CULTURA

La Feria del Libro y el ‘Homo Libri’

cultureate-largo

Una forma alternativa de ver la cultura


 

feria-libro

 

♦ Una vez más llega el evento literario más importante del año. Libros, libreros, autores y, sobre todo, muchos lectores vuelven a llenar El Retiro de páginas e historias. Ayer, día 29 de mayo, la reina Sofía inauguró la 74º edición de la Feria del Libro de Madrid, que viene cargada de promesas. Y  lo hace, a pesar de que en este país nadie lee, porque este año las expectativas son buenas. Lo dicen los expertos, las editoriales, que tienen en cuenta los números de San Jordi. Será verdad. Nosotros no vamos a hablar de dinero, que es de mala educación, vamos a hablar de experiencias…

 La Feria del Libro de Madrid es una cita obligada cada año si eres de esos que devoran libros como si de una lima se tratase. Si eres de los que que va leyendo por la calle y se ha chocado con algún que otro transeúnte. Un lugar para los lectores.  Es cierto, que también acuden los lectores circunstanciales que cogen el bestseller de turno. Pero, y sin ánimo de ofender a nadie, eso no son lectores. Que sí, que salvan los números, llenan las listas de los más vendidos y todo eso. Pero ser lector es otra cosa. Un lector (homo libri) es un ser humano especial, alguien que se alimenta de la literatura, que duerme en los mundos impresos, que huele la tinta y el papel y le parecen el más bello de los perfumes. Un lector no puede dejar en casa su libro, o su e-book, o su móvil. Porque a un lector le da igual el formato, mientras pueda soñar.

Un lector llega a la Feria del Libro y es transportado a la versión más maravillosa de los cielos de todas las mitologías. Recorre el Paseo de Coches bajo un Sol abrasador o una lluvia inclemente, y  está feliz de compartir, con otros como él, la magia de la Feria un año más.

Para un lector, tres horas esperando para que le firme su autor no son tres horas. Son tres preliminares para llevarse su obra estampada. Para un lector, ir de arriba abajo por la Feria no es agotador, es un éxtasis. Para un lector, la Feria es afortunadamente, solo una vez al año.

La Feria, a parte de un mercadillo de libros con descuentos especiales, es un lugar donde encontrarte con algunos de tus héroes. Un lugar fantástico para los pequeños, que pueden ver a Mortadelo, a Gerónimo Stilton… Y, para niños y mayores, el lugar donde se juntan todos tus autores favoritos. Desde escritoresque lo visitan cada año como Jordi Sierra i Fabra, Julio Llamazares, Julia Navarro, Matilde Asensi…, a autores internacionales que no se han perdido esta cita como Ken Follet, Neil Gaiman, Camilla Läckberg, Andrzej Sapkowski -que vuelve este año- y muchos otros. Además, un lugar donde reencontrarse con amigos a los que solo ves aquí o con autores a los que tienes el gusto de llamar amigos.

Mucha gente no entiende que quieras tener un libro firmado. Esos, no pertenecen a la raza del homo libri, que entiende que una novela, un libro de poemas, un cómic, tocado por su autor pasa a convertirse en uno de los tesoros más grandes del planeta. A lo mejor no vale nada, pero para el lector eso lo hace especial, único.

Os invito a todos a disfrutar de esta nueva edición de la Feria del Libro. Si queréis encontrarme, probablemente esté leyendo bajo un árbol del Retiro, espiado por algún pájaro y alguna ardilla despistada, parte también, de la magia de la Feria.

 

bonus-track

► Leones de Bagdad (Brian K Vaughan y Niko Henrichon). Una fábula cuyos protagonistas son los cuatro leones que escaparon del zoo de Bagdad tras los bombardeos de Estados Unidos en el 2003. Su lucha por sobrevivir, sus penurias se convierten en una metáfora de lo que la población civil tuvo que sufrir durante el conflicto. Otra idea es la de la Libertad. ¿Se puede conceder o se tiene que ganar? Los leones cobran vida, respiran, sienten y, aunque no dejan de ser animales, se les concede cierta humanidad introduciendo en sus caras gestos y expresiones humanas.

► DLC Quest. Primero de todo hay que explicar qué es un DLC. DLC, o contenido descargable, es una parte de un juego -presente en él, pero bloqueada- a la que se accede con un código nuevo que se compra por separado. En teoría, debería incluir contenidos extra, niveles, personajes desbloqueables… que hagan el juego más completo y atractivo. En la práctica es una forma que tienen las compañías de sacar más dinero tras vender el juego original, mutilado y desmenuzado. Algunos DLC son tan interesantes como cambios de ropa o no aportan nada nuevo. Esto es lo que critica el videojuego DLC Quest, un juego de plataformas y aventura en el que el protagonista tiene que salvar a la princesa. Fácil, ¿no? Para ello tendrá que recoger monedas y gastarlas… en DLC. Sin comprar armas, el doble salto y otras habilidades no podrá avanzar ni rescatar a su amada. Un juego divertido,bastante corto pero que si intentas completar, te puede llevar unas pocas horas más.


 

 

Por Ángel G Ropero (Raven Stalk)
@raven_stalk
Literatura y Periodismo: http://angelravenstalk.wordpress.com
Galería Flickr: http://www.flickr.com/photos/ravenstalk/

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies