PARLA

Parla se suma a la campaña estival de la AECC para prevenir el cáncer de piel

‘El sol puede dejar una huella imborrable en tu piel’ enseña a detectar melanomas y da recomendaciones para evitar los efectos perjudiciales de los rayos solares.

CampañaPrevenciónSol♦ La concejalía de Sanidad y Salud Pública del Ayuntamiento de Parla se suma a la difusión de la campaña ‘El sol puede dejar una huella imborrable en tu piel’, con la que, con la llegada del calor, la Asociación Española de Lucha contra el Cáncer quiere recordar la importancia de proteger adecuadamente la piel del sol.

A través de esta campaña estival, la AECC quiere recordar a la población la importancia de detectar de forma precoz cualquier señal de cáncer de piel, cómo hacerlo y, sobre todo, a través de sencillas medidas, cómo prevenir los efectos perjudiciales de la luz solar.

Y es que el sol hay que tomarlo. Es la mayor fuente natural de Vitamina D, necesaria, entre otras cosas, para regular el sistema inmunitario. Hay que permitir al cuerpo que sintetice esta vitamina, pero protegiéndolo para evitar deshidratación, insolación, golpe de calor y, sobre todo, manchas en la piel que lejos de ser sólo un defecto estético, pueden derivar en un cáncer.

Así, a través de la Campaña ‘El sol puede dejar una huella imborrable en tu piel’, la AECC informa que es muy fácil detectar cualquier alteración producida en la piel por un exceso o incorrecta toma de rayos solares. Para ello, se usa la llamada ‘Regla ABCDE’.

A de Asimetría. Los lunares son redondos y simétricos, mientras que los melanomas son Asimétricos en su inicio.
B de Borde: Los lunares tienen bordes regulares, mientras que la mayoría de melanomas iniciales los tienen irregulares, haciendo ondas.
C de Color. Los lunares son marrones claros u oscuros, siempre homogéneos. Mientras que los melanomas iniciales no lo son, presentan varios tonos, marrón, rojizo o negruzco.
D de Diámetro. Los lunares miden menos de 6 milímetros. Y los melanomas tienen un diámetro mayor.
E de Evolución. Los melanomas crecen y varían de aspecto.

Estos son los signos de alerta, que se deben buscar periódicamente examinando el cuerpo y el cuero cabelludo con ayuda de espejos. Mucho más, si aparecen manchas rojizas que pueden descamarse o sangrar, úlceras que no cicatrizan o prominencias redondeadas en la piel.

Tomar el sol, sí, pero evitando sus daños. Para ello, la Asociación Española de Lucha contra el Cáncer ofrece estas 6 recomendaciones:

Bebe agua con frecuencia. Una piel bien hidratada también te cuida frente a los rayos solares.
Recuerda protegerte cuando realices una actividad al aire libre.
Las cremas con un nivel de protección alto son las últimas que te resguardan de los rayos más peligrosos. ¡Aplícalas después de cada baño y reponlas cada 2 horas!
Utiliza sombrillas, sombreros, gorras, camisetas, cuando te expongas directamente al sol.
Recuerda buscar una buena sombra entre las 12.00 y las 16.00 horas.
Evita permanecer al sol mucho tiempo y protege también tus ojos con gafas de sol.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
1 Comentario

1 Comment

  1. Ignacio

    9 Junio, 2015 at 08:36

    Consejos y más para tomar el sol con seguridad

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies