GETAFE

El Ayuntamiento de Getafe y la [des]memoria histórica: 40 años, 6 meses y una placa

Toma de posesión de la primera Corporación democrática el día 19 de abril de 1979 (FOTO: Jesús Prieto)

El día 19 de abril de este año se cumplieron cuarenta años de la constitución de los ayuntamientos democráticos tras las primeras elecciones municipales celebradas el día 3 de abril de 1979. En Getafe, quien más y quien menos esperaba una celebración del aniversario que pasó sin pena ni gloria oficial. La alcaldesa y el resto de ediles, de todas las formaciones políticas, estaban más preocupados por los inminentes comicios del 26 de mayo para renovar el Pleno que por la conmemoración. La ocasión se saldó con una comida privada a la que asistieron catorce de los ediles de aquella primera Corporación. Una tarta, fotos y conversaciones melancólicas. Eso fue todo.

Ahora, con seis meses de retraso, está previsto que este viernes día 11 de octubre [a las 18 horas] la actual alcaldesa, Sara Hernández, y el primer alcalde democrático tras la dictadura de Franco, Jesús Prieto, descubran una placa conmemorativa en la fachada del Ayuntamiento. En la placa, según ha podido saber esta publicación, solo se hace alusión a la primera Corporación sin que figure el nombre del primer alcalde, de los ediles electos, ni una referencia a los cuarenta años, una cifra que a más de uno se le atraganta; de 1939 a 1979 y de 1979 a 2019.

Según el propio Jesús Prieto, durante el acto, del que no se ha realizado ningún tipo de promoción [ni una nota de prensa], se descubrirá la placa y, posiblemente, tengan lugar sendos ‘discursillos’. Ni siquiera figura en las previsiones informativas que semanalmente hace público el gabinete de prensa del Ayuntamiento.  Jesús Prieto quiere hacer, si es posible, referencia a los proyectos que se ejecutaron durante su mandato como la urgente construcción de colegios, del Centro Comercial del Sector 3 o los que luego continuó su primer teniente y posteriormente longevo alcalde, Pedro Castro, como el Hospital, la Universidad, en enterramientos de la vía del tren y otros,  para terminar expresando la preocupación de la ciudad por el futuro laboral de Airbús.

Ignoramos si el resto de alcaldes están convocados al acto [Parece que Pedro Castro no]. Lo que sí se puede constatar es que el esfuerzo por convocar a todos los que han sido cargos electos durante estos cuarenta años y pico ha sido, no escaso, inexistente. Es una celebración menor, salpicada por la duda de si el lugar previsto para esta placa era el hueco que dejó tras quitar la que conmemoraba la inauguración de la [nueva] Casa Consistorial l 12 de febrero de 1997]. Se dice: piensa mal y acertarás. Esa sospecha podría justificar la torticera retirada, injustificada y extemporánea, con extrema agosticidad, de la placa que inauguraron Pedro Castro y el Rey Juan Carlos I. Asegura el exregidor, con la desconfianza y el recelo en la cabeza, que «se trata —en el fondo— de enterrarme, de borrar mi paso por la memoria histórica de Getafe por todos los medio». Dicho está. Eso sí, las dos placas mantendrán la historia, quizás por culpa de un periódico que lo publicó a tiempo para evitar la tropelía.

 

Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies