ESPECIAL

El ‘vino’ más famoso de Parla en 1913: ¡vino la luz!

Ayuntamiento-de-parla-1907

Ayuntamiento de Parla en el año 1907. Fotografía: Archivo municipal

 

Carmen Cubero, archivera de Parla, divulga la llegada de la electricidad a la ciudad hace poco más de un siglo a partir de las actas de los plenos municipales

El Ayuntamiento firmó un contrato con la Sociedad Electro Harinera de Getafe en 1.907, pero no obtuvo autorización para instalar cableado

La primera farola se compró en 1.913 para “la plaza pública”


♦ Cerca de 6 años tardó el Ayuntamiento de Parla, en la primera década del siglo XX, en conseguir que las calles del pueblo estuvieran alumbradas por luz eléctrica. Según las actas de plenos municipales que conserva el Archivo del consistorio, el primer contrato con la empresa suministradora de electricidad se firmó en 1.907, aunque no fue hasta 1.913 cuando se compró la primera farola, que se instaló en la “plaza pública”. De aquello, ha pasado un siglo.

En julio de 1.907, la corporación municipal -presidida por el alcalde, Francisco Fernández Ocaña, y formada por los concejales Manuel López, Gregorio Alosete, Antonio Artalejo, Martín Bermejo, Bonifacio Martín y Cipriano Bello– firmó un contrato con la Sociedad Electro Harinera de Getafe para “traer fluido eléctrico a Parla durante 20 años”. El contrato suponía el suministro de “50 lámparas de 10 bujías” y su firma fue celebrada con “un refresco” que costó 162,40 pesetas.

Sin embargo, la electricidad tardó 6 años en encender la primera farola, que fue comprada en mayo de 1.913, cuando era alcalde Román Bello y la corporación estaba formada por los ediles Balbino Bermejo, Baltasar Fernández, Manuel López y Antonio Ocaña.

 

Sin autorización para instalar el cableado

Y es que, entre medias, surgieron dificultades que mantuvieron a Parla a la luz del carburo. Según consta en otro acuerdo de pleno de aquel verano de 1.907, tras la firma del contrato con la compañía, el ingeniero jefe de la carretera de Madrid a Toledo no autorizó la instalación del cable necesario para el transporte de la electricidad. Así que, el Ayuntamiento nombró una comisión –formada por los concejales Manuel López y Gregorio Alosete, junto al Secretario del Ayuntamiento, Juan Benavente“para practicar las diligencias para conseguir la luz con motivo de las funciones –Fiestas patronales- de septiembre”.

Así, Carmen Cubero, archivera municipal de Parla lee en el acta que “estando persuadida la corporación y el público que había de estar instalada la luz eléctrica en esta localidad para la función de septiembre, resulta el inconveniente de no autorizar el ingeniero jefe de la carretera Madrid a Toledo la colocación del cable conductor del fluido, siendo de parecer nombrar una comisión que, constituyéndose en la capital, practique cerca del señor gobernador, de la dirección general de obras públicas y de cuantos centros fuese necesario, la traída del fluido, por cuantos medios estuviesen a su alcance”.

Y continúa el acuerdo, según la archivera, “aplicando los gastos que ocasione al capítulo de imprevistos para que, aunque éstos pudieran ser muchos, serían mayores los que causara la colocación de los antiguos faroles, recomposición de los mismos, adquisición de carburo y otros que serían un gasto superfluo, toda vez que instalada la luz eléctrica quedaría todo ello como sobrante inútil. Discutida detenidamente por la corporación, tal proposición la aceptaron por unanimidad”.

 

Vuelta al carburo

No consta en las actas el resultado del trabajo de aquella comisión pero sí que, llegado septiembre y la celebración de la “función”, y sin llegada de la electricidad, se aprobó en pleno reacondicionar las farolas de carburo, comprar petróleo y nombrar encargado de su mantenimiento a Ventura Martín.

La compra por 65 pesetas de “13 docenas de tubos, 3 metros de torcida y 6 kilos de carburo” figuran en el acuerdo del pleno de enero de 1.908. Mientras que la compra de la primera farola, “para la plaza pública”, y, por tanto, con ella, la constatación de alumbrado público eléctrico, figura en el acta del pleno de mayo de 1.913. Según los documentos, en 1.914 se instalan lámparas en la escuela pública.

Posteriormente, ya en 1.931 –siendo alcalde Hilario López con los concejales Antonio López, Eusebio Bermejo, Julián Pérez y Valentín Martín– queda constancia en las actas municipales de la reparación de lámparas, solicitud de una farola para el final de la calle Pinto, instalación de un contador y renovación del contrato con la compañía eléctrica.

El Archivo municipal conserva desde expedientes de contratación a decretos, libros de actas de plenos, licencias urbanísticas, documentos del padrón municipal, copias de actas de matrimonios civiles, o acuerdos de comisiones informativas permanentes – actualmente, Juntas de gobierno- entre otros miles de documentos.

 

farola-en-parla

Plaza del Ayuntamiento de Parla en los años 60

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies