LEGANÉS

6.800 leganenses participan en el programa de convivencia intercultural de la Obra Social “la Caixa”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural impulsado por la Obra Social ‘la Caixa’ en colaboración con administraciones públicas, profesionales y entidades sociales, alcanza su sexto año de trabajo colaborativo en los que ha contado con la participación de más 6.800 leganenses y 515.200 personas en toda España.

El Proyecto movilizó sólo en 2015 a 21 representantes de la administración pública, 67 asociaciones y 114 profesionales en Leganés, donde cuenta con el apoyo del Ayuntamiento y de la Fundación Universidad Autónoma de Madrid (FUAM) desde 2010.

♦ El Director Corporativo del Área Social de Fundación Bancaria ‘la Caixa’, Marc Simón; el Presidente de la Fundación Cultura de Paz, Federico Mayor Zaragoza, el director científico del Proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural (Proyecto ICI), Carlos Giménez; la concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades del Ayuntamiento de Logroño, Paloma Corres; y el director general de La Rueca Asociación, Antonio Llorente, han presentado esta semana en CaixaForum Madrid un balance de los seis años del Proyecto ICI.

Juntos han escenificado la extensa red de relaciones construida por este proyecto de mejora de la convivencia intercultural, que en estos seis años ha logrado el trabajo conjunto entre la Obra Social ‘la Caixa’, administraciones públicas y asociaciones de 39 barrios, distritos y municipios de toda España. En estos territorios, caracterizados por una rica diversidad cultural, 515.200 ciudadanos participan en las actividades que se realizan de fomento de la cohesión social.

Entre ellos, se encuentran Centro, San Nicasio y Ballesteros (Leganés), donde la entidad desarrolla el Proyecto desde 2010 junto al Ayuntamiento, FUAM y 21 representantes de las administraciones públicas, 67 asociaciones y 114 profesionales.

Un ejemplo de innovación social, ahora transferible

En el año 2010, la Obra Social ‘la Caixa’ puso en marcha el Proyecto ICI partiendo de un marco conceptual y metodológico diseñado por la Universidad Autónoma de Madrid –con Carlos Giménez como director científico y un equipo asesor. El objetivo era desarrollar un modelo para la mejora de la convivencia intercultural. Ahora, tras seis años de trabajo colaborativo, se ha editado Juntos por la convivencia, una publicación que explica las claves de los excelentes resultados de los 39 procesos comunitarios. La presentación ha tenido lugar en CaixaForum Madrid ante cerca de 300 representantes de entidades públicas y privadas de los territorios donde está presente el Proyecto. Entre los asistentes, estaba Virginia Jiménez Calero, concejala del Ayuntamiento de Leganés.

El objetivo de esta colección de 5 libros, que ha tomado como referencia los territorios que iniciaron el Proyecto en 2010, ha sido sistematizar y evaluar el funcionamiento del Proyecto hasta el momento y poner en valor el conocimiento surgido del trabajo mancomunado. Además, Juntos por la convivencia quiere destacar la creación de un modelo de intervención por la convivencia validado, eficaz y configurado para ser sostenible, y que ahora ya es transferible a otras instituciones y territorios que lo deseen aplicar. Se trata de un esfuerzo colectivo por sistematizar una experiencia innovadora de intervención social preventiva que ahora puede extenderse a otros territorios que afronten retos similares de gestión de la diversidad cultural.

Un trabajo colaborativo para la cohesión social

Esta metodología pasa por poner en marcha procesos participativos con las administraciones locales, responsables políticos, profesionales y ciudadanía de cada territorio, lo que supone superar la fragmentación que suele haber en las políticas públicas y en el sector de la intervención social. En el Proyecto ICI todos los actores trabajan en equipo y de forma interdisciplinar y corresponsable para la transformación social.

En palabras del Director Corporativo del Área Social de Fundación Bancaria ‘la Caixa’, Marc Simón: “Partiendo de la realidad de cada uno de los territorios, queremos crear estructuras estables que más allá de la configuración política permitan plantear un proceso sostenible y de largo recorrido”.

Ahora, el Proyecto ha conseguido ubicar en el centro de las políticas locales la cuestión crucial de la convivencia y la cohesión social. Del mismo modo, el enfoque y la metodología comunitaria y mediadora del ICI ayuda a fortalecer las políticas y programas ya existentes al tiempo que se ponen en marcha proyectos innovadores.

Vistos los resultados exitosos, en cuatro de los municipios participantes (Madrid, Zaragoza, Getafe y Paterna) se ha ampliado la zona de actuación. Además, el Ayuntamiento de Logroño ha creado un Plan de Convivencia para toda la ciudad a raíz del éxito del proceso iniciado en el barrio de Madre de Dios y San José. La concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades del Ayuntamiento de Logroño, Paloma Corres, afirma: “No deberíamos preguntarnos cuál es el coste de adoptar un enfoque intercultural en nuestras ciudades, sino cuál es el coste de no hacerlo”.

Salud comunitaria, educación y participación, ejes del proceso
Una conclusión extraída por los impulsores del Proyecto ICI es que es preciso trabajar de forma participativa y comunitaria en tres ejes básicos alrededor de los que giran los procesos comunitarios que contribuyen a la igualdad de oportunidades: salud, educación y participación ciudadana.

Así, en el ámbito socioeducativo se cuenta con la colaboración de 29 centros y en el campo de la salud comunitaria, 10. Ambas, como el resto de iniciativas que se producen en el marco del Proyecto ICI, están enfocadas especialmente a tres colectivos estratégicos: infancia, juventud y familia.

Asimismo, el trabajo pone de relieve la importancia de la participación ciudadana para crear espacios de diálogo y relaciones positivas entre los vecinos, reforzando su orgullo de pertenecer al territorio. Una de las conclusiones de la experiencia adquirida es que se están dando relaciones que en principio eran “improbables” entre los protagonistas, lo que facilita pasar de la mera coexistencia a una convivencia real. Esto no sería posible sin la participación de 312 asociaciones vecinales.

Actualmente existen espacios organizados donde interactúan de forma colaborativa políticos, profesionales y ciudadanos, líderes de su propio proceso. Para otorgarles este protagonismo, el Proyecto ICI organizó, sólo en 2015, 95 iniciativas alrededor de la educación, la salud y el ocio.

La prevención como método ante el reto global de la convivencia

La convivencia implica abordar de forma positiva las posibles tensiones o conflictos entre personas, grupos e instituciones. Y si no se abordan bien esas tensiones la auténtica convivencia no es posible y la que hoy existe puede devenir en hostilidades futuras.

Desde el Proyecto ICI la apuesta es el fomento de la prevención, regulación y resolución posibles problemas a través del diálogo, siempre bajo la premisa de la tolerancia. Para ello, se promueven acciones específicas de educación en valores interculturales y de paz y prevención del racismo, la xenofobia y la intolerancia.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies