LEGANÉS

ULEG pide que la Biblioteca Central sea realmente «biblioteca» y sea realmente «central»

► El partido vecinal argumenta que «tras más de 12 años y con 40% de sobrecoste, el gobierno de PSOE-Leganemos ha desnaturalizado la planificación original del edificio de la ‘Biblioteca Central’

Unión por Leganes-ULEG ha denunciado que «tras más de 12 años y con 40% de sobrecoste», el gobierno de PSOE-Leganemos ha desnaturalizado la planificación original del edificio de la Biblioteca Central. «El edificio se ha convertido en la ‘Casa del Reloj 2’, un edificio administrativo multiusos». Además, argumenta que nace obsoleta, «con un concepto más propio de los años 90, sin adecuarse a las nuevas demandas educativas, culturales y sociales, sin implantar las mejoras de las nuevas tecnologías en servicios bibliotecarios, de archivo y documentación o de préstamos de libros, o adaptarse a las posibilidades que ofrece Internet y la tecnología móvil en el siglo XXI… Una situación que se agrava al haberse convertido en un edificio administrativo multiusos y haber ocupado con oficinas y despachos zonas destinadas a aulas y salas».

Por ello, el partido vecinal, en sus labores de primer partido de la oposición en el Ayuntamiento de Leganés, ha presentado una moción para el próximo Pleno municipal, que se celebrará este jueves 13 de febrero, en la que pide que la Biblioteca Central de Leganés vuelva a su proyecto original y se reconvierta en ‘biblioteca’ y ‘central’. «Más de 12 años después, aquel proyecto de ‘Biblioteca Central’ que en un plazo de 24 meses iba a convertir a Leganés en un referente de la cultura con uno de los edificios que iba a albergar una de la bibliotecas más grandes de la Comunidad, ha supuesto finalmente un coste de unos 20 millones de euros (+ 40% más), aún no ha abierto las puertas al público y se ha convertido en un edificio administrativo multiusos, desnaturalizando así el planteamiento inicial de modernizar y centralizar los servicios bibliotecarios y el archivo municipal de la ciudad».

«Es precisamente la reconversión a un edificio multiusos, una ‘Casa del Reloj 2’, al utilizar la tercera planta completa para albergar despachos y las delegaciones de Obras e Infraestructuras y de Medio Ambiente lo que ha generado mayores suspicacias. El propio alcalde justificó y argumentó en una entrevista en un medio local que “el edificio que se planteó era muy grande y que con el paso del tiempo el papel tiene menos demanda y sobraba espacio… Que incluso para el archivo municipal sobraba espacio”.

«Sin embargo –sigue ULEG–, el propio archivero municipal confirmó en redes sociales que ni a bibliotecarios ni al archivero les habían dejado ver las obras ni la distribución. Que no les habían preguntado por el destino de ciertas instalaciones. Un hecho que denota cierta prepotencia y desprecio hacia los técnicos competentes por parte de algunos responsables municipales que piensan de forma patrimonialista. Que el espacio destinado sería necesario en su totalidad dado el volumen de documentos, archivo histórico, pero principalmente expedientes de Urbanismo e Industrias”.

«Es tal el desinterés por parte del gobierno municipal en este proyecto cultural –argumenta el partido vecinal– que en lugar de publicar una oferta pública de empleo y procesos de selección para la contratación de nuevos bibliotecarios en nuestra plantilla municipal, ha llegado a trasladar personal de otras bibliotecas municipales o usar fórmulas de contratación provisional y temporal».

Desde el grupo municipal Unión por Leganés-ULEG consideran que no tiene sentido que la ocupación de salas sea para hacer despachos, que se utilicen todos los espacios para instalar las delegaciones de Obras e Infraestructuras y Medio Ambiente en un edificio de carácter cultural (la lógica diría que en cualquier caso debería ser la Delegación de Cultura). «Además, habiendo entidades sociales y culturales en el barrio de Leganés Norte sin sede propia que podrían haberse alojado en dicho edificio, como es el sangrante caso de la Asociación de Vecinos de Leganés Norte, sin sede, a pesar de la infinidad de mociones en las que hasta se ha aprobado darles un local».

Por otro lado, consideran «que hemos perdido la oportunidad de pensar en grande, tras 12 años, en los que nadie ha respondido por la negligente gestión de esta obra», no se ha adaptado el proyecto cultural a las necesidades y demandas del siglo XXI: «vamos a inaugurar una biblioteca que ya nace obsoleta, sin tener en cuenta, por poner varios ejemplos, que además de las salas de estudio, la educación ‘on line’ está creciendo de manera exponencial y se requieren aulas informatizadas, o la necesidad de aumentar los servicios de uso de nuevas tecnologías con dispositivos y libros electrónicos, la necesidad de salas y archivos audiovisuales, el desarrollo de una plataforma de préstamos de audiovisuales en streaming (una especie de ‘Netflix’ para usuarios de biblioteca), o de las tecnologías móviles vinculados a servicios bibliográficos, la puesta en marcha de proyectos de automatización y digitalización, etc.»

Por último, ULEG critica la infrautilización del espacio exterior donde se han instalado varios “chozos” sin ningún aporte. «Un lugar que podría destinarse a proyectos que han quedado en el olvido, como la Casa de la Cultura o la Casa de la Juventud, o una junta de distrito para Leganés Norte».

Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies