OPINIÓN

Reina el desgobierno

reina-el-desgobierno

♦ Cataluña vuelve a ser protagonista después del adelanto electoral anunciado por Artur Mas y dirigido por Oriol Junqueras. Así pues, el “proceso” sigue su camino: todo por la independencia. Aunque ésta sea perjudicial para los catalanes y probablemente empobrezca aún más a miles de familias, la llamada al sentimiento no cesa en un Ejecutivo desocupado hace ya mucho tiempo de los verdaderos problemas que afectan a sus conciudadanos y obcecado en levantar conflictos innecesarios entre los suyos.

Tras la farsa del pasado 9 de noviembre, donde la opción independentista obtuvo menos del 30% de apoyo, preparan ahora esta especie de elecciones plebiscitarias que, de cumplirse lo que adelantan todas las encuestas, condenaría a cenizas a CiU y elevaría a los altares a los radicales de ERC, aunque la coalición que forman ambos se quedaría lejos de la mayoría absoluta. Mas firma su propia muerte política y condena a la debacle a su partido –es normal que Duran i Lleida quiera emigrar de ahí–, cuya sede está embargada por corrupción, el líder histórico se halla contra las cuerdas y donde la ética en la política es algo antitético.

La realidad es que Mas, en ese intento por conseguir entrar en la Historia para convertirse en un mito del provincialismo más rancio, ha demostrado ser un mal estratega. Ha confiado todas sus competencias a las gracietas de la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural y, de esta manera, ha visto reducido su papel. Mas actualmente navega contra la marea para conseguir que su lista sea la más votada y basa su meta en observar los efectos que dejan las elecciones autonómicas y municipales de mayo.

Cataluña naufraga ante el absurdo de un sueño alimentado desde 2012 y que puede acabar en una grave y apoteósica frustración. Tal sainete sólo queda reservado para los hermanos Álvarez Quintero, en una tierra donde todos han jugado a ser “honorables” mientras se llevaban los maletines llenos de billetes a Andorra y Suiza. Una falta de respeto hacia millones de catalanes que perciben la falta de pudor de una clase política sinvergüenza que se dedica a aumentar su patrimonio a través del engaño y la manipulación mientras se cierran hospitales y se prohíbe por ley divina educar en castellano.

Las del 27 de septiembre de este año serán las terceras elecciones autonómicas en Cataluña en cinco años. Bien reflejado queda la ineptitud de Mas, la inestabilidad de su equipo con Junqueras y el fracaso propio del separatismo. Bendita independencia que sirve para echar una cortina de humo, porque desde luego que en Cataluña lo que reina es el desgobierno. Y muchos lo saben, pero prefieren ser sumisos y optar por la corrección política, callarse por los eternos complejos frente a los nacionalismos. Así nos va.

 

carlos-higueras     Por Carlos Higueras Carrasco

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
2 Comentarios

2 Comments

  1. Punto

    23 Enero, 2015 at 22:34

    Da gusto leer opiniones que además de certeras son lúcidas. Muy bueno su comentario.

  2. Clip

    24 Enero, 2015 at 00:40

    Creo que “el proceso” todavía no ha empazado. Pero muchos esperamos que el hijo adoptivo de Pujol pronto se presente ante el juez y comience.

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies