ESPECIAL

El ex alcalde Pérez Ráez, al frente de ‘Salvemos El Salvador’, plataforma cívica para rehabilitar el templo

► También defienden el legado cultural y de patrimonio del lugar
► ¿Quién pone el dinero? ¿La Comunidad, el Ayuntamiento, los vecinos? ¿Entre todos?

¿Qué ocurre con la Iglesia de El Salvador en Leganés? ¿Se cae o no se cae? ¿Pueden ocasionar trastornos los daños encontrados en la estructura? ¿Se va a arreglar? Y, en ese caso, ¿qué parte o partes deberían acarrear con los costes económicos de su reparación? Lo que es seguro es que éste ya se ha convertido en un tema de interés público. A lo largo y ancho de estas líneas, procuraremos dar respuestas a estos interrogantes. Lo haremos de la mano de alguien que conoce bien la ciudad y la ciudad a él. Se trata de José Luis Pérez Ráez, quien fuese alcalde de la localidad durante 16 años, concretamente desde el 5 de junio de 1991 hasta el 27 de mayo de 2007. Y aunque de eso hace ya tiempo, sin ir más lejos quien suscribe aún no había ni nacido cuando Ráez tomó el bastón de mando, el otrora primer edil continúa muy pendiente de ‘su pueblo’, como él dice; hoy gran ciudad. Sin embargo esta evolución terminológica será útil para entender ciertas cuestiones que abordaremos a continuación.

Ráez, hoy con 70 años contemplando su osamenta, está jubilado. Parte de su tiempo lo dedica a la causa de El Salvador. Es coordinador de la plataforma que apoya la rehabilitación del santo lugar. Esto se produce porque era muy amigo de Don Joaquín, el obispo anterior. Fueron compañeros de despacho. Y también está unido a José María Avendaño, Vicario General de la Diócesis de Getafe y durante muchos años párroco en San Nicasio.

Quedo con el ex alcalde para conocer de primera mano en qué momento se encuentra este asunto. Desde la Fuente Honda, en una primera parte del encuentro, hablamos de la Iglesia. Hace aproximadamente dos años, el párroco comenzó a ver grietas y signos que, según él religioso, era delicados para un edificio que data de 1700. A partir de esa voz de alarma, se inician unos estudios. El arquitecto, con el Obispado, se dan cuentan de las hendiduras y ponen unos testigos, toda vez que “estas van creciendo”. Finalmente, llegan a la conclusión de que el problema se encuentra en la torre, ésta se va hundiendo y en la medida en que lo hace va tirando de los muros. Lo achacan al paso del tiempo.

Sin embargo, en sus más de tres decenios de existencia, no es la primera que precisa de asistencia. “Hará como 30 años, yo era concejal de Cultura, ya estuvimos en otro proceso de rehabilitación. Era alcalde Fernando Abad. Y el Ayuntamiento dio una ayuda porque así lo entendimos. Se revocó la fachada, se pintó la Iglesia por dentro y aparentemente se quedó como un reloj. Pero, claro, han pasado 30 años y al cabo de ese tiempo…”, arranca Ráez.

Ante la pregunta de cómo se subvencionó entonces, me cuenta que en aquel momento la parroquia tenía recursos y el Ayuntamiento proporcionó una ayuda. La Comunidad de Madrid no dio absolutamente nada. Pero, los vecinos sí, “ten en cuenta que aquellos eran los tiempos de la euforia económica. Los propietarios de huertas, de terrenos, se hicieron tremendamente ricos. Los millones caían con una facilidad… Así que los naturales de Leganés aportamos lo que pudimos. Los que menos teníamos, pues menos, pero los que más, aportaron mucho dinero”, explica el entrevistado. La administración local completó la rehabilitación con una cifra cercana a los 20 millones de pesetas.

No en vano, ahora esa población está, casi en su totalidad, jubilada y “los ricos ya no son tan ricos o se lo han gastado. Pero, seguimos existiendo y estamos dispuestos a volver a ayudar. Hay gente que tenemos mucha vinculación, al margen de que seamos católicos o no. En mi caso, yo me bauticé allí, hice la comunión, la confirmación… También es algo muy afectivo”, expone Ráez.

El valor cultural

En cualquier caso, más allá del sentimiento de culto, contamos también con el cultural. Y es que la parroquia, en palabras de Ráez, “es el único edificio de valor que tenemos en Leganés. Por su valor arquitectónico de iglesia barroca, por su contenido, como los retablos de Churriguera. O el órgano, también barroco, y de los que ya sólo quedan tres en nuestra región, en el Palacio Real, Estremera y el de aquí. O el cuadro principal de Leonardoni”.

Y es que volviendo al matiz conceptual de antes, “en los pueblos, las iglesias eran lo más importante. Éste ya no lo es, es una gran ciudad, pero tiene infinitamente más valor que el psiquiátrico, ya rehabilitado, o el cuartel de Saboya, hoy Universidad. Objetivamente, segurísimo”, sentencia. Por ahí, la plataforma que él coordina tiene especialmente, asegura, un cariz cultural en defensa del patrimonio local. Creada a principios de este verano, la conforman alrededor de 25 entidades, entre las que se encuentran casas regionales, las peñas de Butarque, las del C.D Leganés o asociaciones de calado local tales como Esclerosis Múltiple de Leganés.

Ahora bien, diagnosticada la situación y siendo la titularidad legal de la Santa Madre Iglesia, la pregunta es imperiosa: ¿no tiene ésta dinero? ¿Qué importa más, el retablo o las necesidades objetivas de la gente? Ráez, responde: “Todo es relativo. Ahí tienes tú razón ¿Y luego qué es más importante, que se hunda la iglesia o que rehabilitamos las ruinas de Polvoranca? También hay una plataforma que quiere rehabilitar las ruinas. Normalmente éstos no quieren saber nada de las ruinas estas que puedan venir. ¿Es más importante mantener el equipo en Primera? Pues parece que sí. Por supuesto que hay prioridades y entre el hambre de las personas y la Iglesia… Pues si se hunde que se hunda, pero no estamos en ese caso”; y continúa estableciendo conexiones históricas que explicarían ‘el lío’, “mira, Francia es el país laico por excelencia. Y allí las iglesias son propiedad del Estado y éste las mantiene y los católicos y protestantes las usan. Aquí el sistema es otro, pues yo creo que debería ser el francés. No dejan de ser edificios de todos. Es que la Iglesia moralmente es del pueblo, que la pagó con sus impuestos. Con lo que había entonces de los diezmos y las primicias. Entonces, en España está todo muy mezclado, es un sistema nefasto, por supuesto. La titularidad, de los curas, faltaría más… Si hasta la mezquita de Córdoba…”

Llamada a la Comunidad

Antes de continuar hablando del reparto, conviene esclarecer el coste. Según los arquitectos del Obispado, los arreglos se cifran en dos millones de euros, si bien la Diócesis tiene que hacer un proyecto de rehabilitación para conocer con exactitud la subvención. Y, en esas, en el conflicto de cómo arrimar el hombro, Ráez abunda que “yo ahora mismo pienso que la responsabilidad es de la Comunidad de Madrid, que tiene las competencias de mantener el patrimonio histórico. Hace 20 años, la Comunidad miró para otro lado y no quiso saber nada. Y entonces se podía. Hoy también está informada. Cifuentes vino el año pasado. Dijo que había que arreglarlo, pero como ya no está (risas) y el nuevo presidente no ha se ha acercado… Ellos incoaron un expediente de interés general, del que no se sabe ahora mismo en qué estado está…”

Mientras, Ráez comenta a nuevocronica.es que están planteando, quizás, acudir todos los alcaldes de Leganés a saludar al presidente Garrido para dejarle claro que “no vamos a consentir que la iglesia de nuestro pueblo se hunda”. Sin embargo, reconoce que eso también tiene sus dificultades, “hay alcaldes del PP. Jesús ahora están en la Asamblea y ese no tiene narices de enfrentarse y Guadalupe es otra que es alto cargo. O Montoya que también está allí… Pero, bueno, Fernando Abad y yo sí que estamos dispuestos. Luego está el actual, Llorente, pero para éste el tema es que sí que no y que caiga el chaparrón. En el recibimiento público de la patrona dijo que había que reparar…”

Más allá de que Ráez entiende que es la Comunidad de Madrid quien se debe responsabilizar, en cuanto al tablero político municipal opina que “hay un acuerdo del Ayuntamiento diciendo que hay que hacerlo, pero cuando el PP plantea que se ponga el dinero sobre la mesa, ULEG ya se abstiene, el alcalde no dice que sí porque hay división en el grupo del PSOE. Existe una parte donde quieren ser más rojos que los de Podemos. Aunque eso es lo de menos porque ahora mismo nos interesa que la gente tome conciencia y que a nivel particular empecemos a dar ayuda”.

Pues en esa línea a la llamada de la implicación vecinal, desde la Plataforma ya han puesto en marcha algunas acciones. Por ejemplo, realizaron una colecta, migas mediante; han tenido presencia en la Feria de la Tapa y en su plan está tener visibilidad cada vez que se haga una actividad para ir extendiendo “la preocupación”.

No obstante, en cuanto al aporte económico del grueso del común de los mortales, Ráez es consciente de que “aquí, en Leganés, ya somos todos muy mayores y las pensiones están como están, yo soy un privilegiado y la tengo alta. Pero la mayoría de la gente de Leganés tiene pagas de miseria. A mí, un día me vino un abuelo con este tema. Bueno, pues habrá que dar lo que sea, me dijo y le contesté que no se le ocurriese dar un duro. Si él está para que le den. Y le comenté finalmente que hiciese propaganda, como hago yo, que no he dado nada hasta ahora. Doy mi tiempo. Y luego, algún comentario de personas mayores también de que lo paguen los curas, que tiene mucho dinero”.

¿Y no tienen mucho?, cuestiono. “En España gracias a la Santa Madre Iglesia se conserva un patrimonio histórico fabuloso como no tienen otros países. ¿Otro método sería mejor? Pues quizás. La iglesia tiene muchos bienes de estos… Pero, ¿qué vale el órgano del Salvador? Como no encuentres a un millonario americano que venga y se lo lleve… Así que tiene un valor objetivo gordísimo, pero es complicado”.

Sin embargo, ahora ya nos encontramos de pleno en un momento de redacción de programas electorales y de adquirir compromisos. Ante esto, la Plataforma lo tiene claro, “estamos abiertos. El que nos diga que va a tener en cuenta esto, lo diremos y el que se niegue pues se expone a que no se le vote (risas)”. Por ahí, ya han tenido algún apoyo positivo, “yo he comentado esto con Santidrián, que es el responsable de Legaynes. Parece que los gays y la iglesia no se llevan, pues dice que la otra vez su familia y él participaron y que ahora lo que haga falta que está dispuesto”.

Sin peligro y “el bobo” de Martín de la Sierra

La situación está expuesta. Pero, mientras se resuelve, la gente continúa asistiendo al santo lugar. ¿Hay peligro real de que venza? Les adelanto que la respuesta de Ráez es muy ilustrativa, “para nada. Yo veo que ahí van todos los concejales y que se colocan en primera fila, debajo de la grieta, así que si hubiera peligro real serían los primeros en salir corriendo(risas). Hombre en estos momentos no lo puede haber, se toman medidas. Eso es lo que dice el arquitecto”.

Por último, no puedo dejar de preguntarle sobre la polémica-una más-que causó el edil de Cultura, Luis Martín de la Sierra Martín de la Sierra. En junio, en una cita en la parroquia entre representantes políticos, entidades y vecinos, de la Sierra arribó con un retraso notable y su discurso acabó por molestar a todos. “Este bobo llegó una hora más tarde. No sabía cómo iban las intervenciones de la gente, que hasta el momento fenomenal. El tío echó un mitin contra los que no votaban aquello y el primero que no vota es él y es del Gobierno. La pena es que al final la gente se centró más en su actuación que en el tema en cuestión. Luis estuvo muy inoportuno”.

En suma, por el momento, la iglesia no se cae, pero busca ser rehabilitada. En el intento, se dirime la asunción de los costes. La Plataforma está en marcha.

NOTA DE LA REDACCIÓN.—Tras esta primera parte de charla, hubo más sobre aspectos de la actualidad. Próximamente… Segunda Parte de la entrevista con José Luis Pérez Ráez

  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share
Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies