GETAFE

La Iglesia renueva la Consagración de España al Sagrado Corazón con la asistencia de más de 12.000 fieles católicos

Más de 12.000 fieles católicos presentes en la explanada del Santuario del Cerro de los Ángeles (Getafe), junto a cuatro cardenales y más de una veintena de obispos, renovaron ayer domingo, 30 de junio, la Consagración de España al Sagrado Corazón, en una ceremonia celebrada a los pies del monumento dedicado al Corazón de Cristo, el mismo lugar en el que se hizo por primera vez en 1919, coincidiendo entonces con su inauguración, a la que asistió el rey Alfonso XIII, bisabuelo del actual rey de España, Felipe VI.

Cien años después, el obispo de la Diócesis de Getafe y anfitrión del acto, Ginés García Beltrán, dio la bienvenida a los fieles venidos desde distintos puntos de la geografía española, con un recuerdo especial para los vecinos de las localidades que están sufriendo durante estos días por el incendio que está viviendo la Sierra Suroeste de Madrid.

García Beltrán manifestó durante sus palabras de bienvenida que en estos últimos cien años “muchas cosas han cambiado, pero que, si algo permanece, es el Amor del Corazón de Cristo”.

En la celebración también estuvo presente el hasta ahora Nuncio de Su Santidad, Renzo Fratini, quien ha transmitido la bendición del papa Francisco, animando a los fieles a que sean “testigos de Cristo para que su Amor reine en todos los hogares”.

La Santa Misa fue presidida por el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, quien en su homilía aseguró que los católicos somos “el Pueblo de Dios”. “Este Pueblo que camina en España quiere renovar y consagrarse, y consagrar a España una vez más, al Corazón de Jesús. Somos el Pueblo de Dios que vive entre el pueblo que camina en España. Sentimos el gozo de sabernos hermanos de todos los hombres. Asumimos con toda nuestra vida la misión que nos ha confiado el Señor y también la responsabilidad en la misión que nos dio Él, de no desentendernos de nada que afecte al ser humano ni de nadie. A todos los ponemos junto al Señor sabiendo que quien cuida a todos es Él”, dijo el cardenal arzobispo de Madrid.

“Solamente un pueblo crece si se preguntan todos los que pertenecen a él, aunque sea desde perspectivas distintas, pero con convicción profunda, ‘quién es mi prójimo’. Cuando olvidamos esta pregunta habrá grupos, pero no hay pueblo. Esto es precisamente lo que nos enseña el amor de Dios, manifestado en el Corazón de Jesús”, añadió.

Tras la celebración, todos los presentes recitaron la oración con la que se renovó la Consagración de España al Corazón de Cristo: “Señor Jesucristo, Salvador del mundo, al cumplirse el centenario de la Consagración de España a tu Sagrado Corazón, los fieles católicos volvemos a postrarnos en este lugar, donde se levanta este trono de tus bondades, para expresar nuestra inmensa gratitud por los bienes innumerables que has derramado sobre este pueblo de tu herencia y de tus predilecciones”, rezaba la oración.

Con este gesto, la Diócesis de Getafe quiere impulsar, “en comunión con toda la Iglesia, una nueva etapa evangelizadora marcada por la alegría del Evangelio”.

La celebración estuvo presidida por la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles, patrona de la Diócesis de Getafe. Los cánticos del acto estuvieron al cargo de las 80 voces y 30 músicos del Coro y la Orquesta diocesanos.

Este acto fue precedido por una vigilia celebrada la noche anterior, en la que participaron más de 3.000 fieles y que se extendió hasta altas horas de la madrugada con testimonios, cánticos y momentos para la oración y el recogimiento.

Año Jubilar

La renovación de la Consagración de España ha sido el acto central del Año Jubilar que se está viviendo en la Diócesis de Getafe, que comenzó el pasado 2 de diciembre con la apertura de la Puerta Santa de la Basílica del Cerro de los Ángeles y que se prolongará hasta el próximo 24 de noviembre, con la celebración de nuevas actividades, entre las que destaca un gran congreso de evangelización que tendrá lugar en Getafe los días 28 y 29 de septiembre.

Al igual que sucediera hace cien años, parroquias de diversas provincias también han querido sumarse a la Consagración, bien enviando peregrinos a participar en la ceremonia o bien organizando celebraciones en sus templos.

Además de por Monseñor Carlos Osoro, el obispo de Getafe ha estado acompañado en el acto de la renovación de la Consagración por otros dos cardenales (Antonio María Rouco, arzobispo emérito de Madrid, y Carlos Amigo, arzobispo emérito de Sevilla).

También estuvieron presentes el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez; el arzobispo castrense, Juan del Río; el de la Seud’Urgell, Joan-Enric Vives, y el de Burgos, Fidel Herráez.

Los prelados Juan Antonio Reig (Alcalá de Henares), José Ignacio Munilla (San Sebastián) y Francisco Cerro (Coria-Cáceres) tampoco quisieron perderse esta celebración, así como varios obispos auxiliares y obispos eméritos.

Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies