DESDE LA DOBLE A

Reflexiones sobre la Comunicación Corporativa e Institucional

felicidad

 

♦ Un mundo apasionante desde luego. Los entresijos de la comunicación son fascinantes. El oficio de la Comunicación Corporativa, tan de moda últimamente, requiere muchas habilidades y saber hacer. Pero, un buen saber hacer. Es decir, que como en cualquier otra profesión la ética esté contemplada y asegurada.

Llevar la comunicación de una empresa, o de varias, permite a una agencia de comunicación y a los que en ella trabajan vivir de lo que les apasiona. Son sus clientes, con sus diversos perfiles. Hasta ahí, todo normal. Pero, se abre un debate cuando el cliente no tiene ética o hace caso omiso a la justicia de un país.

Me estoy refiriendo al Caso Coca Cola. El mes pasado, el Supremo ratificó a la Audiencia Nacional en la nulidad del ERE. Los Espartanos, como ya son conocidos los trabajadores y trabajadoras de la planta de Fuenlabrada, llevan más de un año de intensa lucha por sus puestos de trabajo.

En España, quien lleva la comunicación de Coca Cola es una de las firmas más prestigiosas en esta materia, la agencia Llorente &Cuenca. La compañía que dice dar la felicidad o la chispa de la vida despidió a mil trabajadores con sus familias, hizo un ERE ilegal, tiene millones de beneficios, se saltó lo que dictó la Audiencia Nacional en junio de 2014 y una de las cosas más graves: violó un derecho fundamental de los trabajadores como el de hacer huelga. Algo increíble en nuestro siglo. Todo, esto se lo amparó el gobierno regional y nacional del Partido Popular quien lejos de apoyar al obrero se ladeó hacia la patronal.

Pero, retomando, ¿es ético lo que hace LLorente &Cuenca? ¿Es ético hacer comunicación a una compañía que ha provocado el mayor conflicto sociolaboral de nuestro país en los últimos tiempos? ¿Es ético hacer comunicación a una compañía que viola derechos fundamentales? ¿Todo vale por tener un cliente más y ganar (más) dinero? NO, claramente, no.

La firma Llorente&Cuenca queda desprestigiada totalmente. Sus principales trabajadores dan clase en los máster de comunicación de este país, pero de ética no podrán hablar. No se puede, a través de la comunicación, defender a un cliente que hace estas cosas como Coca Cola. No se puede apoyar a quien desoye a la justicia, no se puede desde una agencia de comunicación maltratar a obreros y lastimar la Democracia.

Su lucha sigue, esta agencia, y en este caso la comunicación corporativa es un enemigo más para estos estos Espartanos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies