CILUSIONADOS

¿Y si los 140.000 millones de euros estuvieran en el aire?

Estos días, cuando ya está finalizando el periodo para la presentación de los proyectos para solicitar los fondos de recuperación europeos, se está celebrando en Málaga el Foro Europeo para la Ciencia, Tecnología e Innovación, con el fin, ente otros, informar a las pequeñas y medianas empresas y prepararlas para solicitar los fondos europeos. Por primera vez un poco de información

Durante todo un año se nos ha venido sermoneando diariamente en la televisión -y dos veces al día- y culpándonos del avance de la pandemia, pero apenas se nos ha informado de estos fondos europeos, que pueden tener una importancia capital en el futuro de España y que son la prueba más evidente de que la integración europea es mucho más que pura teoría.

Mientras algunos políticos están sacando pecho esos días orgullosos de ese fondo de recuperación europeo, como si se tratase de un triunfo personal y no de un acto de solidaridad de la Unión, los interesados, las empresas desconocen lo más elemental sobre estas ayudas. Muchas de ellas, al parecer, ni siquiera saben que algunos de estos fondos, exigen la cofinanciación del 30%. Son muchos los interrogantes y las dudas que están todavía por resolver. Además de los requisitos para poder solicitar estas ayudas, que afectan directamente a las empresas, nos gustaría saber si la devolución de estos fondos nos va a suponer alguna carga a los ciudadanos y para qué se van a emplear las ayudas. Ya sabemos que una parte considerable de estos fondos no se tienen que devolver, porque se trata de subvenciones para paliar los efectos del Coronavirus, pero queremos tener la seguridad de que no se van a emplear para levantar o adecentar aeropuertos solitarios o autopistas vacías o para sufragar juergas de políticos desalmados, como ha sucedido en el pasado. Queremos saber si se van a solicitar la totalidad de que puede disponer España y, en caso de que se soliciten, si después se van a utilizar, pues gran parte de los fondos de que España ha venido disponiendo a lo largo de los últimos años ni quisiera se han utilizado.

Pero la duda más grave que nos inquieta a muchos españoles es la siguiente: ¿Tiene España la solvencia democrática que exige la Comisión Europea para poder obtener esos ciento cuarenta mil millones de euros?

Estamos ante un asunto muy grave de que apenas se hace eco la prensa de nuestro país. Estamos echando las cuentas de la lechera con los 140 mil millones del fondo de recuperación, cuando estos millones se encuentran aún en el aire. Se superará el escollo del recurso presentado ante el Tribunal constitucional alemán que está paralizando el proceso de entrega de esos fondos, no tengo la menor duda, pero el aprobado del examen de democracia que debe superar nuestro país está todavía por ver.

El escrito que 2.500 jueces españoles ha dirigido estos días a la Comisión Europa pidiendo que examine la separación de los poderes judicial y ejecutivo, por el riesgo de violación grave» del Estado de Derecho en nuestro país debido a las últimas reformas legislativas en cuanto al nombramiento de los miembros del Conejo del Poder Judiciales reflejo también de la gravedad de este asunto.En ese escrito solicitan a la Comisión Europea que adopte,entre otras medidas,la aplicación del artículo 7 del Tratado de la Unión Europea (TUE), que recoge la posibilidad de sancionar a un Estado miembro por no haber respetado los valores básicos de la Unión Europea

No culpemos, por tanto, de nada a estos jueces. Han hecho lo que en conciencia han pensado que debían hacer. Además, ¿acaso no sabe la Comisión Europea lo que está sucediendo en España? ¿Y si la UE hubiera impuesto la salida de Iglesias del Gobierno como condición previa para la concesión a España de los fondos de recuperación? ¿Y si la UE continuara sin fiarse plenamente del uso que pudieran hacer de esos fondos las autoridades españolas? ¿Y si la Comisión Europea no estuviera totalmente convencida de una verdadera separación de poderes entre el ejecutivo y el judicial en España?

¿Deben seguir eternamente en paro o en ERTE muchos trabajadores españoles, pueden quedar descolgadas de estas ayudas las empresas españolas por culpa de la desconfianza que provocan nuestros políticos? ¿No hay forma de que la Comisión Europea pueda intervenir directamente (Actualmente Bruselas está tan cerca como cualquier capital de provincia de España)y. en caso necesario,entenderse con las empresas solicitantes de los fondos?

El deber de los jueces es vigilar por el respeto del Estado de Derecho y el deber de los ciudadanos es estar vigilantes, pues los 140.000 millones están en el aire.

Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies