CULTURA

Hermes en el laberinto

OSCAR MARTÍNEZ.— Vulcano y Mercurio (o Hefesto y Hermes si se prefiere la nomenclatura griega) son los dos dioses que Ítalo Calvino decía que tenían que tener presente los escritores: un mensaje de inmediatez mercurial obtenido a fuerza de los meticulosos ajustes artesanos del dios de la fragua, Vulcano. De esa participación en la realidad que nos rodea y esa lenta maceración del pasado una y mil veces reexaminado nace este nuevo libro de David Hernández de la Fuente, escritor y profesor de Clásicas de la Universidad Complutense: El hilo de oro. Los clásicos en el laberinto de hoy (Editorial Ariel, 2021).

Prolífico como Hermes (aunque nada hermético en su exposición, que discurre clara, rítmica y certera), El hilo de oro se pone en la fila de una inmensa y variada producción que va desde la novela al ensayo, pasando por una traducción de una obra épica colosal como las Dionisíacas de Nono de Panópolis (lo que revela su gran condición de hermeneuta), y sin dejar al margen decenas de artículos científicos publicados en revistas especializadas de España y del extranjero, así como otros tantos artículos, reportajes o reseñas en la prensa nacional. En sus obras cabe distinguir entre las que destina a un público con intereses en aspectos concretos de la Antigüedad clásica (ensayos sobre teoría política u obras sobre figuras como Pitágoras) y otros de interés para un público más amplio (véase su Mitología clásica en Alianza, o su libro sobre oráculos en la misma editorial), obras que, sin embargo, están escritas con tal combinación de rigor y de claridad que jamás cierran la puerta a ningún tipo de lector: bajo el patrocinio de Hermes, las fronteras permanecen abiertas. También cabe destacar esos otros ensayos dedicados a figuras como el Quijote o Lovecraft que son examinadas por el autor bajo la luz de los clásicos, que es precisamente la mirada que David Hernández de la Fuente aplica en esta novedad editorial. Si ya en su anterior libro en Ariel (El despertar del alma. Dioniso y Ariadna: mito y misterio) el autor nos ponía en contacto con la princesa de laberinto, ahora, a través de los motivos y símbolos recibidos de los clásicos, toma prestado su hilo áureo y nos propone las claves para andar y desandar el laberinto de unos tiempos en los que no faltan los minotauros.

 

Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies