RINCÓN DEL BUTARQUE

Pensamiento y humanidades

Si uno repasa la historia del pensamiento o de los pensadores (salvo en la ciencia y la mecánica), no hemos avanzado mucho en las humanidades y humanidad de la especie humana, Desde Platón, pasando por Juvenal, hasta nuestros poetas y escritores más célebres todos han clamado contra la injusticia y su iniquidad, y ninguno cambió el rumbo del mundo un ápice. Sus escritos nos sirven para aprender y analizar la vida, ¿pero las ponemos en práctica colectivamente? ¡No!

A veces me pregunto si todo el pensamiento, toda fuente de filosofía se ha sembrado en un erial, como dice un poema de Bécquer, que las flores que tocaba se marchitaban, con referencia a las mujeres, dicen que el poeta del amor nunca lo halló, por no ser correspondido.

Los poetas, como lo fueron, Cervantes, Lorca, Pablo Neruda, Borges y el citado Juvenal, se sumergían en ocasiones en la hipálage aprendiendo del poeta de Aquino, les encantaba a los dos últimos este recurso retorico, dicen que: consiste en atribuir a un sustantivo una cualidad o acción propia de otro sustantivo cercano en el mismo texto.Y que ayer nos recordaba Raúl del Pozo en su columna de “El Mundo”: “Los árboles cantan y los ruiseñores florecen”

Lorca escribía: “El débil trino amarillo del canario”

¿Y si el capítulo VIII de la Primera Parte “la lucha contra los molinos de viento” que creyó gigantes, llevara ese recurso retórico de la hipálage? Cervantes cita 90 veces a Juvenal en sus obras, ¿pudo jugar con el lector a una comprensión distinta? Lo hubieran adivinado los cervantinos, pero queda la duda, porque toda la literatura muestra una duda sumergida, nunca debe ser una pura certeza como es la información fidedigna en prensa.

El mundo del pensamiento está en las bibliotecas cogiendo polvo, y en ocasiones, los lectores no sabemos rumiarlo debidamente. Tenemos más universitarios que nunca, tenemos técnicos, profesionales de todas las especialidades existentes, pero en general, nunca en lo particular; porque somos una sociedad de individualidades y escaso pensamiento colectivo.

Jamás debemos ser alienados de un pensamiento o ideal, pero si tener el pensamiento general de lo esencial, extraído de los siglos, como la libertad, la igualdad y la solidaridad con nuestros semejantes, que es o debiera de ser, el fundamento de la sensibilidad social como pensamiento básico de partida.

Pero hay ejemplos de artistas en todas las ramas de la cultura, que carecen de esa sensibilidad en ese mundo del que forman parte, y convierten su arte en un objeto mercantil más que un arte cultural, y es, cuando surge el Dios dinerario, olvidando por comodidad o bienestar, esas ramas culturales que incluimos en las citadas humanidades.

Hasta tenemos gobiernos que pretenden anular las humanidades de la enseñanza, y la filosofía da sabios que malviven sin salida laboral, el dinero lo mueve todo, es ese “Dios poderoso que no tiene templo” que reitero que decía Juvenal en sus sátiras en el siglo I de nuestra era.

Decía: “Hay muchos poetas pedantes; pero el mejor tema es la corrupción que campa por el mundo y produce una natural indignación al compararla con las costumbres de los antepasados. El dinero es el Dios más poderoso, pero no tiene templo.

La literatura está en decadencia porque las costumbres que reflejan están en decadencia. El único éxito lo granjea solo la adulación al emperador”.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies