arbolado muy variada, atendiendo a su ubicación, desarrollo y edad. Los árboles pueden presentar defectos en su estructura que conllevan la posibilidad de un riesgo real de fractura del tronco y/o ramas. Estos defectos requieren un análisis detallado, para conocer el estado interno de la madera de los árboles y poder realizar una valoración más completa.

En una primera fase, se hace un reconocimiento visual del arbolado para detectar qué especímenes presentan algún síntoma de que pudieran estar enfermos, y es entonces cuando, en una segunda fase, entra en escena esta innovadora máquina que determina exactamente cuál es el estado del árbol.

Como una “analítica” para los árboles

La concejala de Medio Ambiente y Servicios a la Comunidad, María Jesús Fúnez, ha explicado de forma muy gráfica que “esta nueva técnica es como una analítica interna, igual que en una persona, para ver si ese árbol está sano y tiene madera en buen estado, o tiene zonas podridas”.

María Jesús Fúnez ha seguido con atención las labores de medición del estado de los árboles, a cargo de técnicos de Sorigué, que han utilizado para su análisis maquinaria técnica, un resistógrafo y un tomógráfo sónico. Con los equipos, han podido comprobar la resistencia de la madera de los árboles, permitiendo detectar posibles deficiencias internas del arbolado.

En primer lugar se ha utilizado la técnica del Resistógrafo, que es un método mecánico. El dispositivo tiene una aguja de penetración mediante la cual se proporciona una gráfica con la resistencia de la perforación y la fortaleza de la madera. Posteriormente, se ha utilizado el tomógrafo sónico. Perforando mínimamente la corteza se han colocado sensores a lo largo del árbol, que han permitido detectar el tamaño y la localización de zonas donde se puede determinar todos los defectos sin dañar el árbol.

Tras la explicación de los técnicos, Fúnez, ha mostrado su satisfacción por las labores de inspección del arbolado del municipio: “Esta nueva técnica nos va a permitir detectar si un árbol está en buenas o malas condiciones, nos va a garantizar hacer un balance del arbolado que tenemos en Parla y ver los riesgos a la hora de tener que talar o sustituir un árbol por otro. Hemos comenzado realizando esta técnica en colegios, que son zonas en las que hay que evitar especialmente los riesgos de caídas, y también se está haciendo en diferentes viarios del municipio”.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies