GETAFE

El organillo de Stalin, según Juan Soler

Ese es el título del artículo firmado por el exalcalde Juan Soler en el periódico Estrella Digital para llamar la atención sobre punto de vista sobre el caso que investiga el juzgado número 4. Empieza Soler afirmando que así, con el recuerdo a los lanzacohetes silvantes del dictador ruso, se podría llamar a «la barahúnda que ha estado agrediendo al Partido Popular por la tramitación administrativa de un contrato de 62.000 euros para la redacción del proyecto del nuevo Teatro Madrid».

Soler alude al ruido «desinformativo y difamatorio» que ha sufrido el partido a nivel local e incide, al igual que Paz Álvarez, en un «comportamiento procesal que ha podido estar plagado de irregularidades seguramente invalindantes». Y se refiere, de esta manera tan contundente a las actuaciones de los que asegura se desgranarán en un futuro próximo. Sin embargo, adelanta que «sorprende que el comportamiento de determinados agentes por una cuestión administrativa haya escandalizado hasta al juez de Madrid que tomó declaración a alguno de ellos, y eso que no conocía los pormenores de la detención». E insiste, «por un procedimiento administrativo de escasísima entidad. Nada de quedarse con dinero».

Denuncias anteriores

El exalcalde también recuerda que  «este mismo caso se denunció dos veces ante la Fiscalía que no apreció ningún delito».  Juan Soler termina asegurando que se trata de un «proceso administrativo de escasa entidad, para crear un escándalo político que inunde la opinión pública», en lo que da a entender una cacería contra su persona. «Pues bien, después de veintidós meses no han conseguido atribuir ningún delito a Juan Soler, pero intentan manchar el buen nombre de Pablo, Fernando, Antonio y Paz, concejales intachables, para ver si a través de la destrucción de su honor y su fama pueden hacer cabalgar una antinoticia que alcance a Juan Soler. Que truco tan ruin».

Caso aparcamientos

Termina Juan Soler asegurando que estos cuatro ediles «duermen muy tranquilos porque ninguno de ellos ha concedido la explotación de ningún aparcamiento municipal al marido de la concejala de Obras, como hizo el gobierno municipal socialista en el anterior gobierno socialista ni tampoco ninguno ha tomado parte en los enjuagues que crecieron durante los treinta y dos años de gobierno socialista».

Se refiere el exalcalde al Caso Aparcamiento por el que están imputados varios exconcejales socialistas de Getafe y del que se salvó la propia Sara Hernández a pesar de haber presidido la Junta de Gobierno que ajdudicó los aparcamientos subterráneos a una cooperativa cuyo consejo rector estaba formado por el marido, la madre y el padre de la concejala de obras, Cristina González, ahora mano derecha de la Alcaldesa y, según, varios testigos con despacho anexo. De hecho, esta legislatura, Cristina González volvió a chocar con los aparcamientos al descubrirse que dejaba, sin ninguna función en el Consistorio, el coche todos los días en el parking municipal.
El caso, de acuerdo con su nombre, lleva aparcado desde finales del año 2012 en el Juzgado número 7 de Getafe. Con un informe pericial devastador para los ediles socialistas implicados, encargado por la jueza a pesar del criterio de la fiscal empeñada en pasar página al oscuro pasado socialista.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies