LEGANÉS

Ciudadanos Leganes se niega a contestar preguntas sobre su voto a Llorente en la investidura

►Los tres ediles ‘naranjas’ y Leganemos apoyaron al PSOE

Desde que el partido que lidera Albert Rivera saltase a la escena nacional procuraron encandilar a la gente con la palabra regeneración. Hoy, unos años después de aquello, se entienden en media España con Vox, la formación ultraderechista. En cualquier caso, los ‘naranjas’, sin ponerse ‘coloraos’, según el lugar y la investidura apoyan a un lado o a otro. En Leganés, sus tres ediles votaron a Santiago Llorente, entrando en la ecuación con los errejonistas de Leganemos, toda vez que Rivera niega a Sánchez en la semana de crisis y bajas de ‘su’ partido. Este medio ha querido preguntarles por su posicionamiento. Se han negado a responder a parte de lo pedido…, los de la regeneración.

José Manuel Egea, portavoz de Cs en Leganés, y a quien se abrió una investigación recientemente por un presunto delito contra la Hacienda Pública, Enrique Morago y Begoña Cortés (estos últimos vecinos de Valdemoro, pero concejales en el municipio pepinero) respaldaron a Santiago Llorente, el alcalde que ha nombrado concejal de Gobierno a un imputado por denuncia falsa y falso testimonio, en la investidura del pasado 15 de junio. A los de la regeneración en su momento les importó, o pareció importarles, lo de Chaves y Griñán, pero no hoy lo de Márquez o gobernar conjuntamente con el PP, primer partido condenado por corrupción, sin ir más lejos, en la capital de la nación.

Como el público objetivo de nuevocronica.es ya sobrepasa la edad de haber elegido hacer la comunión o no, a nadie se nos escapa que los apoyos en política no son gratis et amore. En caso contrario, Cs Leganés estaría tatuando un hito en el paradigma político español. No son ilícitos los acuerdos, pero sí deben explicarse con claridad ante la opinión pública.

Así las cosas, desde este medio hemos tenido a bien preguntar a Cs Leganés el porqué de su voto a Llorente. El carácter escurridizo y taciturno de la formación, que choca de pleno con su pregonerismo de regeneración y transparencia, ha dificultado mucho la labor. Incluso se han negado a contestar a según qué cuestiones. Así estamos. En un principio, Egea, vía telefónica, nos informa de que no puede responder sin antes consultar al Gabinete de Prensa del partido que cubre los municipios de la Comunidad de Madrid. La cosa ha cambiado. Apenas hace un mes no actuaba así. Es un dato, sin más. El propio portavoz queda en consultarlo y en “decirnos algo”. Falla a su palabra y no tendremos más noticias de él.

No en vano, si algo ha demostrado este periódico en su caminar es compromiso para con el hallazgo de la razón de las cuestiones de interés público. Llamamos personalmente a Prensa de Cs. Nadie, como es costumbre en las últimas fechas, nos descuelga el teléfono de las varias llamadas registradas. Sin embargo, la insistencia hace, tras varias oportunidades, que una persona que responde a nombre de Beatriz nos atienda. No nos da la posibilidad de preguntarle al portavoz, a Egea, directamente, pero, en cambio, nos ofrece que le enviemos las dudas por escrito y responderán por email. Menos da un plasma. Así estamos.

De la brevedad prometida pasan los días. Nadie, otra vez, vuelve a contestarnos al teléfono. Ni siquiera Egea. Insistimos por todas las vías de que disponemos. Así, contactamos, vía telefónica mediante, con el número dos del portavoz, Enrique Morago. Nos dice que “hará unas gestiones” para que obtengamos la contestación.

Al cabo de un tiempo no llega por mensajería instantánea algo. Nos lo manda Beatriz, quien atribuye lo escrito a Egea y se disculpa por la tardanza, “estamos hasta arriba”. Aunque no era algo para pensar, pues es de suponer que ya a día 15 debían saber qué les llevó a actuar así y ahora sólo consistía en explicarlo. Es decir, se entiende que no había respuesta alguna que preparar, sino que dar.

Sea como fuere, la literalidad del mensaje, habiéndose corregido las faltas ortográficas, que dice responder a por qué apoyaron a Llorente es la siguiente: “Durante dos legislaturas ha imperado el bloqueo partidista y esto ha repercutido en la ciudad, que no ha podido avanzar ni adecuarse a las necesidades de los vecinos. Ciudadanos decidió hacer política útil para los vecinos y apoyar un gobierno estable. El gobierno lo conforman 12 concejales, nosotros no estamos en el gobierno pero sí vamos a trabajar para conseguir los objetivos de nuestro programa y establecer un diálogo directo con el gobierno que suponga una mejora real en la vida de los leganenses. Favoreceremos una mayor eficacia en la gestión y el avance de la ciudad desde la estabilidad. Estamos comprometidos con las medidas que mejoran la ciudad y que ya desgranamos en la campaña, deporte inclusivo, ciudad sostenible… Otros partidos podrán hacer pasar por alto las necesidades de los ciudadanos y concentrarse solo en sus condiciones económicas. Nosotros no lo haremos”.

No es preciso una inteligencia fuera de lo común para inferir que, en su contestación, se visten de una suerte de salvadores de la villa que vienen a acabar con una parálisis sufrida los cuatro años atrás, pero votando al responsable de la misma: a Llorente. Ciudadanos, que remarca que no ocupará sillones, casi entona el canto de ONG. Curioso todo ello cuando el propio alcalde públicamente ha corroborado que para esta legislatura habrá dos coordinadores de grupo, siendo uno de ellos para el PSOE y otro para Cs. Entre otras cuestiones, como las posturas de los sueldos. Sí, todo esto con Leganemos de la mano, pero el ‘cóctel’ no es objeto de este artículo.

El Urbanismo, de fondo

A la misma responsable de Prensa le hacemos una pregunta más. ¿Tiene algo que ver este apoyo de Cs Leganés al PSOE en la investidura con que el número 6 de la lista de Cs Leganés, Jesús Monroy, sea el testaferro de un empresario dedicado al ladrillo a cuya radio se le ha dado una importante cantidad de dinero público? ¿Esto significa que Cs pedirá seguir manteniendo ese espacio radiofónico a costa del erario? En un intento de insulto a la inteligencia de quienes conforman esta propuesta periodística, y por ende a los lectores y vecinos, la trabajadora del Gabinete contesta que “la respuesta a esa última pregunta es lo que he puesto arriba de igual modo”. Huelga, por vergüenza, explicar que son cuestiones distintas, esta última nace del abundamiento de la cuestión principal, y que ha sido absoluta y deliberadamente eludida, y, por tanto, negada su contestación a un medio de comunicación. De los que vienen a regenerar. Así estamos. Como apunta Morago en su perfil de Twitter, “la verdad es la verdad”. Monroy trabaja para el dueño del grupo EM Gestión, quien ha puesto vallas en la campaña a Egea, y quien también es yerno a la postre de otro conocido constructor que opera en la localidad. Los rumores sobre el interés de Ciudadanos en el Urbanismo se escuchan en los mentideros de la ciudad. Pero no han querido responder.

¿Y usted, también se cree que los apoyos son por amor?

Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies