CULTURA

El viaje iluminado de ‘Cuando quiera la noche’ de Manuel Cortijo

► El poeta Manuel Cortijo Rodríguez (1950), natural de La Roda (Albacete) y vecino de Getafe, acaba de publicar en el sello editorial de Luceat Ediciones, Isla de Delos, su cuarto libro, ‘Cuando quiera la noche’, que se suma a los poemarios ‘Memoria de los Usado’ (2012), ‘Los dones de la luz’ (2015) y ‘Estancias’ (2018). Ha sido incluido en la antología ‘Los poetas de la Venida (antología muy heterodoxa)’, de reciente aparición. Desde 1998 dirige la tertulia literaria ‘Eduardo Alonso’, de la Asociación cultural ‘Albacete en Madrid’. 

JUAN PEDRO CARRASCO GARCIA.– Todo comienza con la última claridad del día en la que el poeta se instala para esperar. Y la espera es ese instante único en el que la palabra sobreviene enriquecida con la experiencia de lo que «fue ayer», para tomar «algo de lo nuestro vivido en otro sitio». Un instante que ilumine un impulso, un instante que sea el continente de una emoción.

«Pertenezco a la noche», afirma el poeta, para quien vivir es «un viajar / pero unos pasos detrás de la vida». La idea de viaje es la del viajero errante que no se sustenta sobre la base del tránsito de un espacio a otro, más bien se trata de un lugar metafórico, alegórico en el que se transustancia la noche.

La noche es el lugar, tiempo de la luz, del encuentro entre el poeta y la palabra. Si la palabra no acoge su devenir, la vida es un «viaje impronunciado». Y sin palabra el viaje queda sujeto a una sucesión de momentos, de instantes perdidos y no registrados: la vida está condenada a la inexistencia, queda reducida a la nada.

El poeta, sabedor de que la poesía se hace con palabras, conocedor de la importancia del lenguaje, de la trascendencia de la palabra proclama que es «posible / encender una lumbre de palabras» cuando los versos llegan, porque para Cortijo la poesía viene y se debe estar atento para recibirla por si hay «algún verso que salvar / y dejarlo lucir allí en lo escrito».

Y es el yo del poeta el que entra con su vida,con su ser en la poesía para aferrarse a lo auténtico y «quedarse la ceniza de lo ardido.»

Hombre, luz, viaje convergen en el poema, espacio de la autenticidad, para anunciar «lo propio de un hacer para que sea, / de una vez para siempre, / tropo y fuego la noche».

Cuando quiera la noche’ .
Isla de Delos (2020).
www.isladedelos.es 

 

Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies