OPINIÓN

Silverio Lanza

 

silverio

Muchos lectores conocen mejor que yo la obra de Silverio, pero es necesario recordarlo.

Se asoma uno a esa Capital de Sur llamada Getafe, quizás por esa invitación tácita de Juan M. Alcalá, que sin decirlo me invita a leer a Silverio Lanza, que nacido en Madrid, quizás se refugió en Getafe y allí cuenta Juan M. que, recibía la visita de los grandes ilustres de las letras desde Azorín a Pío Baroja finalizando por Ramón Gómez de la Serna.

Visitaba Leganés, quizás para caminar y degustar un café. Tengo que explorar en la obra de éste hombre, entre “Los gusanos” y “La rendición de Santiago”

Juan Alonso Resalt, —cronista de Leganés,— me habló de él una tarde en el ferial. ¿Qué le haría a un marino dejar la bailante marejada, para acogerse en éste Getafe, que como Leganés, en parte es la Mancha madrileña?

El himno de Leganés dice “acogidos al amparo” pero en Leganés no se acoge a nadie, es la gente la que hace grande a la ciudad y la que acoge a la ciudad y la mantiene, en la medida de sus posibilidades impositivas.

Getafe,—cuenta Juan Manuel Alcalá en su Getafe Capital del Sur *—  le puso el nombre de Silverio Lanza a una calle y a un Instituto.

En parte este hombre predecesor de la “Generación del 98” no quería que se publicaran sus escritos, ni que una ciudad pueblerina en 1912, le hiciera un gran funeral, ni siquiera hijo predilecto.

Hombres de esta talla, por compleja que sea su obra, le dan una gran dimensión cultural a la vecina ciudad, donde a pesar de visitar el casino y la gran iglesia getafense, con su palabra escrita se enfrentaba a todo aquello de lo que participaba y le rodeaba.

Aprendamos de él, porque nunca un vecino tan próximo, dejó un aliento tan profundo en esta planicie aún cortijera.

Vivió en aquel pálido sol como la Luna desde la Reina Isabel II, la restauración, Cánovas y Sagasta, antes de alumbrar España a los poetas sociales, moría cuando se empezaba a gestar en el vientre materno Miguel Hernández.

La España de “Misericordia y Marianela” que Galdós le pudo inyectar en vena. La España que aún nos quieren vender y hoy nos imponen, con Ley Mordaza, reformas laborales, desahucios, donde contradiciendo el Art. 35 de la Carta Magna, no hay salarios dignos con los que atender las necesidades básicas de muchas familias y que el Art. 128 queda abortado por el 135, y estamos arrodillados ante esa oligarquía que nos exprime como a un limón.

Nos hace falta un Silverio, no en cada pueblo, en cada metro.

Art. 128.“Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general”

/ JOSMAN

—————————————————-

 Artículo completo en el libro Crónica de un viaje al ayer, de Juan M. Alcalá: Cerrando el círculo sobre los papeles de Silverio Lanza.  Se puede descargar en PDF pinchando en el enlace (pág. 360).

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies