ENTREVISTAS

Entrevista a Carmen Pingarrón: innovación contra el cáncer de mama

La doctora Carmen Pingarrón Santofimia en su consulta de Getafe

¿Imaginamos un panorama el que se pueda atacar al cáncer anticipándonos a su ruta? Hoy esos anhelos entran en una realidad bastante contundente. A través de los test genéticos de prevención podemos encontrar un cortafuegos ideal que impida el avance de esta enfermedad en mama y ovarios. Evidentemente, ante semejante noticia, las preguntas aparecen. ¿Dónde se practica? ¿Quién puede acceder a ello? ¿Duele o no duele? ¿Cuál es su precio? Para responder a estos interrogantes y otras cuestiones, entrevistamos a la doctora Carmen Pingarrón, jefa del Servicio de Ginecología y Oncoginecología en Hospital Quirón San José de Madrid. De raigambre getafense, es una persona muy conocida en el municipio donde mantiene su consulta particular (calle Comandante Ernesto Che Guevara, 1, bajo).

Test genéticos para prevenir el cáncer de mama

Pregunta: ¿Qué son los test genéticos de prevención?
Respuesta: Es un método lógico y preventivo. Los métodos actuales diagnostican, pero no son capaces de impedir. Si logramos evitar la aparición del cáncer, los resultados todavía van a ser mejores. Y con los test genéticos seleccionamos el sector de la población que estamos casi seguro que va a tener un cáncer y procedemos en consecuencia. Creo que todo el mundo ha oído hablar del caso de Angelina Jolie, cuya madre murió joven, así como sus abuelas. Está mujer se hizo un test de detección y supo que lo iba a tener. Por eso se quitó las mamas, los ovarios y se puso prótesis. De esta manera, ha logrado evitar que le aparezca un cáncer, que al final es lo que queremos.

P: ¿Podemos disponer ya de ellos?
R: Ya están en la calle. Ahora mismo, se hacen bajo unos criterios de selección muy restrictivos y para que te hagan un test financiado por la Seguridad Social tienes que cumplir una serie de requisitos, sobre todo de antecedentes familiares que son muy drásticos y la tendencia es que se lo pueda hacer un sector más amplio de la población. Ahora mismo si te lo quieres hacer porque tengas unos antecedentes, pero no tan drásticos como los exigidos por la Seguridad Social, pues están estos de los que hablo.

P: ¿En qué cifra se sitúa el precio?
R: En los 500 euros, algo asequible y que estamos ya en disposición de ofrecérselo a la población. Cuando tienen algún antecedente familiar que, aunque no cumpla los requisitos oficiales, pero a nosotros nos haga sospechar que puede haber un cáncer de mama de origen genético, o cuando las pacientes presentan unas mamás muy densas o nos dan una serie de signos en las radiografías que nos hacen pensar, lo ofrecemos. No es un precio desorbitado. Eso creo, pero hay muchas economías. Y a veces la gente te dice que no está en disposición.

P: Esa solución cortaría…
R: Claro, eso corta porque lo que tú haces es quitarles el tejido mamario y se sustituye por las prótesis. El gen que predispone al cáncer de mama es el del cáncer de ovario a esas pacientes también habría que quitarles ovarios y trompas. Y en pacientes jóvenes podrían no reproducirse. Así que debemos permitir que cumpla sus deseos, medir tiempos y estudiar la situación después…

P: Evidentemente, esto tiene un protocolo…
R: Por supuesto, no cualquier médico debe ponerse a manejar los test sin tener una formación en oncología ginecológica adecuada porque si no se podrían llegar a hacer barbaridades. Ni los debe manejar en ningún caso la paciente por su cuenta. No se deben poner a la venta al público en una farmacia… Todo tiene que ser asesorado por profesionales y además específicos del tema. Si no estás metido en ello, tampoco tienes el criterio para manejarlo bien. La especialización no sólo en Ginecología, sino poniendo el acento en el tema de la oncología ginecológica.

P: En qué consiste, ¿duele?
R: Es facilísimo. Únicamente tenemos que coger una muestra de saliva con una torunda como hacen los del CSI o un análisis de sangre normal y corriente. Y el resultado está en 20 días laborales y ya podemos saber si alguien está genéticamente predispuesto o no y sobre todo es importantísimo de cara a la descendencia de esa persona. Si eres portador nadie quiere dejar esta losa a tu descendencia. Eso sí, siempre hay que hacerlo desde una consulta médica. Aquí tenemos los test y yo creo que los grandes hospitales privados porque la pública, insisto, tienen que ir indicado según una serie de criterios, pero los grandes hospitales privados quiero pensar que está en todos.

P: El objetivo, es que tuviésemos todo controlado y no llegásemos a fases que estamos viendo hoy…
R: Eso es, que llegásemos a prevenir realmente, evitar que el cáncer aparezca en vez de tratarlo precozmente. Que no llegasen a padecer el cáncer y fuésemos capaces de identificar. Eso sería la tendencia Es un poco utópico que desaparezca, pero estaríamos en disposición de ir identificando a las personas más predispuestas e ir actuando sobre ellas.

Enfoque y apoyos

P: En cuanto a la convivencia con la enfermedad, no quedarse en casa, energía positiva… La incidencia de una mentalidad positiva…
R: Totalmente. El estrés se entiende ya como base de muchas patologías. Si eres capaz de superar el estrés inicial que supone una noticia como esta y que te tienes que enfrentar a un tratamiento quirúrgico, probablemente quimioterapia, radioterapia, una vez que seas capaz de internalizar eso y asumirlo y darle un proyección positiva, seguramente que los resultados van a ser mejores. De hecho, yo creo que ya en todas las unidades oncológicas hay psicólogos de apoyo para ayudar a enfocar mejor el tema porque sí parece que está bastante demostrada la repercusión en cuanto a la forma de enfrentarse a la enfermedad. Si lo hace en positivo, va a tener mejores resultados que sí lo hace en negativo. Aunque esto no lo es todo, hay casos de mal pronóstico que por muy positivos que sean pues al final…

P: ¿Se apoya desde las administraciones la investigación?
R: Se apoya muy poco. Realmente la mayoría de estudios y de investigaciones vienen apoyados por la industria farmacéutica, igual que la formación de los médicos en la mayoría de los casos.
Y además, he de decir en defensa de la industria farmacéutica, que tantas veces está tan bajo sospecha, que realmente permite que los médicos estudiemos y publiquemos de una forma muy independiente. Nos apoyan en los ensayos clínicos que hacemos y son los que realmente a día de hoy nos están dando un soporte general para seguir adelante con estudios, ensayos…

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares
  • 2
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies