GETAFE

El PSOE maniobra para que los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Getafe desistan en el caso Jeromín

Enrique Macías y Ángel Bustos

Enrique Macías y Ángel Bustos

 

El caso ‘Jeromín’ tiene su origen en la increíble justificación de una subvención de 54.270 euros en tres pantagruélicas comidas en un local con un aforo de 34 personas


♦ El PP de Getafe ha denunciado este viernes  que la alcaldesa Sara Hernández «quiere encubrir a sus imputados por corrupción después de que el Gobierno municipal haya ordenado desistir de la investigación» del llamado caso Jeromín por el que están imputados los exconcejales socialistas Ángel Bustos y Enrique Macías.

El caso se remonta al año 2009 cuando el Gobierno del Ayuntamiento de Getafe, —Sara Hernández era primera teniente de Alcalde— le concedió una subvención de 132.000 euros al Club de Baloncesto Getafe Beta. El presidente de la entidad deportiva era Enrique Macías que, para justificar 54.270,05 euros, el 41 por ciento de la subvención, aportó tres facturas por tres pantagruélicas y —se supone— multitudinarias comilonas en el Mesón Jeromín de Getafe.

El detalle no pasó desapercibidido a los responsables municipales de la anterior legislatura ni a la intervención. ¿Cómo era posible que en un local con un aforo total de 34 personas hubiesen gastado en tres ‘jornadas’ esa cantidad de dinero? Suponiendo que hubiesen llenado el local los tres días, cada menú sale a unos 500 euros. La granujada para justificar el dinero público era más que evidente.

Y así, durante la anterior legislatura, el Gobierno local del PP presentó una querella contra Enrique Macías y contra Mariano Ganancias, antiguo asesor del PSOE, por posibles delitos de malversación de caudales públicos, falsedad documental contra la hacienda pública y tráfico de influencias; contra Eugenio Millán (entonces dueño del bar Jeromín), por posibles delitos de malversación de caudales públicos y falsedad documental; y contra Ángel Bustos, por posibles delitos de falsedad documental, tráfico de influencias y prevaricación.

El Juzgado de Instrucción núm. 6 de Getafe admitió a trámite la querella e imputó, entre otros, a Enrique Macías, pero sobreseyó las actuaciones contra Ángel Bustos. Macías, que era parte de la lista que el PSOE presentó en 2011, se conviritó en concejal en febrero de 2014 después de que cuatro ediles socialistas dimitiesen al ser procesados judicialmente por el ‘caso Aparcamientos’.

El PP, a través del Ayuntamiento, creyendo que había cobrado ‘un par de buenas piezas’ y ‘una se quería escapar’, presentó un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial, que a finales de 2014 revocó el auto del Juzgado de Instrucción e imputó también a Ángel Bustos al entender que «no es posible excluir la posible colaboración y responsabilidad de Ángel Bustos en las acciones delictivas que se atribuyen a los otros imputados en relación a la subvención concedida». Ángel Bustos era el Concejal Delegado de Deportes del Ayuntamiento de Getafe cuando ocurrieron los hechos; hoy, es asesor de Sara Hernández  con un sueldo 45.532 euros al año (3.252 euros al mes más pagas extras), según datos oficiales.

Ahora, gracias a las ‘carambolas’ de la política, el Ayuntamiento gobernado por el PSOE desiste de la acusación contra los ediles socialistas. Política o Justicia de ‘ida y vuelta’. Para que no se olvide que la justicia es una… parte de la política. Al fin y al cabo, más que un capítulo de la corrupción en Getafe esta historia solo es un párrafito sobre la estultica de algunos politiquillos del PSOE local que andaban como ‘Pedro por su casa’. El exalcalde de Getafe y actual portavoz del PP, Juan Soler, viendo próximo el final de esta partida que inevitablemente acabará ‘en tablas’, ha exigido que «Sara Hernández dé explicaciones y diga por qué protege más a sus exconcejales sospechosos y a sus actuales asesores que al patrimonio municipal, que es de todos los ciudadanos».

Y adiós; otro chanchullo más a la historia de ‘aquí no ha pasado nada’.

 

Ángel Bustos y Enrique Macías

Ángel Bustos y Enrique Macías

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
1 Comentario

1 Comment

  1. BEAUTIFULDAY

    30 Octubre, 2015 at 20:01

    Sara Hernandez no está del lado de la justicia, del respeto a los ciudadanos, la verdad y la transparencia. Sus intereses y los de sus más cercanos prevalecen sobre todo ello.

    Creo que esta nueva joven gobernante es inmadura, y una ciudad gobernada por una inmadura alcaldesa puede acabar siendo un desastre con trágicas secuelas para los vecinos.

    Sara Hernandez dice lo contrario de lo que sabe, cree o piensa. Y actúa en la misma dirección, con el fin de llegar a lo más alto y hacerse rica.

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies