FUENLABRADA

El Ayuntamiento ofrece a los infractores realizar trabajos en beneficio de la comunidad en lugar de pagar sanción

fuenlabrada

Según el Consistorio fuenlabreño, no se persigue recaudar, sino corregir conductas incívicas en casos como el consumo de alcohol en la vía pública o la no recogida de excrementos caninos.

♦ El Ayuntamiento de Fuenlabrada es uno de los pocos consistorios que ofrece a los vecinos que infringen las ordenanzas municipales la posibilidad de realizar trabajos en beneficio de la comunidad, en lugar de pagar la sanción, “porque no existe un afán recaudatorio, sino la corrección de conductas y la concienciación de los infractores”.

“A diferencia de otros ayuntamientos, no pretendemos obtener ingresos económicos, por lo que ofrecemos medidas alternativas a la sanción mediante la sustitución por trabajos en beneficio de la comunidad o cursos de concienciación”, ha explicado la concejala de Seguridad Ciudadana, Yolanda Serrano.

Esta alternativa se ofrece por ejemplo en dos de las infracciones que suscitan mayor sensibilidad entre los vecinos: la no recogida de excrementos caninos y el consumo de alcohol en la vía pública.

En el primer caso, el Ayuntamiento ofrece a los infractores, en lugar de abonar la multa mínima prevista en la ordenanza municipal que asciende a 300 euros, realizar la labor de recogida de excrementos de perro en la calle.

En cuanto al consumo de alcohol en la calle -la multa mínima es de 600 euros- se ofrece la opción de pagar 120 y el resto abonarlo mediante trabajos sustitutorios o bien la participación en cursos en los que se conciencia a los ciudadanos de los daños que el alcohol provoca.

Estas medidas alternativas también se ofertan en otro tipo de infracciones como molestias provocadas por el ruido, pintadas en fachadas o mobiliario urbano, orinar en la vía, etc.

Según los datos aportados por el departamento municipal de Coordinación Administrativa en el último periodo contabilizado entre 2011-14, se abrieron por consumo de alcohol en la vía pública 237 expedientes sancionadores, de los cuales 163 optaron por otras alternativas de trabajos o cursos.

En el caso de los excrementos caninos, en el periodo entre 2012-14, se registraron 200 expedientes, de los que 59 prefirieron realizar trabajos en beneficio de la comunidad.

“Desde el Gobierno municipal apostamos por la prevención y la concienciación frente a la sanción, porque así se lleva a cabo una labor pedagógica con la que se obtienen mejores resultados cívicos”, ha explicado la edil responsable de Seguridad Ciudadana.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies