EL FRANCOTIRADOR NERVIOSO

Rachel Carson, la antecesora de Greta Thunberg

Al leer recientemente la frase “sin el libro de Rachel Carson, hoy seguramente no existiría Greenpeace”, fue cuando decidí indagar para escribir este breve relato, y presentar uno de los personajes más desconocidos y peculiares que he descubierto recientemente. Una mujer que ha sido muy “maltratada” por un cierto sector científico, pero que perfectamente podría considerarse como la primera ecologista de la era moderna. Personalmente nunca había oído hablar de Rachel Carson ni de su libro más famosos “La Primavera silenciosa”, pero esa frase me animó a “investigar” y sobre todo a leer su obra.

Mi sorpresa fue mayor cuando descubrí al personaje conforme iba leyendo sobre la misma, mi ignorancia era total sobre esta autora, por ello la admiración comenzó a crecer. La historia de Rachel Carson, aunque desconocida o casi en España, en Estados Unidos sí que se considera que Rachel Carson es una de las autoras más reconocidas del siglo XX y sobre todo de las que más han influido en su cultura política medioambiental. Rachel contribuyó con sus investigaciones y publicaciones a la creación (póstuma) de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA). Murió el 14 de abril de 1964, 2 años después de la publicación de su libro más reconocido (1962), sin embargo, no fue traducido al castellano hasta 2010.

Os la presento un poco más, Rachel era bióloga marina con formación universitaria y escritora, comenzó revisando textos científicos en la universidad, su facilidad para escribir le otorgo cierta fama y poco a poco ascendió a editora jefa. Imaginad la dificultad del cargo en un mundo con pocas mujeres incorporadas al mercado laboral y menos en el sector de la ciencia. Poco a poco empezó a publicar artículos sobre la naturaleza y el medio ambiente en varios periódicos locales y revistas científicas. Rodeada y afectada por un entorno familiar complicado y con muchas dificultades en 1941 logra publicar su primer libro “Under the wind” sobre temas marinos de los cuales era experta, pero no alcanzó una cifra de ventas considerable. Esto no la desanimó y por ello en 1951, decide dejar su trabajo como redactora jefa y dedicarse a escribir, pero esta vez a jornada completa. Su dedicación tiene premio, por primera vez su apuesta le da éxito y consigue excelentes cifras de ventas y críticas en sus siguientes 2 publicaciones.

Sin duda Rachel es una gran desconocida, se trata de una mujer culta y avanzada para la época, sobresaliente símbolo feminista la cual no ha obtenido el reconocimiento científico que considero que se merece. Preocupada por lo que empieza a ver en el mundo, por la revolución industrial (entre otras cosas) y por las nuevas técnicas de cultivo y apoyada por las publicaciones científicas que empiezan a aparecer, Rachel Carson comienza a investigar sobre el medio ambiente y prepara su gran obra La Primavera silenciosa.

Comienza a denunciar la extinción de algunas especies, también refleja como otras se acumulan o como afecta la toxicidad por malas prácticas, por ejemplo, en agriculturas e incluso llegando a extinguirse especies. Así es como Rachel Carson comienza a generar una conciencia colectiva entre sus “colegas” científicos. Sin darnos cuenta se convierte en la primera mujer ecologista a nivel mundial. Según ella llegaremos a nuestra particular “primavera silenciosa” este es el efecto final del crecimiento insostenible y a veces pernicioso, que nuestra especie ejerce sobre la naturaleza. La autora se enfrentó a la problemática de la Revolución Industrial: la contaminación y sus efectos. Cito textual de su obra Primavera silenciosa: “por primera vez en la historia del mundo, todo ser humano está ahora en contacto con productos químicos peligrosos, desde el momento de su concepción hasta su muerte”

Impacta saber que esto se escribió y publicó en 1962, sin duda ella visualizó y denunció la situación que se avecinaba, pero no la hicimos caso y hemos perdido medio siglo.

Pero Rachel Carson, como mujer y científica tampoco lo tuvo fácil, cuando se publicó su libro “La Primavera Silenciosa”, se encontró con muchas críticas y ataques tanto a su libro como a ella misma. Una corriente crítica, alegó que mentía, cuestionando la fiabilidad de los datos. Sin embargo, contó con el respaldo de la revista New Yorker quien publicó el libro y estas críticas produjeron un efecto contrario, sirviendo de campaña de marketing que contribuyó un poco más al éxito de ventas.

No cabe duda de que Rachel Carson fue pionera, su mensaje deja clara la peligrosa ambición del ser humano, quien se cree dueño de la naturaleza donde habita. Es cierto que no se ha probado su teoría sobre la relación entre los pesticidas o las técnicas de fumigación invasivas (productos tóxicos) con enfermedades como el cáncer. No hace falta leer el libro entero, basta con el primer capítulo de La Primavera Silenciosa para captar lo que pretendo contar, Rachel Carson protagonizó el papel actual de Greta Thunberg, siendo la primera mujer en defender el medio ambiente públicamente, por cierto, el tiempo la ha dado la razón.

Cliquea para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies