ESPECIAL

La Iglesia Católica santificará al escolapio getafense Faustino Manuel Míguez

Faustino Míguez, beato desde 1998 y fundador del Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora, falleció en Getafe en 1925 donde vivió su últimos 37 años


faustino-miEl papa Francisco autorizó el pasado 22 de diciembre de 2016 el decreto que reconoce un milagro del beato Faustino Míguez entre todos los sucesos que le dieron fama y prestigio. Se trata del escolapio, científico y abanderado de la educación de las niñas, Manuel Míguez González, nacido el 24 de marzo de 1831 en Xamirás, una aldea de Orense; en 1850 ingresó en la Orden de los Clérigos Regulares Pobres de la Madre de Dios de las Escuelas Pías adoptando el nombre de Faustino de la Encarnación. El 8 de marzo de 1856 se ordenó presbítero.

 

escolapios-guanabacoa

 

En 1857 fue destinado al colegio de los Padres Escolapios de Guanabacoa para formar profesores. Guanabacoa, hermanada con Getafe desde 1996, es un municipio situado a 12 o 13 kilómetros al sur de la capital cubanas. Fue allí, en la mayor de las Antillas, donde gracias a su vocación por las ciencias naturales inició sus trabajos como químico, físico y botánico. Sus estudios sobre el poder curativo de las plantas, que experimentó en él mismo, se concretaron posteriormente en remedios naturales contra algunas enfermedades como la diabetes, la hepatitis, las hemorroides o la pulmonía, etc.., agrupados bajo el genérico de “Específicos Míguez”.

 

faustino-tras-la-fundacion

El Padre Míguez, en la imagen con bonete, acompañado de otro religioso, de las primeras ‘pastoras’ y de otras señoras

 

En 1860 regresó a España, concretamente a Sanlúcar de Barrameda donde tomó conciencia de la discriminación en la educación de las niñas; mientras los varones eran atendidos en el colegio de los Padres Escolapios, las muchachas sólo podían recibir una mínima formación. Así, tras solicitar permiso de sus superiores, fundó la orden de las Religiosas Calasancias Hijas de la Divina Pastora, como institución para educar niñas.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

En 1888 recaló definitivamente en Getafe donde se dedicó a la enseñanza y al desarrollo del laboratorio, hasta su muerte acaecida, casualmente otro 8 de marzo, en 1925, a los 94 años de edad.

Laboratorios Míguez se dedicó, desde su fundación en el año 1922, exclusivamente a la elaboración de especialidades con plantas medicinales. Actualmente se siguen preparando una docena de “específicos”. El Instituto Calasancio mantiene un museo sobre el Padre Faustino, su vida y su laboratorio, en la calle Pablo Iglesias, así como una tienda virtual, donde se pueden comprar y consultar, incluso, las fórmulas de los preparados naturales.

El padre Míguez coincidió en Getafe y en la década de los ochenta del diecinueve con Juan Bautista de Amorós (Silverio Lanza) que también recaló en este municipio buscando el recogimiento y el anonimato. Hacía tres años que había fallecido el marino, cronista y poeta del mar Ignacio Negrín y Núñez. “Era Getafe, —según Luis S. Grangel—, una villa pequeña, silenciosa y polvorienta, rural no obstante de su proximidad a la Corte”. Sin embargo, no eran pocos los visitantes que se desplazaban hasta el pueblo con la intención de visitar a los dos más ilustres vecinos de finales del siglo XIX y principios del XX. Los vecinos especulaban sobre la soledad y el misterio del escritor; del P. Faustino, los vecinos de Getafe y Villaverde, contaban “maravillas” sobre su curaciones “milagrosas”

Vivía Amorós frente al convento de las Escuelas Pías donde Míguez impartía Ciencias Naturales. Silverio Lanza se dedicaba en su casa de Getafe al estudio de la “antropocultura” y a escribir libros. Cuenta Ramón Gómez de la Serna que el edificio de la calle Olivares, hoy Felipe Estévez, se prolongaba con un patio-jardín donde había un pozo y un emparrado donde “el solitario de Getafe” cultivaba plantas “raras y extrañas”, influenciado por las conversaciones con el sacerdote escolapio, suponemos. El callejero de Getafe tiene asignado, en el caso de ambos personajes, sus nombres a dos pequeñas vías, que de ninguna manera representan a los hombres que vinieron a dar esplendor a este poblado madrileño.

miguez-1En 1998, el Papa Juan Pablo II beatificó al Padre Faustino Míguez. Desde ese momento, por tanto, el santoral católico fija el 8 de marzo como el día de los que se llamen Faustino Manuel Míguez.

El milagro que se reconoce ahora es un hecho extraordinario para la medicina en la persona de Verónica Stobert, una madre chilena, apoderada y catequista del Colegio Divina Pastora, a quien los médicos había ‘desahuciado’ a causa de un cuadro fatal de preclampsia y hemorragia en su cuarto embarazo. El esposo y las hijas de Verónica atribuyeron el milagro a Faustino Míguez, según el testimonio de la conferencia episcopal de Chile.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
2 Comentarios

2 Comments

  1. Sebastián Carro Sánchez

    27 Diciembre, 2016 at 11:54

    Historia de Getafe, curiosidades, anécdotas; en resumen, enseñanza y cultura para engrandecer el conocimiento. Realidades que nos hacen recordar y echar de menos al insigne vecino de Getafe Manuel de la Peña quien nos dejó tanta historia local escrita y dictada. Gracias Alcalá y sólo sugerir que sería bueno y deseable que algunos enseñantes de las escuelas de la localidad y de otros lugares del territorio patrio o nacional impartieran historia de sus pueblos. Saludos.

    • JUAN M. ALCALÁ

      27 Diciembre, 2016 at 12:12

      Gracias Sebastián.

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies