PARLA

El Ayuntamiento de Parla renueva los chalecos antibalas de la Policía Local

 

El equipamiento es de alta protección, preparado para soportar disparos a bocajarro y dotados de placas antitrauma y anticuchillo y punzón delanteras y traseras

El Ayuntamiento de Parla está renovando los chalecos antibalas de la plantilla de la Policía Local. A través de la Concejalía de Seguridad Ciudadana, en los últimos días han entregado 44 nuevos chalecos a otros tantos agentes, sufragados íntegramente por el Consistorio. Estos se suman a los 40 con los que ya se dotó a parte de la plantilla el pasado mes de septiembre y, de forma progresiva, se llegará a los 144 agentes de la Policía Local.

Los nuevos equipamientos son de alta protección y han sido elaborados por la empresa Seguridad e Imagen Profesional S.L. de Parla, preparados para soportar disparos a bocajarro y dotada de placas antitrauma y anticuchillo y punzón, tanto delanteras como traseras.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Marcos Manrique, ha destacado que estos 44 nuevos chalecos han sido financiados íntegramente por el Ayuntamiento de Parla y ha recalcado que el objetivo de estos equipamientos es “contribuir a la protección física de los agentes, que pueden de esta forma desarrollar así mejor su labor de servicio a los ciudadanos”.

Con esta nueva adquisición el equipo de Gobierno continúa con su objetivo de dotar de mejores medios materiales a los profesionales de la Policía Local, renovando sus equipamientos y medios técnicos.

Estos no serán los últimos chalecos antibalas con los que contará la Policía Local. Según Juan Marcos Manrique, el objetivo es que la totalidad de la plantilla de la Policía Local, actualmente 144 agentes, pueda disponer de este equipamiento.

Según ha explicado el concejal de Seguridad “con estos nuevos chalecos se procede a un plan renove de los chalecos antibalas, que ya tenían unas ciertas deficiencias”. La protección física de los agentes es fundamental para que desarrollen mejor su labor de servicio a los ciudadanos. Los agentes municipales tendrán en su propiedad un chaleco unipersonal e intransferible, adaptado a las características fisiológicas de cada agente.

Seis años sin renovar el vestuario

Pero las novedades de equipamientos para los agentes de la Policía Local de Parla no finalizarán con los chalecos antibalas. La Concejalía de Seguridad Ciudadana procederá próximamente a renovar la totalidad del vestuario.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Marcos Manrique, ha adelantado que dicha renovación era ya inaplazable: “Estamos trabajando en la renovación del vestuario de la Policía Local, ya que no se cambiaba desde hace bastantes años y esperamos que en el próximo mes sea ya una realidad”. En concreto, la Policía Local cambiará su vestimenta tras seis años sin hacerlo.

Los chalecos y el vestuario no es lo único que se está renovando en la Policía Local en los últimos meses. En junio del pasado año, la Policía Local recibía cinco vehículos, cuatro patrullas y uno camuflado, para contribuir a mantener y mejorar la seguridad ciudadana en el municipio. Los vehículos fueron costeados por la Comunidad de Madrid. El parque móvil de la Policía Local de Parla asciende actualmente a 31 coches y 12 motos.

Narcotest para detección de estupefacientes

Además, la Concejalía de Seguridad Ciudadana también recibía, a través del Plan PRISMA de la Comunidad de Madrid, el primer Narcotest, con su correspondiente impresora, para que la Policía Local del municipio pudiese realizar controles de detección de sustancias estupefacientes a los conductores, además de dos kits de prueba de drogas.

El Narcotest es un aparato capaz de detectar hasta cinco familias de sustancias estupefacientes a través de la saliva y que ofrece los resultados en menos de diez minutos.

Parla, a la cabeza en cuanto a desfibriladores

La Concejalía de Seguridad Ciudadana también cuenta con un total de 19 desfibriladores. Gracias a estos equipamientos, Parla se encuentra a la cabeza de España en cuanto a ratio de número de habitantes por desfibrilador. En Parla hay un desfibrilador por cada 6.500 ciudadanos, cuando en las poblaciones similares del resto de España la ratio es de uno por cada 18.000 personas.

El desfibrilador cardiaco es un aparato que envía una corriente eléctrica al corazón de forma sincronizada y con una intensidad determinada; y se emplea para interrumpir un tipo de arritmia cardiaca, la fibrilación ventricular, capaz de producir la muerte en pocos minutos.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies