CILUSIONADOS

El caos del Brexit

No es sólo Gran Bretaña  la que está sumida en un caos político por razón el Brexit. También la UE se encuentra ante un reto de proporciones monumentales, con el riesgo de cerrar el problema en falso y aumentar aún más la desilusión por la integración europea. Son muchos los retos organizativos que la UE tendrá que resolver, haya o no acuerdo de salida (aduanas, Erasmus, residencia, transporte, y, sobre todo, la libertad de movimiento y de residencia de los ciudadanos).

Ante esta perspectiva, tenemos que formularnos  muy en serio varias preguntas. ¿Cómo habría sido el voto de los ciudadanos británicos si hubieran sabido, porque alguien les hubiera hablado, que les esperaba tal follón?  ¿No nos hubiéramos ahorrado  los costes millonarios del Brexit, si el artículo 50 del Tratado de la UE no permitiera una salida tan fácil?  ¿Cómo es que deja en mano de una sola de las partes la decisión de salir de la UE, sin tener en cuenta la opinión de las otras dos partes: los demás Estados miembros y  todos los ciudadanos de la UE? ¿Cómo es que solamente se pensó en la posibilidad de salir de la UE y no en la posibilidad de que a un Estado miembro se lo pudiera echar? Si un Estado miembro de la UE degenerara en dictadura, no habría forma de echarlo, pues no está previsto. Y si es que estamos pensando que al echar de la UE a un Estado miembro se está perjudicando a los ciudadanos de ese Estado, ¿cómo es que no se ha pensado que con la  decisión de un  Gobierno o de un 50,001% de la población se puede estar perjudicando al otro 49,99% de los ciudadanos? ¿Es acaso serio que Gran Bretaña pudiera decidir quedarse en la UE  así sin más después de todo el follón que ha armado?  ¿No habría que echar a Gran Bretaña de la UE en caso de que  decidiera seguir dentro, pero otorgando la ciudadanía de la UE a todos los ciudadanos que han votado en contra del Brexit  o que quieren seguir dentro de la UE? ¿No sería necesario modificar profundamente el artículo 50 del Tratado EU?  ¿Necesita acaso la UE permiso de Gran Bretaña para otorgar la ciudadanía europea a quien le plazca?

Tengo otros muchos interrogantes que podría formular, pero lo que más me preocupa, como europeísta, son los millones de ciudadanos privados de la ciudadanía europea en contra de su voluntad,  y me preocupa que cualquier país pueda repetir el camino del Reino Unido.  Me preocupa que  mi país o mi gobierno puedan privarme algún día de la ciudadanía europea. ¿Se quedaría calladito mi gobierno si un día Francia quisiera despojarme de la ciudadanía española?  ¿Por qué no han dicho ni “mu” las instituciones Europas al ver cómo se les priva de la ciudadanía europea contra su voluntad al 50% de los ciudadanos británicos? Si es que jurídicamente no se puede hacer nada según los Tratados de la UE, ¿Cómo es que se tolera tal aberración jurídica?  Si el artículo 50 no se modifica, que se deje de hablar de ciudadanía europea para siempre.

El abandono que sienten en su carnes los ciudadanos del Reino Unido que han votado contra el Brexit es algo mucho más grave que todos los problemas que pueda suponer apertura o el cierre de la frontera de Irlanda del Norte o de tantas empresas afectadas, y es también el abandono que sentimos los que estamos luchando por la integración europea y nos consideramos ciudadanos europeos.

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares
Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies