AGENDA

De la contradaza al danzón cubano en el @boaguijazz

Juntos en el escenario, tres maestros indiscutibles de nuestro jazz (Pepe Rivero, Javier Colina y Reinier Elizarde) en una sorprendente propuesta musical y escénica (compuesta por dos contrabajos y un piano), con la que traen a la actualidad el cancionero de pianistas clásicos cubanos de los siglos XIX y XX.

Pepe Rivero PIANO
Javier Colina CONTRABAJO
Reinier Elizarde “El Negrón” CONTRABAJO

Bogui Jazz reúne los próximos días 5 y 6 de abril (a las 21 horas) en su escenario a tres maestros indiscutibles de nuestro jazz. Los músicos cubanos Pepe Rivero y Reinier Elizarde “El Negrón” se unen al navarro Javier Colina en una magistral propuesta escénica y musical (dos contrabajos y un piano), con la que ponen en valor, de una manera sorprendente y novedosa pero llena de respeto y elegancia, el cancionero de pianistas clásicos cubanos de los siglos XIX y XX.

Son muchos los medios de prensa y los periodistas que han destacado la originalidad de esta propuesta. Pablo Sanz, para El Mundo, escribió en su crónica del Festival de Jazz de Ezcaray 2015 lo siguiente: “Inusual fue lo de ese trío sin fronteras ni barreras que forman los dos cubanos y el navarro, por la belleza y la valentía extremas de su propuesta. Un piano y dos contrabajos hablando con liderazgo y autoridad propias, cara a cara, mano a mano, cuerda contra cuerda”. O como bien dijo Pepe Rivero, una propuesta de contrabajos que te dejan sin trabajo…

La audacia del proyecto debiera verse en capitales con más abolengo musical, pero curiosamente se ve en plazas de jazz como Ezcaray, Melilla o el madrileño club Bogui. La idea consiste en desempolvar cancioneros de pianistas clásicos cubanos del siglo XIX, “de la contradanza al danzón”, citando a maestros venerables como Lecuona, Ignacio Cervantes, Manuel Saumell, Miguel FaíldeLa experiencia va más allá de la excelencia compositora e interpretativa de los protagonistas, siendo tan sólo puntos de partida de un viaje musical henchido de cadencias melódicas, mucho lirismo y mucha sustancia gris”.

Por su parte, Ángel Castro, en Jornadas de jazz UNED-Melilla, consideró lo siguiente: “Tres animales asociados piel misterio del jazz que se encuentra con la raíz cubana y se repite en el danzón y le lleva la contra a la danza y los contrabajos, dos, se descargan con el piano por momentos tabernario, por momentos palaciego de un músico que parecen muchos músicos en uno tal es Pepe Rivero. La elegancia y la enorme propuesta que hace silbar el contrabajo hasta por el puente y la funda de Javier Colina en asociación y en provocación con esa manera bestialmente hermosa de obtener música de las cuatro cuerdas que dóciles le obedecen y cualquiera no a Rainier Elizalde, el Negrón. En definitiva, un prodigio, inolvidable”.

  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Shares
Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies