GETAFE

La Asociación de Vecinos de Las Margaritas denuncia presiones, tejemanejes y ‘ninguneos’ de la alcaldesa de Getafe

SEDE-ASOCIACION-MARGARITAS
Desde hace algún tiempo, la Asociación de Vecinos de las Margaritas y su presidente sufren el vacío y las presiones de la alcaldesa, como ‘responsable’ de Participación Ciudadana y del propio PSOE que ha visto como ha perdido votos en uno de sus feudos tradicionales. De hecho, en la última ‘consulta popular’ organizada por la Alcaldesa sobre las inversiones del PRISMA, en Las Margaritas solo se contabilizaron 13 votos, la menor cifra de participación de todos los barrios de Getafe. Solo 13 votos; ni siquiera votaron los afiliados o simpatizantes del PSOE.

El gobierno municipal lleva maniobrando desde antes del verano para deslegitimar, incluso desahuciar o aislar, a la Asociación de Vecinos del Parque de Las Margaritas intentando reconducir la pérdida de influencia en la entidad y  en el barrio. Propaganda y obras, bordillos y baldosas, son otras de las patas sobre las que se asienta la política de Sara Hernández en las Margaritas.

A finales de septiembre de este año, el presidente de la Asociación de Vecinos de Las Margaritas, Vicente Martín García, se dirigía a la alcaldesa a través del Registro Municipal para comunicarle su reelección como máximo representante de la entidad el día 19 y para mostrar su desconcierto «ante hechos que he vivido como Presidente de esta Asociación en los últimos meses y que afectan a su concejalía», refiriéndose a la propia Sara Hernández como responsable directa y única de Participación Ciudadana. Parece un tema que pasó hace meses; pero lo que denuncia ante el registro antes del verano sigue vigente.  Ni siquiera le han contestado.

En el mes de junio, Vicente Martín y el vicepresidente de la Asociación fueron convocados a una reunión en la calle Béjar por Luis Domínguez y Enrique de las Heras, ‘asesores’ de Participación Ciudadana. La sorpresa para los dos representantes vecinales fue mayúscula cuando les exigieron que «aceptaran como socios a dos personas que viven en el barrio».

La petición de los dos cargos de confianza de la Alcaldesa tenía como protagonistas a Juan Manuel Plaza y a Luis Rojo, militantes del PSOE, e impulsores de la Plataforma Vecinal de Las Margaritas, un colectivo que no figura en el Registro Municipal de Asociaciones. Se trataba —así apunta el conflicto en términos de guerrilla urbana—, de meter a la ‘quinta columna’ dentro de la Asociación; de hacerles tragar con un ‘caballo de Troya’ simulado, un juguete aparentemente inofensivo pero que traslucía el futuro de la maniobra política.

Según Vicente Martín, estos dos vecinos del barrio «han tenido varias situaciones de conflicto con la Asociación y y conmigo» aunque una de las dos personas propuestas, Luis Rojo, indica que «cualquier disputa, rencilla u otro malestar que su presidente tenga es ajeno al funcionamiento de la Plataforma». De todas maneras, la respuesta de Vicente Martín fue que «eso no dependía de mí sino que debía ser una decisión de los socios». El tema se llevó a la asamblea de los vecinos y «todos los asistentes rechazaron que se admitiera a esas dos personas como socios».

La Asociación de Vecinos, la única constituida e inscrita en el Registro Oficial del Ayuntamiento de Getafe, se queja de las presiones, tejemanejes políticos y ‘ninguneos’ del Gobierno Municipal, algo cada día más habitual en el Getafe de Sara Hernández y que denuncian hasta los partidos políticos con representación municipal de la oposición. La Plataforma, por el contrario, es de momento solo eso, un colectivo sin entidad jurídica. Según Luis Rojo, consultado por este periódico, «la Plataforma se creo a partir de una demanda vecinal sobre la cantidad de pisos ocupados en Las Margaritas y la exigencia de la toma de medidas por parte del Ayuntamiento». Desde entonces tiene presencia en el barrio con vocación «de correa de transmisión entre vecinos y administración local, haciendo llegar a nuestros políticos las necesidades y carencias».

El presidente de la Asociación de Vecinos,  Vicente Martín, también se queja de que en la citada reunión con Luis Domínguez y Enrique de las Heras se le exigió que entregara las llaves del local de la Asociación porque en agosto «debían entrar los del ICI [Intervención Comunitaria Intercultura] para la escuela de convivencia». Y así lo hizo el 31 de julio; algunos miembros de la Asociación de Vecinos comprobaron en septiembre que el local estaba abierto y que «había colchones usados y que todo estaba en mal estado de limpieza». Hoy, aún, las instalaciones de la calle Begonia son utilizadas por distintos colectivos con un uso desigual en cuanto a orden y limpieza y a los posibles ‘agujeros’ en la seguridad del inmueble.

Vicente Martín le preguntaba a la Alcaldesa en su escrito de septiembre si las demás asociaciones de vecinos tenían que entregar la llave de sus sedes al Ayuntamiento para uso de otras entidades que no respetan los mínimos de orden y limpieza. «¿Cuándo se va a devolver la llave de la sede?», interrogaba el presidente de la Asociación de Vecinos. A día de hoy, tres meses después, la pregunta sigue sin respuesta. Los responsables de Participación Ciudadana, pasado el verano y casi el otoño, aún no han devuelto las llaves a la Asociación. Y, lo que es más grave, la alcaldesa ni siquiera ha contestado al escrito presentado. Cualquiera diría «que no son maneras, solo falta de educación».

Vicente Martín ha ratificado a este periódico su rechazo a la actitud de los dos ‘asesores’ «ya que este Ayuntamiento no debe ejercer ninguna influencia ni presión a las asociaciones de este pueblo» y se queja del ninguneo que sufre la entidad que representa resumido con una pregunta: «¿cuál es el motivo por el que usted o el concejal de Barrio no se ponen en contacto nunca con esta asociación cuando visitan Las Margaritas ni atienden a sus peticiones o escritos, y sí lo hacen con una persona que dice que representa a los vecinos sin haber sido elegida por nadie?».

 

MARGARITAS-2

 

Plan Margaritas

Además de intentar ‘controlar’ o redirigir a la Asociación de Vecinos, el Gobierno municipal ha anunciado, a bombo y platillo, como refuerzo propagandístico, ‘el Plan Margaritas’, un conjunto de obras al estilo del Plan E de Zapatero [que dilapidó 12.000 millones de euros en bordillos] publicitado con la excusa de remodelar y mejorar las calles, dotado en este caso con un millón de euros, y según la información del Consistorio «debatido previamente con los vecinos, tal como lo solicitaron asociaciones del barrio, donde decidieron el tipo de reformas a realizar». La Junta de Gobierno adjudicó a mediados de agosto los proyectos de una primera fase que abarcará las calles Crisantemo, Tulipán, Rosa, Flor de Lis, Hortensia, Jacinto, Loto y Jazmín

Vicente Martín discrepa de la versión municipal y asegura que, efectivamente, se convocó a diversos colectivos y asociaciones del barrio pero que, al igual que pasaba y sigue pasando con otras iniciativas y consultas, la Asociación de Vecinos  ni siquiera fue invitada a las reuniones en una clara actitud de ninguneo y discriminación.

A las preguntas de este periódico intentando buscar una explicación de enfrentamiento político, Vicente Martín se declara independiente, «no estoy afiliado a ningún partido aunque a veces, critique o aplauda algunas actuaciones de los gestores municipales independientemente del signo político que tengan».

Martín pertenece a la asociación desde que se fundó; «luego lo dejé, volví, estuve un tiempo como vicepresidente con Antonio Sáiz, y ahora llevo seis años como presidente». Comenta que tiene sus ideas; igual que felicitó a Juan Soler cuando Lyma hacía caso a los requerimientos de limpieza del barrio, le cuenta sus desventura al exalcalde Pedro Castro que, ante el relato de las dificultades, le anima a seguir en la brecha vecinal. Es Pedro. Ahora «es distinto», dice Vicente, defraudado; siente sobre sí y sus socios, como otros muchos discrepantes, la actitud sectaria de Sara Hernández en su calidad de alcaldesa y como responsable de Participación Ciudadana; puro empeño en sesgar la realidad, apartar y aislar con vacío a los que no piensan como ella. Quien no está conmigo, no existe.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies