CULTURÉATE

Sense8, la nueva serie de Netflix: un alegato por la diversidad desde la ciencia ficción

 

 

 

 

 

 

 

 

cultureate-largo

Una forma alternativa de ver la cultura


 

sense-1

 

Hace unos días, el 8 de agosto, se confirmó la segunda temporada de Sense8, la primera serie de ciencia ficción de Netflix. Y eso es una gran noticia, pues tanto Netflix como los espectadores necesitamos más series del estilo.

sense-verticalEmpecemos por lo básico. Una mujer muere y ocho personas a lo largo del globo lo sienten y descubren que están conectados. Poco a poco, porque primero piensan que sufren alucinaciones, hasta que se dan cuenta de que las personas a las que ven son reales y que sus mentes están unidas. Son sensate, unos seres humanos capaces de compartir sus conocimientos, emociones, sensaciones, experiencias…

Esa es la premisa de la nueva serie de los hermanos Wachowski, las mentes detrás de la trilogía Matrix, y de J. Michael Stracinski, guionista de cómics y creador de la serie de ciencia ficción Babylon 5.

Estos sensate no son superhumanos, ni se cayeron en una marmita de residuos gamma ni nada similar. Simplemente, nacieron con esta habilidad. Pero, por lo demás, son muy normales: sufren, aman, se meten en líos… Lo único que les hace diferentes es esa conexión que hace que se puedan ayudar o hablar aunque cada uno esté en un punto del mundo. Por ejemplo, cuando Capheus (el conductor de autobús de Nairobi) tuvo problemas, Sun (la ejecutiva surcoreana) le ayudó “prestándole” sus conocimientos de artes marciales. Pero esto no queda aquí, pues cuando uno de ellos sufre dolor -físico o no- o una emoción muy fuerte, alguno de los otros lo pueden llegar a sentir de modo que son uno.

Pero como toda persona que se sale de lo común, los sensate no son bien recibidos. Y, aunque son invisibles para el resto del mundo, hay unas personas muy interesadas en encontrarles con intereses aparentemente oscuros.

 

sense-2

 

Los personajes son muy diferentes, lo que hace la serie una rara avis en el mundo de la ficción. Por un lado tenemos a Sun, la hija de un magnate surcoreano y experta en artes marciales. Además, Capheus, del que también hemos hablado antes que vive con su madre y conduce la Van Damm (un microbus pintado con imágenes de Van Damm, al que admira). Riley, una joven DJ islandesa que vive en Londres. Wolfgang, un mafioso alemán, fanático de Conan. Lito, un actor mexicano de telenovelas, experto en mentir y que oculta un secreto que puede acabar con su carrera. Nomi, una hacker que habita en San Francisco. Kala, una científica hindú que vive en Mumbai. Y Will, el personaje más clásico, un policía de Chicago.

Entre las cosas más destacadas, dejando de lado el sexo que Netflix está usando como reclamo en varias de sus producciones, está la clara sensibilidad LGTB de esta serie. Ya desde la cabecera en la que aparecen escenas del día del Orgullo Gay, parejas gay… hasta algunos de los personajes, que entrarían dentro de esta categoría. Sin desvelar nada porque es parte de la trama, en esta serie hay dos parejas LGTB, lo que le da una diversidad sin precedentes. Si a eso le unimos el hecho de que solo hay dos personajes que llamaríamos “wasp” (white, anglosaxon protestant) que es, o era, la población mayoritaria en Estados Unidos, no se puede encontrar una serie que esté más concienciada con la diversidad. Lo mejor es la forma correcta de tratar a los personajes que, a pesar de pertenecer a minorías, no se presentan estereotipados ni ridiculizados. Cabe destacar, y no lo haría si no tuviera relación con los personajes, que uno de los hermanos Wachowski, que nació hombre, se sometió a un cambio de sexo y pasó a ser Lana Wachowski. Además de haber dado algún discurso sobre el colectivo, esta serie parece ser un reconocimiento a la lucha de todos aquellos LGTB que se han sentido (y todavía se sienten) discriminados y perseguidos.

 

sense-3

 

También es importante el tema de la religión, la nacionalidad y los conflictos civiles en los países. Aunque no es lo principal, sí que hay un pequeño componente de enfrentamiento entre las diferentes sociedades. El alemán no entiende la devoción a Ganesha de Kala que, a pesar de todo, no abandona su formación científica. En Nairobi las bandas controlan la ciudad por lo que la violencia es algo del día a día. En Corea del Sur, Sun es una mujer y, aunque se esfuerza, no deja de ser mucho menos que su hermano, mucho más estúpido e irresponsable.

Sense8 es una serie sobre el respeto, sobre la diversidad y sobre las diferencias de un mundo globalizado. Esa conexión mental podría sustituirese por Internet, donde personas de todo el mundo pueden comunicarse sin importar sus diferencias o las fronteras. Si algo enseña Sense8, y enseña un par de cosas, es que las diferencias no importan. Da igual que seas una farmacéutica de Mumbai o un actor mexicano, tus problemas no son tan diferentes y, puedes encontrar el consuelo, en otra persona que se siente como tú.

Para mí, el final de la temporada tuvo algo de decepcionante. Aunque fuera un gran final, falló al ser demasiado convencional con un -todo esto entre comillas- héroe rescatando a la princesa. Aunque no sería Sense8 si no llevaran esto a otro nivel, con grandes momentos con un poco de guerra de sexos (ay, el Porsche, ya lo entenderéis cuando la veáis) y un final en el que se cambian las tornas.

Comentar también que todas las escenas fueron rodadas en las localizaciones reales, por lo que tuvieron que viajar a Reikiavik, Mumbai, San Francisco, Nairobi… lo que llevó a rodar las mismas escenas varias veces (de nuevo, lo entenderéis cuando la veáis).

Como conclusión final, pienso que es una historia sobre el amor y la identidad. Nos encontramos ante ocho personas conectadas, personas que pierden, que comparten, que sufren y lloran, pero también que tienen sexo, se drogan, disfrutan, ríen…  La conclusión de la serie es que da igual lo diferente que seas o las fronteras que nos separen. Todos somos iguales y queremos lo mismo.

 

bonus-track

► Y pese a todo, de Juan de Dios Garduño. Novela de terror sobre un mundo post-apocalíptico, devastado por las guerras. Reeditado por Stella Maris, el viernes 14 se estrena la adaptación de esta novela al cine Extinction, dirigida por Miguel Ángel Vivas (Secuestrados) y protagonizado por Mathew Fox (Perdidos), Jeffrey Donnovan (Crossing Jordan) y Clara Lago (Ocho apellidos vascos). Dos hombres (Peter y Patrick) y la hija del primero son los últimos habitantes de un pequeño pueblo llamado Bangor, que está bajo un manto interminable de nieve, y se odian. Pero además de a ese odio tendrán que enfrentarse a unos visitantes inesperados.

► Brothers: A tale of two sons. Dos hermanos se lanzan a la aventura para buscar un elixir con el que salvar la vida de su padre, gravemente enfermo. Así comienza el videojuego Brothers, donde tenemos que controlar a los dos hermanos a la vez para avanzar por un mundo lleno de peligros, animales fantásticos, mundos de cuento… Un final dramático a la altura del resto de juego y una banda sonora espectacular que remarca los momentos más emocionantes. El diseño de personajes y de niveles es de cuento.


 

 

Por Ángel G Ropero

Periodista, vecino y lector.

El Bunker Z  

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies