AGENDA

Exposición antológica sobre el pintor Bartolomé Bermejo en el Museo del Prado

Durante la inauguración delante de la ‘Piedad Desplà’ (1490)

El consejero de Cultura, Turismo y Deportes de la Comunidad de Madrid, Jaime de los Santos, ha asistido hoy a la presentación de la exposición sobre el artista Bartolomé Bermejo en el Museo del Prado. Se trata de uno de los pintores más fascinantes del panorama de la segunda mitad del siglo XV, caracterizado por su virtuosismo técnico y un particular universo visual.

En esta muestra antológica, organizada por el  Museu Nacional d’Art de Catalunya y financiada por la Comunidad de Madrid, se exhibirán, por primera vez y de manera excepcional, un gran número de sus obras, procedentes de instituciones y colecciones tanto nacionales como internacionales, ofreciendo la posibilidad de apreciar su producción pictórica.

Con esta colaboración, la Comunidad de Madrid afianza su vinculación con los principales museos nacionales ubicados en Madrid – Museo del Prado, Thyssen-Bornemisza y Reina Sofía-, contribuyendo al desarrollo de grandes exposiciones de máxima calidad artística y científica. De esta forma, se favorece la importante oferta cultural de Madrid, el acceso de los ciudadanos a una programación artística de primer nivel y el posicionamiento internacional de la región como destino cultural.

Bartolomé Bermejo fue una celebridad del gótico, un virtuoso de la técnica al óleo como los maestros flamencos Jan van Eyck y Rogier van der Weyden. Excomulgado, por dejar  a medias el retablo de la parroquia darociana de Santo Domingo de Silos, que se le había encargado por contrato. Se sabe que fue un judío converso de origen cordobés en la época en la que los hebreos fueron expulsados de la península. En su vida de nómada forzado  tuvo que enfrentarse a prejuicios y dificultades que le reportaron  una carrera itinerante por Valencia, Zaragoza y finalmente, Barcelona. Sin embargo, tras su polémica vida, quedó relegado en el olvido hasta principios del siglo XX.

«Maestro absoluto del cromatismo, Bartolomé Bermejo fue capaz de innovar: creó un universo visual rompedor, simbolista y mágico. En este ilusionismo pictórico cohabitan refinados brillos y reflejos luminosos sobre metales o efectos de transparencia en gasas que dan verosimilitud a tejidos y mármoles. Estas características convierten a la ‘Piedad del canónigo Luis Desplà’ (ver arriba) en una obra completamente única y originalísima».

La muestra recupera 48 piezas entre las que se encuentran obras maestras como San Miguel triunfante sobre el demonio con Antonio Joan de Tous (1468), procedente de la National Gallery, o la ya citada Piedad Desplà (1490) de la Catedral de Barcelona.

El comisario de la exposición, Joan Molina,  ha calificado al maestro gótico de “genio de la pintura capaz de elaborar un lenguaje pictórico que trasciende épocas”. “En su obra hay una combinación de un extraordinario dominio técnico así como de una increíble capacidad de innovación, pese a tratar en su mayor parte de pinturas religiosas”, ha apuntado.

Calaveras o diablos, “representaciones alucinantes y bizarras”, pueblan algunos de los cuadros de Bermejo, quien también sentía fascinación por “el lujo y la sofisticación”, como queda claro en una obra en la que aparece el procónsul romano Daciano. Además, también mostraba aproximaciones a otras culturas, como la islámica.

La muestra se podrá visitar hasta el próximo 27 de enero de 2019.

  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares
Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies