DESDE LA DOBLE A

El presidente de los hosteleros y vicepresidente de UNELE tendría que estar dimitido

 

► Enrique Abanades ha pedido desahuciar a dos restaurantes

Dimos en este medio la exclusiva. El presidente de los hosteleros de Leganés y, a su vez, vicepresidente de UNELE, Enrique Abanades, arremetía contra dos restaurante conocidos del Centro de Leganés. Textualmente pedía y animaba, nada más y nada menos, a desahuciarlos.

Esos dos restaurantes a los que parece que el máximo representante de los hosteleros no puede ni ver son el Mesón Gallego y el Samoa. Unas declaraciones que están total y absolutamente fuera de lugar e inapropiadas para sus cargos de representación. Este periodista ha hablado con varios hosteleros y, como no puede ser de otra manera, no coinciden para nada en esta idea de Abanades (Enrique).

Estamos en Leganés. Una ciudad que haría las delicias de Berlanga, sin duda alguna. Es decir, estamos acostumbrados a ver muchas cosas, a cada cual más surrealista, pero que, sin embargo, son un fiel reflejo de la realidad. Es por ello que esta bravuconada de Abanades (Enrique), como muchos y muchas la han calificado, podría haberse sofocado por parte del autor. No en vano, los fuegos suelen apagarse con agua y no con gasolina.

Habría quedado bastante bien una disculpa por parte del presidente de los hosteleros leganense. No lo ha hecho y, según indican fuentes consultadas, tampoco lo hará. Esta sacada de pies del tiesto de Abanades (Enrique) parece que no ha sentado nada bien en los mandos del Ayuntamiento de Leganés. Es información que ha llegado a este periodista y no sólo por parte de hosteleros. Claro, piénselo, es que UNELE se va a llevar un pellizco público próximamente para solucionar no sé qué males de la población y, obviamente, no queda estético que un malencarado vicepresidente salga con estas.

La hostelería es importantísima. Vital para una ciudad. Da vida a sus calles. Un oficio del que, tanto en Leganés como en otros lugares, viven muchas personas. Por tanto, su presidente debería mostrar algo más de respeto por compañeros y profesión y no pedir su desahucio, sino velar por una unión.

En el tiempo en que llevo en este periódico muchas son las situaciones que he podido vivir desde la primera línea. Estamos ante la típica de: lo he hecho, pero me fastidia que se haya publicado y, como no pido disculpas, pataleo. Efectivamente, es un caso clasificado.

La pataleta de Abanades (Enrique) llegar a través de una suerte rectificación (no a todo se le puede llamar rectificación aunque venga con ese traje) que saca una sonrisa veraniega. Simplemente por eso, se agradece.

En el primer punto, Quique dice “los whatsapp aportados en la información son de un grupo privado de mensajería creado con motivo de la Ruta de la Tapa por los hosteleros y han sido divulgados sin el consentimiento de los interesados”. Mira, Quique, eso ya lo ponemos en la información, que pertenece a un grupo creado por tal evento. Gracias. Quique, sabrás que cuando su contenido resulte de interés público sí se puede publicar. Ya hemos tenido casos en información nacional. Ah, y la bruja Lola o el espíritu de la Golosina no se ha metido en el grupo. Por tanto, Quique, han sido divulgados por algún interesado o interesada (miembro o miembra del grupo). No vamos mal en anunciantes, pero aún no pagamos a expertos de la parapsicología de la mensajería instantánea.

En el segundo punto, dices que “se difunden datos falsos y calumniosos sobre una supuesta relación empresarial entre Enrique Abanades y el exalcalde, Jesús Gómez”. Se difunde una nota que ha llegado a través de varias manos a este periodista y se deja bien claro sobre ésta que “procedemos a mostrar y a reproducir sin más”. Por cierto, esperaba que lo negases tajantemente en tu rectificado.

En el punto tercero, expresas que “las informaciones vertidas desde el Mesón Gallego son totalmente falsas y atacan a una asociación cuyo único fin es ayudar a los hosteleros de Leganés”. ¿Todo? Todo está mal, todo es falso. Vaya, qué recurrente… Las rectificaciones, Quique, están para concretar. Lo de los precios o sus quejas por sus palabras también, ¿no? Ah, ya. Claro.

En el cuarto, apuntas que estás al corriente de todo pago. No lo ponemos en duda porque eso, Quique, NO lo ha dicho este medio, por si no te enteras. Seguramente y de todas maneras, tengas todos los papeles para demostrarlo. Por cierto, en los comentarios de tu rectificación, una persona debidamente identificada, pone claramente que “tienes empleados 14 horas trabajando y sin asegurar”.

En el quinto y más entretenido, afirmas que “el periodista elaboró su información en base a lo denunciado por el Mesón Gallego. Dicha información adolece del más mínimo respeto por la veracidad que requiere un artículo periodístico ya que no ha sido contrastada, ni en lo más mínimo, lo que me origina un grave perjuicio a mi honor y profesionalidad”. Mira, Quique, yo tengo mi grado en Periodismo y mi correspondiente Máster, cosa que tú no. Ello me sirve para indicarte que me da la risa cuando dices “adolece del más mínimo respeto por la veracidad”. Tu frase, tu desahuciar, es 100% CIERTA. ¿Estamos? Y el Mesón Gallego es una fuente (persona o conjunto de personas que nutren de información a un periodista para sus elaboraciones profesionales, que pueden ser nominadas o permanecer en el anonimato, según el caso) que da su opinión porque tú le has aludido en tus desafortunadas palabras. Y obviamente, se le da la oportunidad de expresar su punto de vista. Es algo, Quique, que suele hacerse con los afectados en periodismo. Ponerse en contacto con ellos y publicar su reacción. Tus palabras son CIERTAS, está muy contrastado y lo sabes.

El punto seis y último es el típico de reservarse las acciones oportunas y bla bla bla. Yo me reservo el seguir de vacaciones y de relajo, aunque a veces haya que escribir algo.

Más allá de que uno se lave la imagen en medios amigos, lícitamente y merced a la cuota publicitaria, no está demás pedir disculpas cuando la pillada ha sido tan evidente.

Leganés no merece un presidente de hosteleros y vicepresidente de UNELE que pide desahuciar a colegas de profesión. Abanades (Enrique) ha de dimitir.

  • 14
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    14
    Compartidos
16 Comentarios

16 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies