LEGANÉS

El alcalde de Leganés continúa pagándose comidas con dinero público

plano-comilonas-llorente

 

En 17 ocasiones [sólo en 2016] ha sacado la visa del Ayuntamiento para comidas, desayunos y cenas gastando 3.150.87 euros

Desde el Ayuntamiento reafirman que «se ha hecho toda la vida», lo ven como ‘normal’ y no desvelan quién acompaña a Llorente en las comidas


Santiago Llorente, alcalde de Leganés, ha tomado como cotidiano el uso de la tarjeta del Ayuntamiento para emplearla en costear sus desayunos, comidas y cenas. En el mes de marzo ya informábamos, en este medio, sobre estos mismos gastos en los primeros meses de legislatura. Cabe recordar que, tan sólo, a seis días de ser alcalde de Leganés, Santiago Llorente ya pagó su primera comida con dinero de todos los vecinos, por valor de 225 euros.

En esta información, en exclusiva, publicamos cantidades y suma total de los almuerzos del alcalde en lo que va de 2016. El montante total se sitúa en los 3.150.87 euros. Todos los conceptos son almuerzos o cenas del señor alcalde. Es importante señalar que estamos hablando de las comidas que han sido cargadas en “la cuenta” de alcaldía, de otras áreas se desconoce.

Una de las primeras comidas que realizó en este ejercicio tuvo por concepto “Almuerzo con los medios de comunicación”. Fue el 13 de enero, en el conocido restaurante leganense El Cebadero. La cuenta de esta comida fue de 858.40 euros. Precisamente, este restaurante, El Cebadero, es uno de los preferidos del máximo regidor de la ciudad. Sólo en 2016 lo ha visitado (con la tarjeta del Ayuntamiento) en cuatro ocasiones (13/01, 20/01, 8/04 y 9/5) gastándose sólo en él, en 2016, un total de 1.330,60 euros.

El mes de abril fue uno de los más empleados por Llorente para disfrutar de comidas pagadas por sus vecinos. Un total de siete ocasiones durante abril, lo que equivale a un 25% del mes gratis en sus almuerzos.

Aunque Santiago Llorente tiene sitios predilectos a los que asiste a comer con dinero de sus vecinos, le gusta variar. Sólo en los meses que cuenta el presente año ha asistido, en estas condiciones, a 12 lugares distintos en los que ha ido dejando los más de 3150 euros. En cualquiera de los casos, no estamos hablando de cifras que pudieran asemejarse a menús del día, que, aproximadamente, se encuentran en la horquilla de los ocho a 12 euros. Estamos hablando de montantes que tienen de media los 262 euros. En este contexto de cifras y cantidades conviene ponerlas en contraste con otras. Por ejemplo, el guarismo que nos indica las personas en desempleo en Leganés, más de 15.000. O la media de los salarios actuales, que evidentemente no alcanza a la mayoría de los vecinos para dejarse 262 euros de media en cada comida que realicen.

Córdoba y Cáceres

Santiago Llorente es alcalde de Leganés, pero el dinero que coge de sus vecinos para sus comidas también lo emplea más allá de sus fronteras como máximo edil. Nos estamos refiriendo a sitios como Córdoba y Cáceres. En el restaurante Campos de Córdoba, visitado el 21/04, se dejó 241 euros. En el restaurante La Parrilla de Galarza, sito en pleno corazón de Cáceres, abonó el 29/04, merced al peculio público, 110.60 euros. Uno era con motivo de un viaje de la FEMP y el otro por las chicas de basket.

El 9 de mayo, pensión completa

El 9 de mayo fue uno de las jornadas más completas para Santiago Llorente. Ese día comió y cenó con la Visa del Ayuntamiento. La comida tuvo lugar en uno de sus lugares predilectos, El Cebadero mientras que la cena fue en el famoso Txistu. La suma de ambas cosas, sólo en este día, supera los 340 euros.

También cabe destacar que Llorente ha visitado el restaurante Baco, en Getafe, donde ha dispensado más de 200 euros. Este restaurante tiene por dueño a Felipe González, propietario del periódico Al Cabo de la Calle y, además, constructor. La pregunta, amplia, pero clara, sigue en el aire: ¿qué hace Santiago Llorente en un restaurante de Getafe que pertenece a un empresario y dueño de un medio de comunicación y que, en su propia casa, le invita con los dineros públicos del Ayuntamiento de Leganés?

El Ayuntamiento de Leganés, mutis por el foro

En las últimas fechas, el propio Ayuntamiento de Leganés alardeaba de su compromiso con la transparencia. Bien, no han querido realizar a este periodista ninguna aclaración sobre la abultada cantidad gastada en comidas del alcalde a cuenta de todos. Se han limitado a expresar que es algo que “se ha hecho toda la vida” y que lo ven como “normal”. Además, contradiciendo gravemente a los alardes de publicidad y transparencia, se niegan, por completo, a aclarar quién acompaña al alcalde en estos almuerzos. Sí que sabemos que, en algunos, su socio de Gobierno, el comunista Rubén Bejarano, ha participado.

En contextos de suma dificultad diaria para la mayoría de familias leganenses (con sus 15.000 personas sin trabajo) no sólo el alcalde se ha gastado más de 3150 euros públicos en comidas en 2016, ya que el montante total de legislatura supera esa cantidad, sino que, además, se niega a dar explicaciones y considera que emplear de media 262 euros o comer de esta guisa el 25% de un mes es “normal”.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
2 Comentarios

2 Comments

  1. Josman.

    16 Junio, 2016 at 12:04

    Esto habrá que analizarlo despacio, como aconsejan los médicos sobre la digestión al tratarse de comida.
    Dicen “que se ha hecho siempre”, es decir que, a veces los gastos de representación representando a una ciudad con 15.000 parados, algunos sin prestación y muchos sin ella por haberla agotado, es terrible, no las presunta cuantía, es que, y hablo del pasado, había gastos de representación que los de dos días solo, superaban los 426 Euros de un parado de larga duración mayor de 58 años, con familia a cargo.
    Yo no opino de su legalidad, ni siquiera de lugares ni de menús, ni de la dieta, ni del miedo a Podemos, o a un radical como Rajoy, ni del hígado graso de los seres, empezando por el mío.-por ser íntimo-
    Les dije hace dos años a los socialistas SIN EXCESOS “Menen Agan” aquello que Solón puso en el frontal del Templo de Apolo.
    Mientras meditamos, tememos que cualquier día llegue un Yugurta de una imaginaria Numidia, y acabe con la República Pepinera con otra dieta, la de aquella de Roma de 112 años antes de Cristo – obviamente pacíficamente- como deben de ser los asuntos del aparato digestivo.

    JOSMAN

  2. Martindenes

    21 Junio, 2016 at 20:55

    Sobre Calibula y sus bacanales en la defensa del pueblo y de su salud gastronómica.
    Cuando los políticos pierden el norte porque no miran de donde vienen y menos a donde quieren ir solo vivir como seres primarios, aquellos que solo desean comer dormir y cuando pueden fornicar, eso es lo que les esta pasando a aquellos que hace mucho mucho tiempo decían defender a la clase trabajadora y solo son envidiosos del buen vivir de la derecha, porque cuando te acostumbras a la buena vida ya no quieres salir de ella, tan solo una amenaza una moción de censura entre el resto de partidos algunos con manchas en su debenir político, tantas que seria mejor tirar el traje y hacerse otro nuevo, no solo con el logotipo limpias la honra y el honor ya perdido en lo mas profundo de los mares.

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies