LEGANÉS

Una pareja leganense desahuciada: «Llorente y Recuenco son unos impresentables en mayúsculas»

► El contraste de la campaña electoral: Julián y María Ángeles, de 52 años ambos, se encontrarán en la calle a partir del lunes 20

“Seguir trabajando“. Así reza el lema del socialista Santiago Llorente, aún alcalde de Leganés y candidato de nuevo a revalidar el puesto el 26M. Mientras esto sucede y sus fieles parroquianos reparten propaganda partidista, este martes el municipio vivía un dramático desahucio. Se trata del lanzamiento de María Ángeles y Julián, una pareja de 52 años y sin hijos, de Zarzquemada. Deben 11 mensualidades de alquiler, como consecuencia de la precariedad y el ahogo económico en que están sumidos. “Mi mujer no tiene trabajo, aunque busca y busca. Yo apenas tengo una nómina de 1.000 euros. No es que no queramos pagar, por Dios, es que no podemos“. Han conseguido que se aplace seis días. El próximo lunes, 20 de mayo, están obligados a depositar las llaves en el juzgado. No tienen adónde ir. Sin horizonte. Entre medias, la campaña electoral…

nuevocrónica.es habla personalmente con Julián. Apenas llevamos dos minutos de conversación cuando llaman al timbre. Se hace un alto. Es una pareja, que sin conocerlos, viene a prestarles ayuda. Les ofrecen lo que pueden. El padre de ella regenta una empresa de trasteros y les proponen dejarles uno sin coste. Julián se llena de emoción sin saber cómo agradecer lo que para él supone un gran gesto. Se acaba de quitar, él y su mujer, un peso de encima, aunque la losa sigue estando ahí. Ahora, por lo menos, tendrán un lugar al que llevar sus pertenencias mientras encuentran su vida.

“Estamos en plena búsqueda de algo habitacional. Ya no podemos esperar. Es momento de actuar. No sé qué pasará ni dónde dormiremos a partir del lunes “, admite a este periódico. Acto seguido, este vecino detalla su delicada situación económico-social. “Tengo un contrato indefinido, sí, pero sin pagas. Trabajo de noche, pero no me pagan nocturnidad y mi nómina apenas alcanza los 1.000 euros“, explica al tiempo que añade que “además tenemos dos préstamos que casi juntan 500 euros y las pequeñas cosas como el abono transporte, que me cuesta 64 euros. O la comida. A todo no llegas. Nuestra situación nos impidió poder pagar alrededor de cuatro mensualidades“. Es ahí cuando el propietario los demanda. Actualmente, llevan casi un año sin abonar el alquiler.

“No quiso acuerdo“, recuerda Julián, quien apunta que les quitó la luz, “nos la arrebató cuando nos denunció. Supongo que de cara a la demanda tendría más fuerza decir que no pagamos ni la luz. Así que de facturas de luz debemos desde diciembre“.

A partir de ahí la realidad de Julián y María Ángeles se topa con el desconocimiento del terreno judicial. Tal es así que ni recurren. “Se nos pasan los 10 primeros días para hacerlo. No tenía ni idea porque jamás en la vida he estado metido en un juzgado“. Así que mientras Julián argumentaba su ignorancia en estas cuestiones en la secretaria del juzgado, se topó con Feli Velázquez, una de las integrantes más veteranas de la PAH de Madrid y de Leganés. Al escuchar que este hombre tenía problemas relacionados con un desahucio le ofreció la ayuda de la plataforma. Julián comenzó a asistir a las reuniones, junto con otros afectados y asesores en la materia. Fue así como consiguió, por fin, contar con un abogado de oficio.

“Estoy muy agradecido a la gente de la PAH y a nuestro abogado. A pesar de que ya el hombre lo tenía muy complicado, la mañana del desahucio se estuvo hasta las 11 horas luchando para poder tener unos días y preparar la mudanza. Es que la Comisión judicial venía a pedirnos ya las llaves y a que nos olvidásemos de lo que había en la casa, que eso es nuestro“, relata el afectado.

Esa noche la recuerda con el amargor que se le presume a un escenario desagradable. Julián, quien tuvo que marchar a trabajar, le contó a su encargado en la empresa su situación y se vino un poco antes a su casa. “Llegó un momento en que me puse histérico. Recuerdo a una señora que integraba la Comisión judicial. Ya llevaba maltratándome psicológicamente desde diciembre. Muy malas maneras ha tenido siempre y no fue menos esa mañana. Nos decía que nos teníamos que ir ya sí o sí, que no nos daba ni un segundo más. Hasta que no aguanté, dentro de mi desasosiego, y le dije que me tenía hasta las narices y que era una borde“.

No obstante, se consigue una suerte de tregua de seis días. ¿Por qué? “No lo tengo muy claro, pero sí sé que esta señora hace unas llamadas y pasado un cuarto de hora nos enteramos de que se aplaza. O bien habló con el abogado del dueño o con la jueza, pero que el próximo lunes y ya definitivo hemos de irnos“. Este ‘alto’ también les permitirá pensar qué hacer con sus neveras. “Las tenemos con comida, de ofertas que vas comprando. Y tengo que buscar un lugar para enchufarlas, no puedo perder todos estos alimentos“.

El lanzamiento en campaña

Por el momento no tienen dónde. En eso piensan mientras Julián va embalando en cajas sus pertenencias. Se va apagando una luz en ese salón que aún lo preside un marco del Atlético de Madrid, propiedad de Julián, el hincha. Y mientras, en la época de los panfletos, Julián no puede sino hablar de política. En primer lugar, los agradecimientos. “Ahí han estado Podemos, ULEG y Más Madrid“. Y acto seguido, los reproches.Llorente y Recuenco son unos impresentables totales. Vacilan de que van apoyando a los vecinos y es falso. Y encima el alcalde alardea de ello en debates. Menos mal que Carlos Delgado le paró los pies y en ese momento le recordó nuestro caso. El Ayuntamiento ni coge el teléfono. Llorente es un prepotente“.

Y ahora, entre el cartón que envuelve los recuerdos, la incertidumbre. “Veremos el lunes, no lo sé. Lo único que sé es que, de la misma forma que digo en mayúsculas lo impresentables que son Llorente y Recuenco, agradezco inmensamente a la buena gente que se nos ha acercado“. El calendario aprieta. El horizonte, mudo. Julián y Maria Ángeles siguen embalando. Llorente, a “seguir trabajando“.

Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies