CARNE DE PESCUEZO

Fuente Ovejuna, un libelo pepinero, última obra de Lope de Béjar

Alberto Juan Segade Illán en una foto de su facebook y Paco Montero, ‘fichado’ en Béjar

Cuando se aproximan las elecciones locales, determinados núcleos de poder se movilizan para mantener los privilegios, las corruptelas o cercenar las opciones políticas rebeldes o que no se someten al pesebre general. Y, cada tres o cuatro años, surgen como setas los libelos disfrazados de medios de comunicación, sin mancheta ni autor de los textos insultantes que llenan sus galeradas. Uno de los maestros en este arte de la ‘presión mediática’ es Francisco Montero, gestor, conseguidor, intermediario de suelo y promotor urbanístico. Montero, al que hace casi cuarenta años una concejala de Urbanismo — Rosa Roldán—, calificó como ‘el Jefe de la Mafia’ por sus actividades ladrilleras en Getafe, Leganés o Parla.

El nuevo panfleto de Montero en Leganés —camuflado bajo la responsabilidad de un testaferro salmantino, se encabeza con el título de una de las obras maestras de Lope de Vega. Este Fuente Ovejuna pestilente se subtitula ‘Somos Leganés’, aunque habría que traducirlo como ‘todos somos Montero, todos somos Llorente, o algunas veces también somos Recuenco’; aunque son, estos últimos, dos oscuros ‘comendadores’, no es Montero abogado de pleitos pobres; bien lo sabe todo el mundo que se da el encontronazo con él. La cabecera del panfleto se ha adornado con el escudo de la ciudad —quizás para confundir su condición de medio ‘fake-municipal’, concederle verosimilitud ante el vecino despistado—, y se ha rellenado con una sarta de puyas y pullas difamatorias. Se ha comentado en twitter que es una reedición del antiguo  ‘Ahora Leganés’, mediocrere periódico socialista que dirigía la [ahora] jefa de Prensa del Ayuntamiento Leganés, Patricia Sánchez Porras. Y, para confirma la autoría del pasquín, se ha encargado su maquetación e impresión a un conocido [y gélido] editor, amigo de toda la vida de ‘Paco el de la gestoría’.

Ahora, pasados sus años más lustrosos, casi en el quicio de la puerta de la jubilación mental, Paco Montero ha rememorado lo mejor de sus antiguas  ‘batallitas’, cuando cuando se divertía arreando a los políticos.  El ‘periódico’ ha causado abulia y, cómo no, un cierto resquemor por la vuelta de los panfletos sin autoría  ni responsable. No tiene mancheta. Sin embargo, ellos mismos se descubren con su [impresa] estulticia. El panfleto está editado por la Asociación ‘Habeas Corpus’ constituida ‘presuntamente’ [no piense el lector que es para presionar a los políticos] con el objetivo de defender los Derechos del Ciudadanos y Contra la Corrupción. Se meaban de la risa en la Plaza de España de Leganés, en el despacho de alcaldía y en la sede del PP. ¡Cómo arrea el viejo Paco!

Pero Paco, el Montero de siempre, está en baja forma, tan perjudicado, tan imbuido de esa soberbia de anciano, casi ancestral, que —además de los escritos anónimos y las declaraciones indecentes del exalcalde de Leganés, sin contraste posible, —conocido y olvidado personajillo sin credibilidad alguna que pasó [como Atila] por Leganés, son tan lerdos que publican la inscripción de la mencionada asociación en el Registro del Ministerio del Interior (en febrero de 2016) para dar empaque a su cometido. Así de tontos. ¿Qué tiene que ver la Asociación Habeas Corpus con Leganés? Pues eso, Paco; Paco esquiando en la Sierra de Béjar; Paco ladrilleando en la Sierra de Béjar; Paco en lo de siempre… En lugar de publicar una sencilla mancheta con aquello de edita, director, depósito legal —no tiene como publicación pirata que es—, imprime —tampoco aparece pues sería responsable del depósito legal— y la dirección [que sí tienen, aunque sea un correo electrónico de hace un mes].

Lo que no especifica la sede social de la Asociación Habeas Corpus. Pero sí se les ha escapado —sin querer suponemos— el nombre de su responsable ante el Ministerio del Interior: un tal Alberto Juan Segade Illán. Hay que ser limitado. Tontos hasta La Covatilla. El  personaje interpuesto [en la foto, junto a Montero] reside en Béjar (Salamanca) y no tiene nada que ver con Leganés salvo lo que le manda [u ordena] su jefe en estas estratagemas. Los que conocen a ‘al jefe de la mafia’  también se mean de la risa. En Béjar le han hecho una buena ficha; y, en el futuro lo podrían nombrar hijo adoptivo y poner una calle con su nombre. Destrozada la sierra homónima por la codicia, con acusaciones de atrocidades urbanísticas, atrincherado en su ‘oscura’ ciudad de vacaciones, en Béjar hay mucha corrupción que combatir. Casi más que aquí.

Los vecinos de Leganés hemos pensado, con cierta sorpresa, que el director de ‘Fuente Ovejuna Somos Leganés’ es el representante de ‘HC’ [y de Montero] y responsable del libelo pepinero. Lope de Vega, ahora, escribe como Paco de Béjar ¿Piensan que lo hace gratis, para combatir al ciudadano y contra la corrupción? Ahora somos nosotros los que nos meamos de la risa…

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares
Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies