DEPORTES

Análisis de la rivalidad histórica del Atlético de Madrid y el Real Madrid

1371220267007

Investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) que trabajan en historia del deporte analizan, con motivo de la final de la Liga de Campeones de la UEFA, la evolución de la rivalidad existente entre Atlético de Madrid y el Real Madrid en el último siglo


Análisis de la rivalidad histórica del Atlético de Madrid y el Real Madrid

 

La rivalidad entre ambos equipos se remonta a sus primeros partidos en competiciones de carácter regional en 1906, cuando se enfrentaron en tres ocasiones con victoria en dos encuentros para los rojiblancos. En 1916, tras ser eliminado el Atlético de la Copa por el Real Madrid, los colchoneros cedieron a este equipo a su jugador Luis Belaúnde para que jugara contra el Barcelona. Pero las relaciones comenzaron a deteriorarse a partir de 1924, con la paulatina implantación del profesionalismo. Cuando el Madrid creía haber atado a los jugadores Monjardín, Muñagorri y Javier Barroso, este último decidió fichar in extremis por el Atlético.

Un evento histórico muy relevante de la historia de ambos clubes es el intento de absorción del Real Madrid por parte del Atlético de Madrid después de la Guerra Civil. En aquella época los equipos se denominaban Madrid Club de Fútbol y Atlético de Aviación, respectivamente. “Hay que tener en cuenta que el Madrid fue investigado por su colaboración con el Frente Popular durante la guerra y el Atlético intentó presentar una especie de OPA hostil, una amenaza que el Madrid evitó recurriendo a sus contactos con el ejército español”, explica Eduardo González, profesor titular de Historia Contemporánea de la UC3M.

El Atlético de Madrid alcanzó renombre nacional a partir de las ligas que consigue a comienzos de la etapa franquista (entre 1939 y 1941). En esa época, el trato de favor que los militares daban al Atlético Aviación acentuó la rivalidad entre los dos grandes clubes de la capital. Los directivos del Madrid estaban siendo investigados porque el equipo blanco había estado bajo control directo del Frente Popular durante la guerra. Posteriormente, la primera edad de oro de los atléticos a finales de los años cincuenta tensó las relaciones, sobre todo en la eliminatoria de semifinales de la Copa de Europa 1958-59, que requirió de un partido de desempate en Zaragoza.

La relación entre ambos clubes ha sufrido altibajos en función de sus resultados deportivos: cuando el Atlético de Madrid tenía su momento glorioso en los años 70, el Madrid se encontraba en plena depresión. “En general las relaciones de carácter institucional han sido relativamente buenas hasta los años 80, cuando llegaron a los clubes personajes como Ramón Mendoza en el caso del Real Madrid o el doctor Alfonso Cabeza o Jesús Gil en el caso del Atlético de Madrid”, explica Eduardo González, que analizó todos estos temas en una obra publicada con motivo del centenario de los blancos: “Historia del Real Madrid, 1902-2002. La entidad, los socios, el madridismo “(Everest, 2002). La principal fuente de información para este libro fueron los archivos de la institución deportiva, que se encontraban en las llamadas carceletas del estadio Santiago Bernabéu, unas instalaciones que inicialmente se construyeron para controlar a los radicales con motivo del Mundial de Fútbol de 1982.

Orígenes burgueses de ambos clubs

Curiosamente, ambos clubes proceden en sus orígenes de las burguesías de la periferia peninsular que emigran a Madrid para realizar actividades comerciales. Por una parte, Juan Padrós, que fue el primer presidente del Madrid Foot-Ball Club (hoy Real Madrid) en 1902, provenía de una familia catalana que regentaba un importante comercio textil en Barcelona.  Por otra parte, Enrique Allende, el primer presidente del Athletic Club de Madrid (hoy Atlético de Madrid) en 1903, mantenía una importante actividad empresarial en León en torno a la industria minera y ferroviaria.

“La imagen del Madrid como equipo de la burguesía o del Régimen y del Atlético como equipo popular proviene de los años 50, cuando el Madrid adquiere relevancia internacional, y de los años 60, cuando el estadio del Atlético se traslada a la ribera del Manzanares junto a los barrios obreros de la capital”, explica González.

La línea de investigación de este profesor de la UC3M se enmarca en la historia del deporte. “Es una disciplina aún en construcción en España, pero que goza de una tradición y una presencia importante en los estudios de historia social a escala internacional”. Lo que se propone en este ámbito, explica, es superar la historia de los simples resultados deportivos y hablar del fútbol o de cualquier deporte como un fenómeno social total, relacionándolo con cuestiones como la sociabilidad, la participación social, los vínculos con el poder político, los imaginarios colectivos, los medios de comunicación. etc.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies