PARAÍSOS PERDIDOS

Bienvenidos a la Ciencia ficción

Está en marcha un experimento psicosocial inédito en toda la historia de la humanidad. Las percepciones que tenemos sobre la realidad se han transformado a nivel global en pocas semanas. La conducta humana y su inserción en la sociedad se han puesto a prueba. La mitad de la población está aislada y su totalidad en peligro. Calles vacías, establecimientos cerrados, silencio y miedo. Hospitales de campaña, ambulancias con sirenas amenazantes, ruido y más miedo.

Cada vivienda en confinamiento, es un barco varado, un cachalote herido tendido de costado sobre la arena de una playa desconocida. Sencillamente no sabemos en donde estamos ni a donde vamos. En una isla de Nueva york se hacen fosas comunes, y en Madrid tenemos un palacio de hielo que conserva cuerpos, sin vida ni patines.

La especulación financiera y el poder del capital sin otro objetivo que su acumulación. Ser consumidores o simples consumibles. Gente que sí y gente que no. El individuo compitiendo en la selva del sálvese quien pueda, de las inexorables leyes del mercado; oferta y demanda. Es una locomotora que frenara y hasta en ocasiones durante semanas será detenida, algo inédito desde que fue puesta sobre las vías.

Por primera vez desde la segunda guerra mundial, se nos ha removido el estatus quo. Después del palo de la reciente crisis, vista desde hoy. El auge de los nacionalismos y el crecimiento de la brecha entre países y personas, más antisocial que económica. Nos ha venido el bastonazo por un virus sin cerebro, una especie de ridícula ameba, para despertar nuestras verdaderas prioridades. Resulta poco gratificante para las generaciones que pretendieron cambiar el mundo desde otros ámbitos, más altisonantes y mucho más glamurosos. Todo está abierto, y eso siempre duele. Si no nos mata, al menos nos quitara muchas tonterías, y hasta puede que nos alimente.

Sin embargo no puedo acallar el persistente susurro del moscardón. Evitar sobre mis canas tras las orejas, el ronroneo del gato pardo; “esto es otra vuelta de tuerca”. Todo cambiará a peor y será lo mismo para los de siempre…

Deseaba dejar algo sesudo y esperanzador, que me hiciera quedar bien. Revisité entre mis libros de ciencia ficción, ojeando con las manos, en la biblioteca de mi casa algún subrayado de años atrás. Cuando les pude leer inocente de lo que hoy es una realidad, antes imposible de predecir sinceramente. No encontré nada, que me pudiera servir.

Este es el signo de nuestro tiempo, ante mi total ignorancia y las ganas de ocultarla, culebree por los servicios de redes sociales de internet en la nube. Y aquí inevitablemente encontré un fragmento de la novela “Los desposeídos” de Ursula K. Le Guin. Autora nacida en California y que según me informa la pantalla, se enamoró  del marido al que dio tres hijos, mientras se dirigía a Francia a bordo del Queen Mary… De esta señora, no he leído nada más que esto:

«Es nuestro sufrimiento lo que nos une. No el amor. El amor no obedece a la mente, y cuando se lo violenta se transforma en odio. El vínculo que nos une está más allá de toda posible elección. Somos hermanos. Somos hermanos en aquello que compartimos. En el dolor, en ese dolor que todos nosotros hemos de sufrir a solas, en la pobreza y en la esperanza reconocemos nuestra hermandad. La reconocemos porque hemos tenido que vivir sin ella. Sabemos que para nosotros no hay otra salida que ayudarnos los unos a los otros, que ninguna mano nos salvará si nosotros mismos no tendemos la mano. Y la mano que vosotros tendéis está vacía, como lo está la mía. No tenéis nada. No poseéis nada. No sois dueños de nada. Sois libres. Todo cuanto tenéis es lo que sois, y lo que dáis».

 

Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies