DESDE LA DOBLE A

Subvencionando Panem et circenses

lega-1

 

Si algo tiene el Gobierno de Santiago Llorente es que, ni en verano, deja de sorprendernos. Sin embargo, ocurre que estas sorpresas no suelen ser en el sentido más positivo del término. La última es reciente, de los días de calor que ya nos acompañan. Se trata de esa subvención pública de 2,5 millones de euros a CD Leganés. Todo un cheque en blanco a una sociedad anónima, según está lloviendo hoy en día. Los medios y, por tanto, los periodistas tenemos también la función de hacer cierta pedagogía en algunos asuntos. Conviene, en este caso, recordar los grandes problemas y necesidades que tiene esta ciudad. No en vano, como debería hacerse el cualquier aspecto, cabe recordar que mezclar no es la opción más aconsejable. Esto es, por un lado está el sentimiento hacia el club y su disfrute y por otro, las urgencias y prioridades del día a día, que están más allá del fútbol.

Nadie discute la inenarrable hazaña del ascenso a la mejor categoría futbolística de toda Europa, que ha sido posible gracias al perfecto corpus entre directiva, empleados, técnicos, jugadores y afición. Nadie discute los grandes ratos que ha hecho pasar este equipo a su hinchada y a un pueblo que se siente muy contento de este hito, que, con letras perennes, quedará en el libro de las grandes historias del club.

Sin embargo, nadie tampoco podría discutir que existen otras primacías en el debe de la ciudad que no se deben postergar. Sin duda alguna, podemos destacar la insoportable y antidemocrática tasa de desempleo de más de 15.000 parados que aguanta Leganés. Cada persona sin trabajo es un drama personal y un mar (revuelto) de emociones que es singular en cada caso. Un orgullo para la ciudad es que su equipo esté en la máxima categoría, pero el orgullo de verdad residiría en no tener tantos vecinos sin un puesto de trabajo. El CD Leganés, mejor o peor, tendrá un proyecto para la temporada que nacerá en septiembre. Las personas en desempleo a duras penas sueñan con un horizonte amable. Pero, hay otras cuestiones también donde reside el verdadero orgullo de una ciudad. Poner en marcha el lavado de cara del que precisan las plazas, ascensores para los mayores, recuperación de Solagua, la biblioteca central, más y mejores ayudas para becas… El fútbol no puede hacernos perder la verdadera perspectiva. Y el que escribe esto lleva abonado un club más de la mitad de su vida. Pero, en esta oportunidad, la razón debe ser atendida más allá de la emoción del momento.

El CD Leganés se va a embolsar la nada despreciable cifra de 40 millones de euros en concepto de derechos audiovisuales. No hacen falta muchos más argumentos para entender que esa cifra de 2,5 millones de euros públicos no debería darse. Bueno, uno más sí, la información sobre el tema brilla por su ausencia (eso para no variar los —malos— hábitos de oscurantismo de Llorente, alias “el puerta cerrada”). En la rueda de prensa, Victoria Pavón, su presidenta, con tono y faz pedigüeña alegaba que eran necesarias reformas para las instalaciones que llevaban abandonadas hace mucho tiempo. Pues, se podría haber ido haciendo poco a poco y durante las anteriores legislaturas. No está justificada esta notable inyección de peculio público para esta causa. Hay colegios o polideportivos que lo merecen mucho más. Además, es un estadio municipal, pero que sólo disfruta el Lega. A unos terceros no les dejan echar un partido una tarde. Y más datos, son, precisamente, los propios leganenses quienes costeamos la luz, agua y gas del campo de fútbol. Además, el club recibe una subvención de 362.000 euros al año mientras que no paga canon alguno y todo el resultado de la explotación publicitaria es para el propio club. Hay que ser muy cautos y medir mucho el uso del dinero de todos. Pero, es difícil con Llorente quien coge la Visa del Ayuntamiento y se va al Txistu, al Cebadero o dónde su merced escoja y con quién quiera invitar, que no lo desvela (“el puerta cerrada”).

Esto es posible gracias a una modificación presupuestaria apoyada por el PP. Leganemos, ULEG y Cs se han desmarcado. Por cierto, muchos se sorprendieron del desmarque de Egea, portavoz de la formación naranja en Leganés, por el mero hecho de que estuviera presente en la rueda de prensa. Este medio fue el que anunció, con antelación, que no se posicionaría a favor. Como es verano dejamos la receta: bastaba hablar con él.

Modificaciones presupuestarias porque la cuestión de los Presupuestos se enroca cada día más. Ahora, cinco magistrados del TSJ, por unanimidad, tumbaron el Presupuesto de 2014, aún vigente. Esto evidencia que se sacaron de manera antidemocrática e ilegal. Ninguno de los populares tendrá la dignidad de dimitir. A ellos ni el agua caliente, tan sólo la carencia de inteligencia emocional va sacando a algunos.

En suma, hay mucho que hacer y que afecta a los vecinos directamente y en su día a día que dar un cheque de todos a una sociedad anónima. Hay que sudar para pagar impuestos y deben ser gestionados con responsabilidad. No se debe adormecer a la sociedad con panem et circenses. Praxis y ayudas incondicionales de este tipo, viajes a Benidorm o corbatas regaladas están más que desfasadas, aunque tengamos un alcalde amante de la naftalina política. Menos panem et circenses y más medidas reales para los problemas de los vecinos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
2 Comentarios

2 Comments

  1. Josman.

    22 Julio, 2016 at 12:36

    Leganés ya no tiene poetas sociales, pero Adrián Argudo, conocido como la “Doble A” es un digno sucesor, aunque sea en prosa-poética.
    Yo que jamás pasé de ser un simple aprendiz, empiezo a retirarme sabiendo que queda un sucesor de lo social, de la lírica y la poesía intimista tenemos grandes poetas.
    Lo de sucesor lo digo por motivos de edad, de generación, en Leganés las grandes plumas pepineras, no salen de su ombligo y están en su derecho.
    No entiendo de periodismo, una cosa es la información y otra la opinión.
    Debe bastarnos para confirmar a ADRIÄN como un nuevo poeta social en prosa, solo con tres líneas:
    “Hay que ser muy cautos y medir mucho el uso del dinero de todos. Pero, es difícil con Llorente quien coge la Visa del Ayuntamiento y se va al Txistu, al Cebadero o dónde su merced escoja y con quién quiera invitar, que no lo desvela (“el puerta cerrada”)”

    Porque el poeta en prosa, se hace social cuando es aquello que dijeron de Sócrates, un tábano, que picotea en la piel de lo social y llega a la carne de la crítica con su opinión.

    Y esto no es un peloteo, es la verdad, aquella que decía Gandhi coincidiendo con El General Escobar en 1939, ” La Verdad es la verdad, aunque la mantenga la minoría, y esa sea solo la Doble A”

    En fin, Adrián se nos marchará, tiene calidad para volar fuera de éste Légamo leganense, pero mientras persista en el Butarque, tenemos sucesor, tenemos poeta social en prosa-poética, tenemos sucesor los aprendices aunque el sucesor ya sea un maestro.

    JOSMAN.

    • Adrián

      24 Julio, 2016 at 12:07

      Acabo de ver el comentario. Muchas gracias por estas palabras que no vienen de una valoración subjetiva de familias y amigos sino de una persona que no te conoce. Siempre es buena cualquier motivación para seguir mejorando. Gracias de nuevo y un saludo.

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies