DESDE LA DOBLE A

Oliva, ¿por cuánto?

 

oliva

 

A veces, se da la paradoja de ser muy claros y que otro no entienda nada. Eso le pasa a Laura Oliva. O aparentemente le ocurre. Para quienes no la conozcan se trata de la directora general de Coordinación Jurídica. Es un cargo que nunca existió. Seamos claros, está enchufada. Oliva proviene de las Juventudes socialistas (que se asemejan a una agencia de colocación) y lleva toda su vida en política. Fue nombrada a dedo por Llorente, se levanta 51.000 euros al año y se calla. Oliva, una de las niñas bonitas del “Llorentismo”, no podía quedarse sin “pilar cacho” a costa del erario público.

Pero, es que, además, podemos decir que los cobra ilegalmente porque hay una sentencia sobre el nombramiento de tres directores generales y una gerente por Jesús Gómez (antiguo alcalde) donde la jueza los considera “no ajustados a derecho”. Queda claro en qué situación permanecen ahora los del PSOE. Una pregunta es clara, ¿qué méritos tiene Oliva para este puesto? Pues uno y muy importante: tener el carnet socialista y ser una cortijera de Santiago Llorente.

No en vano, esta señora ha sido noticia, en estos días, por tener que comparecer en la Comisión de Investigación de Legatec. Se la citaba para que diera explicaciones sobre su famoso “por cuánto”.

En enero de 2015 tuvo lugar el famoso “Tamayazo” en el Ayuntamiento de Leganés por parte de cinco concejales socialistas. Al mismo tiempo que acaecían los hechos, Oliva expresaba, merced a su perfil de twitter, que la pregunta no era por qué sino por cuánto. Oliva evidencia que esos compañeros suyos podrían haber votado conjunto al PP a cambio de algo. Dinero, puertas giratorias o unas aceitunas. La cosa era por cuánto… Estaba convencidísima de que algo había.

En la Comisión, se bajó los pantalones. No fue tan gallita y se marcó una infanta ignorando saber sobre lo que le preguntaban. Ahora ya tiene que callar para que sus euros de dudosa legalidad sigan cayendo. Aunque haya familias en el PSOE de Leganés y estuviera radicalmente en desacuerdo con el voto de gente como Atienza o Martín de la Sierra, Llorentistas no comen carne de Montoyistas y viceversa.

Le preguntaron que explicara qué quiso decir con esa pregunta. Que por cuánto y qué le dieron a sus compañeros por eso. Oliva tuvo una actitud chulesca y altiva durante su comparecencia. No templó sus humos e iba con aires de superioridad. Como buena oliva, le gustaba quedar siempre encima como el aceite.

Además, le molestaba que le preguntasen por el tuit. Igual se pensó que en la Comisión iban a hablar de los diferentes tipos de aceites de oliva que existen. No. Seamos serios. Se le iba a preguntar de lo que se le iba a preguntar. Pero, estaba acorralada. La directora general se limitaba a decir que ella no consideraba importante el tuit. Ni siquiera optó por una respuesta tipo de manual de comunicación política. Esto habría sido, más o menos, reconocer que lo pudo escribir al calor de la votación, que se equivocó y que no tenía datos cuando lo expresó. Nada. Ella ni eso. Que no respondía y que no respondía. ¿Para eso vas a comparecer? Martillo pilón callando y cogiendo calentitos sus euros. Ahora las familias del PSOE están más calmadas gracias a las colocaciones de Llorente. Ahora, no es tiempo de tuits sino de mutis por el foro. El “por cuánto” de Oliva son 51.000 euros de una dirección general que ni existía y eso bien merece balones fuera.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies