GETAFE

Sara Hernández se postula como nueva ‘alcaldesa ausente’ de Getafe

sara,-lucas-y-robles

Sara Hernández interviene ante David Lucas y Manuel Robles

 

La primera edila de Getafe lidera, con Manuel Robles y David Lucas, el triunvirato del sur que quiere gobernar el PSM

El padre político de Sara Hernández, Pedro Castro, y su mentor contra la tiranía paterna, el defenestrado Tomás Gómez, se unen a su contrincante Juan Segovia


 

♦ El Partido Socialista de Madrid (PSM) ha proclamado este lunes a los dos candidatos para la Secretaría General del partido, —la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, y el diputado regional Juan Segovia, después de que hayan logrado los avales necesarios para participar en las elecciones primarias del 26 de julio.

La Comisión Federal de Garantías del PSOE se encargó de verificar los apoyos recibidos por los dos aspirantes hasta las 20 horas del pasado viernes. Sara Hernández ha recolectado 4.483 avales válidos y Juan Segovia 2.775, algo menos de lo que ambos habían comunicado inicialmente. El número de avales exigido para ser candidato era de 1.545, un 10 % de los cerca de 15.000 militantes con los que cuenta el PSM en la Comunidad de Madrid.

El nuevo líder, o lideresa, de los socialistas madrileños se proclamará el 31 de julio, día del congreso regional extraordinario en el que los delegados elegirán a los órganos de dirección del partido, entre ellos la Comisión Ejecutiva Regional y la Comisión Regional de Garantías.

Sara Hernández, alcaldesa tras el pacto con Ahora Getafe, se ha postulado para la Secretaría General del PSM, animada por el ‘aparato’ socialista como la candidata oficial y favorita de Pedro Sánchez para controlar una de las federaciones más díscolas de la estructura nacional del PSOE. En el equipo organizado alrededor de Sara Hernández destacan el Alcalde de Fuenlabrada, Manuel Robles, —aprovechado como prestigioso maestro de nuevos alcaldes socialistas—, que podría convertirse en el nuevo Presidente del PSM y otro viejo conocido de Getafe,el exconcejal y actual alcalde de Móstoles, David Lucas, que ocupa un lugar preponderante en la dirección política que se quiere imponer en la Federación Madrileña.

El cargo de primera edila en el Ayuntamiento de Getafe supone un cierto handicap en su carrera política fuera del municipio. De resultar elegida, Sara Hernández se convertiría en la nueva ‘alcaldesa ausente’, un concepto que ella misma y sus correligionarios han criticado hasta el desánimo con Juan Soler cuando ejercía como Alcalde y como diputado a la vez. El otro inconveniente o traba, más para el partido que para ella, es que como ya pasó con Tomás Gómez estará fuera del ámbito regional para discutir de política y de gestión con los líderes del resto de partido. Que el jefe de los socialistas madrileños no forme parte de la Asamblea de Madrid es un problema de primer orden. Al menos, siendo Alcaldesa, no se perderá en lo etéreo de la nada. Los que perderán son los vecinos de Getafe que verán como su Alcaldesa dedica una buena parte de su tiempo a cuestiones de partido. ¿Será una Alcaldesa a media jornada o, finalmente, dejará la alcaldía?

Después de asentarse como la «candidata de Ferraz» -es miembro de la comisión gestora que se montó a tras el cese fulminante y poco democrático de Tomás Gómez-, Sara Hernández se ha definido como una «compañera más, una militante del PSOE de Getafe, que va a dar un paso adelante valiente, pero no personal sino colectivo para actualizar el partido».

Su contrincante, Juan Segovia, cuenta con la ventaja de que, además de Secretario General de la Agrupación Socialistas de Fuencarral, es diputado regional. En el poco probable caso de ganar la batalla a Sara Hernández, estaría en el lugar adecuado (la Asamblea de Madrid) pero con un problema llamado Gabilondo; se daría el caso de que el Secretario General de los Socialistas Madrileños tendría de ‘jefe’ en la Asamblea a una persona no afiliada. Menudo embrollo. Lo más probable es que Ángel Gabilondo acabara dejando su fugaz carrera en la Asamblea de Madrid.

Juan Segovia, a pesar de no ser el candidato ‘oficialista’, —y gracias a ello, se supone, cuenta con el aval de notables del PSOE que se han rebelado contra la designación de Pedro Sánchez. Entre los que apoyan a Segovia están los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, el exsecretario general de la OTAN, Javier Solana, la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, Eduardo Madina, Cristina Narbona, Juan Barranco, Matilde Fernández y una larga nómina de figuras del socialismo español. Lo que iba a ser un paseo, sin resistencia, para las tropas de Pedro Sánchez ha derivado en una dura batalla por el control del socialismo madrileño.

Además de los pesos pesados del PSOE, —valga la feísima cacofonía de la pe y la ese— a la candidatura de Juan Segovia se han unido las víctimas y afectados por la ‘traiciones’ de la Secretaria General de los socialistas getafenses y reluciente Alcaldesa en minoría. Hasta ahí han llegado, cada uno por caminos distintos y a veces enfrentados, el que fuera padre político, Pedro Castro Vázquez, y su mentor, —gracias a él derrotó al anterior—, el defenestrado Tomás Gómez. ¡Que se prepare Pedro Sánchez! Nadie sabe a dónde puede llegar esta mujer.

Segovia ha afirmado no está «muy de acuerdo con la convocatoria de la consulta en pleno verano», con que se pretenda imponer desde Ferraz a una Secretaria General ni con que sean los alcaldes los que lideren el partido, en referencia a la propia Sara Hernández y a sus colegas los primeros ediles de Fuenlabrada y Móstoles. El diputado regional no tiene intención de renunciar a su escaño en la Asamblea de Madrid en caso de resultar elegido secretario general del PSM, ya que considera que la Secretaría General es «compatible con la actividad de diputado regional, no así con la de un alcalde».

Además, no considera un problema sentarse en la Asamblea como secretario general del PSM con el portavoz del Grupo Socialista, Ángel Gabilondo, ya que ha asegurado que en cualquier caso habrá una ‘bicefalia’, ya que el exministro de Educación no es militante y no va a ser secretario general.

Sara Hernández también ha manifestado que, en el caso de resultar elegida, no abandonará su cargo «puesto que ella es la alcaldesa de Getafe «porque así lo han querido los vecinos». Otra cosa es que los vecinos quieran que sea, además, Secretaria General. Hernández cree en la compatibilidad de ambas cosas y ha respondido a Segovia que ambos son cargos institucionales.

 


 

Pedro Castro y su esquiva ahijada

El ex alcalde de Getafe y expresidente de la Federación Española de Municipios, Pedro Castro, no solo se ha alineado con Juan Segovia en la pelea del diputado con Sara Hernández por la Secretaría General del PSM, sino que ha pasado al ataque contra su otrora pupila. Castro ha anunciado que en breve, —en medio de las elecciones primarias—, presentará un escrito al Juzgado que lleva el Caso Aparcamiento, como una estocada al pasado, pidiendo su desimputación. Esgrime Castro, y con razon, que él no presidió la Junta de Gobierno que adjudicó el aparcamiento a una cooperativa dirigida por el marido, por el padre y por la madre de la entonces concejala de Obras y amimga de Sara Hernández, Cristina González. La Junta estuvo presidida por la actual alcaldesa, aunque en el Juzgado parece que no se enteraron nunca de tal extremo. El ‘cabreo’ de Castro con su esquiva hija política, pone al PSOE en el riesgo de tener una Alcaldesa y Secretaria General del PSM imputada; y acabada. O, como mal menor, ubicarla moralmente, en una posición inadecuada para defender la ‘ética socialista’.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies