GETAFE

Sigue la indignación en la Asociación de Afectados El Rosón de Getafe: “¿Quiere la EMSV comprar nuestro silencio?”

►El nuevo movimiento de la empresa pública del suelo con el gesto comercial no convence a los damnificados.

El calvario está, lamentablemente, lejos de acabar para los vecinos y vecinas afectadas por las obras de las VPP de El Rosón, que, más de un lustro después, siguen inacabadas, secuestrando así los planes de vida de los más de 140 perjudicados, quienes, en algunos casos, ya entregaron en su día cantidades tales como 30.000 euros. En 2019, un nutrido grupo de afectados, en un amplio reportaje, afirmaban que Sara Hernández, la regidora socialista que hoy comparte Gobierno con Unidas Podemos, les deslizaba que “si todo va bien para 2021”. La palmaria evidencia es que las llaves no han llegado.

Ahora, en marzo del presente ejercicio, fuentes afectadas se han puesto en contacto con este periódico para expresar lo que consideran otro capítulo más en su vía crucis particular. Se trata del gesto comercial que pretende tener la EMSV de Getafe para con los adjudicatarios. Según la información a la que hemos accedido, este ente público se haría cargo de los gastos administrativos de la firma de las escrituras. Pero no todo lo que reluce es oro…

El gesto ya se difumina cuando se orea el envoltorio de la ‘letra pequeña’. Y es que, tal como afirman desde la Asociación, este gesto “tendrá la condición de no poder realizar ninguna acción judicial contra la EMSV de Getafe”. Toda una declaración, pues, de intenciones. Las mismas fuentes esgrimen con amargor que “mostramos nuestro descontento con la empresa. Da la sensación de que quieren comprar nuestro silencio con una pequeña indemnización que no hace justicia a la cantidad de tiempo perdido y dinero gastado por cada vecino a lo largo de estos años de espera”; mientras añade otra voz que “hay adjudicatarios que han pedido el documento. Consiguen dividirnos porque mucha gente, por no moverse o por no informarse, bien puede que lo firme. No podemos renunciar los derechos que, como consumidores, hemos adquirido”.

“Es muy triste”

Así las cosas, y a mayor abundamiento, lo que entienden como “totalmente abusivo” es la literalidad plasmada en el documento y que ofrecemos, en Crónica, a continuación, tras haber accedido a la misma: “La aceptación de esta oferta comercial supone la renuncia del adjudicatario frente a cualquier acción judicial o extrajudicial o cualquier tipo de reclamación contra la EMSV u otros agentes de la edificación por retrasos en la entrega de la vivienda por hechos ocurridos con anterioridad a la firma de este documento o de aquellos que en el futuro puedan tener relación con nuevos retrasos que tengan su causa en la pandemia por la covid 19 o en circunstancias imposibles de prever en estos momentos».

Tras volverlo a leer, la persona afectada que conversa con este periódico, esgrime que “esto no va a quedar así. Aparte de todo lo que no están haciendo pasar todavía quieren aprovecharse más de la situación. Es muy triste”.

Más allá del gesto comercial, cuentan con más frentes abiertos. Siguen denunciando que han vuelto a sufrir “dos demoras más con la fecha de finalización de las obras. Los primeros vecinos empezaron a firmar el contrato de reserva en enero de 2016 y actualmente estamos firmando el de compraventa con fecha de entrega el 30 de noviembre de 2021. Es intolerable la gestión de la promoción que está llevando a cabo la EMSV con los pisos de El Rosón”, sentencian.

Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies