DESDE LA DOBLE A

¿Por cuánto tiempo esperaremos el desenlace del “por cuánto?

oliva

 

Ya no hay vía de escape. No hay excusa posible que presentar. Laura Oliva, la irregular (así lo dice una sentencia) directora general de Coordinación Jurídica, no tiene paños calientes para su “por cuánto”. Esta pregunta la lanzó Oliva un 29 de enero de 2015 al mismo tiempo que se aprobaba (de aquella manera) la segunda fase de Legatec. Cinco ediles socialistas se abstuvieron posibilitando que este punto saliese adelante. El PSOE suscribió un acuerdo con los trabajadores de CocaCola prometiendo que no actuarían así, al menos, en esa legislatura. Más allá de directrices del PSM, que también pedía explícitamente el vota en contra, lo suscribió con su secretario general de Leganés como máximo adalid y exponente (se llama Santiago y se apellida Llorente). Acuerdo que, expuestos los hechos, no fue cumplido y, por tanto, se traicionó a estos trabajadores.

En este contexto, la señora Oliva debió de dudar de sus cinco compañeros que se pasaron por la S (de socialista) y la O (de obrero) la palabra dada de su grupo y desatendieron a la disciplina de voto. No se fiaría y espolvoreó, a través de tuiter, que “la pregunta hoy no es por qué, es por cuánto”. Por el “por cuánto” se entienden cantidades (cantidades de aceitunas, de olivas, de aceite…). Sin embargo, y seamos claro, por cantidades, especialmente, se infiere que hablamos de parné.

Sin duda alguna, una afirmación, la de Oliva, grave. Muy grave. Ponía en seria duda la honestidad de camaradas de partido. Y eso no es ningún juego. Pedro Atienza, delegado de Hacienda, negaba, de manera rotunda, que ningún concejal socialista se llevase dinero alguno.

En febrero, en la Comisión de investigación de Legatec, le preguntaron por este tuit. Ella casi se sorprendió. Igual, Oliva se creyó que le iban a preguntar por la cría del jilguero o que iban filosofar sobre la teoría crítica de la Escuela de Frankfurt. No. Seamos (otra vez más) serios. Si lanzas un tuit de tamaña incógnita y magnitud pues te van a preguntar por él. Claro. Pues ella casi ofendida. No atendió, ni quiso atender a esa pregunta. Se la hicieron en varias ocasiones. Ella resistía y se reía (al mismo tiempo) de los vecinos. Vecinos que le pagamos un sueldazo mayor a 50.000 euros anuales, que se sigue calzando a pesar de que su nombramiento sea irregular.

Adoptó el gusto de la tauromaquia, del que hacen gala el acalde y su polémico y controvertido concejal de Cultura, y empezó a torear. Toreó a todos los presentes en la sala. No hizo otra cosa. Tuvo la desfachatez de decir que “un tuit es un tuit”. Oliva, Rajoy dijo que “un vaso es un vaso y un plato es un plato”. Piénsate si estás en el color correcto.

Pero, este periodista fue el único que le consiguió sonsacar sus verdaderas intenciones. A través de tuiter, como ya publiqué en exclusiva, a mí sí me reconoció que eso lo preguntó por el tema Legatec. Eso sí, ella se encargó de borrar ese tuit. Pero, en mi cuenta sigue y, además, lo capturé. Como dicen por ahí, mucho miedo y poca vergüenza.

Ahora que está claro que el “por cuánto” sí va por Legatec, la pregunta es: ¿por cuánto tiempo esperaremos el desenlace del “por cuánto? A mí, me gustaría que ni un segundo más. Ya está bien de esconderse, hay que afrontar la realidad. Oliva tiene dos posibles salidas. Bien nos dice las cantidades (cuando se lanzan afirmaciones así hay que tener probado todo al máximo), bien reconoce que se pasó de frenada (por tanto, se pudo incluso injuriar) y que acepte las consecuencias.

Si se enhebra más de 50.000 euros públicos (con la característica, para más inri, de ser nombrada de forma irregular) que dé la cara. A los políticos, en la Comisión, los pudo torear. A la prueba irrefutable que yo aporto, no. También, me gustaría que, por parte de la Oposición, haya acción. Que pidan responsabilidades. Que actúen y no se queden en la crítica política, como en otras ocasiones de anteriores legislaturas.

También le corresponde coger a Llorente este toro por los cuernos. Un inciso; alcalde, lo de coger el toro por los cuernos es una metáfora en este texto, no hace falta otros 26.000 euros para nada. Para nada innecesario como esa corrida de abril.

Bien, rebus sic stantibus, no hay escapatoria. Queremos el desenlace del “por cuánto”. Y lo queremos ya. Oliva, ¿hubo pasta o se te calentó la lengua? Queremos saberlo, queremos que nos lo aclares. Tu tuit lo borraste, pero esta exclusiva de la prueba es perenne.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies