CILUSIONADOS

Un mal endémico de Europa y de España: la extrema derecha

No es hora de lamentarse farisaicamente contra la extrema derecha. Si hemos estado fumando como carreteros, no podemos lamentarnos ahora del cáncer de pulmón que padecemos. La extrema derecha es una enfermedad de nuestra democracia, y como tal tenemos que tratarla. Las enfermedades no se curan con lamentos, sobre todo,  si somos nosotros los responsables de dicha enfermedad.

Hace muchos años, por no decir décadas, que los partidos se han convertido en los señores feudales de la integración europea.  Los ciudadanos ni pintábamos ni pintamos actualmente nada en la UE, y al parecer tampoco en democracia. Las instituciones europeas, eso que vulgarmente se llama Bruselas, han caído en manos de los partidos políticos y, en lugar de fomentar y controlar el proceso integrador, se han dedicado, porque los partidos políticos no les han dejado hacer otra cosa,  a ocultar la corrupción. ¿No había realmente posibilidad de controlar a qué se dedicaban las ayudas sociales al paro o  las ayudas a las infraestructuras? ¿Cómo se le ha podido obligar al conductor del autobúsa que se tape los ojos?

La extrema derecha no ha surgido por casualidad y ha venido para quedarse. Hace ya mucho tiempo que se están tolerando los nacionalismos. Todo nacionalismo es también extrema derecha pura y dura, por muy de color rosa que se lo quiera presentar. Claro que cuando se trata del nacionalismo de los Estados, lo llamamos “soberanía nacional”. Las desigualdades sociales no sólo no se han reducido sino que han ido en aumento en toda Europa. Las desigualdades entre los diferentes países de la UE también. ¿Dónde está la solidaridad, que es uno de los principios fundamentales de la UE?

¿Y qué nos proponen para curar esta mal endémico?  Participar en las elecciones, es decir cataplasmas. Pero si esto ya lo venimos haciendo desde hace tiempo. ¿Tienen acaso los partidos políticos un programa electoral sobre Europa? ¿Al menos una idea de lo que debe ser la UE? ¿Van a quitar, al menos, todas las trabas para que otras fuerzas puedan presentarse realmente a las elecciones europeas? ¿Tendrán que esperar otros 20 años las listas transeuropeas?

No queremos lamentos. Eso que vosotros llamáis monstruo, es decir la extrema derecha, la habéis creado vosotros.

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares
Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies