LEGANÉS

Santiago Llorente y los pasatiempos del ladrillo

No. A este medio no le ha pillado de susto. Ni se ofende por ello. La capacidad de ofender no reside en el presunto agravio, sino en quien lo pretende, si es que lo ha pretendido, porque, a veces, ni inteligencia hay para eso. Vamos a explicarnos.  Unos micrófonos en un cuarto ha sido bautizado como medio de comunicación, concretamente, sus ‘autores intelectuales’ lo posicionan en el espectro radiofónico. No es que nuestra pretensión sea la de eludir publicitar el nombre de su actividad de ocio y por ello no hagamos referencia al apelativo que le han dado. Simplemente ahora ni nos acordamos, de verdad. Disculpen. En cualquier caso, se trata de la actividad ésta que se han montado para charlar un rato. Tampoco nos vamos a meter mucho nosotros con esto, que ya suficiente sorna les han hecho por redes sociales.

Bien. En este pasatiempo hay empresarios de Leganés metidos. Y Llorente dando las palmas. Es una mezcla ya habitual por la ciudad. ¿Qué ocurrió? Pues que Santiago no dudó ni un segundo en desplegar sus parabienes, halagos, besos y abrazos a la ‘curia’ empresarial. En esas, el torpe va y suelta algo así como que ‘esto’ era el medio ya principal de la villa. Totalmente de acuerdo con todas las opiniones que le han puesto a escurrir por esta ‘cita filosófica’. Es de traca.

No en vano, a este periódico no le pilló con el pie cambiado. No es la primera vez que Santi se esfuerza por mostrar públicamente su estulticia. Sería un menosprecio si viniese de alguien a quien tener cierta consideración. Pero, sinceramente, pensamos que estas declaraciones hacen justicia a su capacidad. Ha llegado con la palabra a donde le llega la mente. No hay que ser demasiado severo… Salamanca no se lo va a prestar.

Por otro lado, no puede ofender esto a ningún medio que de verdad se afane en la noble tarea del periodismo. La razón es sumamente simple: no existe comparación. Punto. Eso es otra cosa. No hay que rebajarse ni darse por aludidos, más allá del discurso de un alcalde más afanado en los ladrillos que en los problemas de su ciudad.

Por el contrario, sí hay verdaderas ofensas perpetradas a la luz del día. Ahí tienen a los farsantes que elucubran y se inventan agresiones para dinamitar personalmente a un rival. O las amenazas de muerte de un vicepresidente de UNELE, asociación empresarial de Leganés, cuyo presidente ya ha ido al cuarto este de los micrófonos, a un contrario político…

El pasatiempo éste no tiene más.

  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share
Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies