LLEGANDO A PUERTO

Joaquín en su rincón. Palos a la luna lorquiana

puerto-1

 

Es infumable que la presión llegue radiada y televisada, de manera individual, desde el interior de las filas de cada formación, convirtiendo la posible rebelión de la granja en un gallinero. Llegará un día en que los militantes y simpatizantes, hartos de que se rompa a palos la luna lorquiana, dejen las dulzainas y hagan sonar las trompetas de Jericó.

 


Julián Puerto Rodríguez


 

puerto-2Resultaba extraño ver a Joaquín sentado en el taburete de su rincón. Una enfermedad lo tuvo convaleciente el suficiente tiempo como para que los políticos convirtieran el democrático voto de los electores, incluido el suyo, en un montón de estadísticas para la historia de los desencuentros y en una cantidad suficiente de argumentos para los tertulianos del día después.

Con la salud…, así, así, gracias –me dijo, acompañándose de un movimiento de mano.

Las piernas cruzadas, apoyado el pie izquierdo en el estribo del taburete. Las manos, que recogían sus rodillas, sólo se separaban, como siempre, para tomar un pequeño sorbo de la cerveza en botella, inseparable compañera.

Ausentes los momentos para consumir el cigarrillo rubio, saludaba con un gesto de cabeza a los que, al pasar, le preguntaban por su estado de ánimo, sin por ello perderse en sus íntimos pensamientos y, sobre todo, en las conversaciones que giraban en torno a las mesas del concurrido bar de moda.

Parroquiano 1º.- No lo tienen nada fácil los representantes de los partidos nacionales para cruzar el océano político en la patera que los votantes han asignado a cada una de sus formaciones.

Parroquiano 2º.- El fuerte oleaje a izquierda y derecha de los costados de la nave les impide navegar con la clarividencia y la tranquilidad que el momento requiere.

Parroquiano 3º.- Los que recurrieron, de manera virulenta, al escenario del miedo y montaron una campaña de indiferencia hacia los otros, ahora se encuentran con que, juntando demonios y desdeñosos, acaparan la cantidad de 213 diputados de un total de 350 escaños que componen la vida parlamentaria española, lo que supone un porcentaje cercano al 67%.

Parroquiano 4º.- En términos cuánticos de “erudición política” se podría decir que han ganado los malos: socialistas, extremistas, populistas, nacionalistas, independentistas, liberales, …,

Parroquiano 1º.- (Entre las risas de todos). Cosas de la vida. Algunos olvidaron que hay una máxima política que aconseja que, cuando se cierra una puerta, hay que abrir otra inmediatamente.

Camarero.- Las puertas giratorias se han puesto de moda en el Reino Unido. Buenas tardes. ¿Qué vais a tomar?

Parroquiano 2º.- Pasado el tiempo necesario para una reflexión pausada, desinteresada en un sentido partidista, podemos observar como los datos se vuelven cada vez más tozudos. Lo de siempre. Ponnos cuatro cervezas… ¡ah! y una a Joaquín.

Camarero.- Esto significa que la euforia por la victoria individual, en un régimen de mayorías parlamentarias, debe ser comedida cuando no innecesaria…. (gritando) Joaquín te pongo una cerveza ahora o espero un poco.

Joaquín.- Ahora, ahora, … ésta que tengo aquí no es que esté caliente, es que está muerta.

Parroquiano 2º.- Aprobamos un sistema mayoritario que es el que es porque no tenemos otro y de él sólo nos quejamos cuando nos perjudica.

Camarero.- Podría suceder, como ha sucedido, que una victoria individual no aguante ni siquiera el primer envite contra las dos fuerzas adversarias, inmediatamente próximas.

Parroquiano 1º.- Sucede que juntas estas dos, en lo que sería una alianza natural de izquierdas, suman al 44,76% del electorado, esto es 156 diputados, lo que podría darles el gobierno de la nación, en segunda votación, con la simple abstención de los liberales.

Parroquiano 3º.- A este camarero le metes un chute de negocio y es una máquina.

Parroquiano 2º.- (Con un guiño al camarero). El que en la anterior oportunidad, pudiera más el sentir individualista que el colectivo, no quiere decir que se desaproveche esta nueva ocasión que surge como una repetición inusual histórica.

Parroquiano 4º.- Me viene a la memoria las dos veces que los liberales de entonces pusieron la Constitución Española de 1812 en manos del rey felón, al que llamaron Fernando VII.

Parroquiano 2º.- Si, si… Tropezaron dos veces con la misma piedra en el ejercicio más simple de la ingenuidad política y abocaron al pueblo a dos de las etapas más oscuras de la historia de la nación.

Parroquiano 1º.- Pues parece que volvemos a marchar francamente, y algunos los primeros, por la senda constitucional.

Parroquiano 3º.- Se me ponen los pelos de punta.

Camarero.- Si hombre,… el Dos de Mayo, Napoleón en Chamartín, los Cien Mil hijos de San Luis. ¡Ya te digo!…. Esto,…, sin ánimo de molestar, la ronda han sido cinco cervezas, cinco euros, en la próxima os pongo unos chochos.

Parroquiano 2º.- No es lógica la presión exterior que están sufriendo los partidos del arco parlamentario….

Parroquiano 4º.- De uno y otro sitio se pide, incesante e interesadamente, que lleguen a acuerdos que permitan pactos de gobierno o de legislatura.

Parroquiano 1º.- Algo que pudiera ser legítimo políticamente hablando, si no fuera porque, de esos sitos que dices, todos empujan en la misma dirección.

Camarero.- Pero es infumable cuando esa presión llega, como opinión individual, radiada y televisada desde el interior de las filas de cada formación, convirtiendo la posible rebelión de la granja en un gallinero.

Parroquiano 1º.- Estamos en un momento muy delicado donde los casos de corrupción se asoman cada mañana por la ventana de nuestros transistores.

Parroquiano 2º.- La evasión de capitales está a la orden del día, las deudas con la Hacienda son similares a los paupérrimos restos de la caja de las pensiones, el empleo de calidad no despega, el estado de bienestar se desmorona.

Parroquiano 3º.- Mientras tanto la educación, la sanidad y las infraestructuras básicas publicas sufren los recortes del austericio.

Parroquiano 4º.- Y, para colmo, la desidia ha generado una innecesaria amenaza secesionista.

Camarero.- Por eso tal vez, en momentos de pobreza, lo que se hace más necesario es una distribución equitativa de la riqueza. Un estado de bienestar fuerte que asegure la felicidad de la totalidad de los individuos que lo componen.

Parroquiano 3º.- En cuanto desenfundas se te ve la pistola. ¡Anda, anda!, trae las cervezas y los altramuces que luego estás todo el puto día llorando porque no haces caja.

Parroquiano 4º.- Necesitamos líderes fuertes de espíritu colectivista que superen la austeridad y trabajen por la Europa de lo social.

Parroquiano 3º.- El primer partido ha conseguido individualmente más votos y, con ello, el derecho a más escaños en el Parlamento Español que la individualidad de los demás.

Parroquiano 2º.- Nadie discute que está por lo tanto legitimado, a decirle al Rey que está dispuesto a presentar un candidato a la investidura para Presidente de la Nación, como ya lo estuvo en las elecciones generales anteriores. Pondría así en marcha, de nuevo, la maquinaria.

Parroquiano 1º.- Es tanto así que quedan, el resto de las fuerzas políticas, en una respetuosa espera de los logros, individuales o colectivos, que consiga el partido que ha sido refrendado y mandatado por los votantes de la derecha.

Camarero.- No entiende la gente con la que hablo que pintan, en esta parte de la historia, los partidos que han sido refrendados y mandatados, por los votantes de izquierda.

Parroquiano 1º.- Todo lo más esperar, marcar los tiempos políticos sin aspavientos ni declaraciones insulsas. Fueron votados para trabajar en torno a un programa progresista y no para otra cosa, que yo sepa.

Parroquiano 4º.- Yo creo que los partidos de la izquierda han entendido perfectamente el mensaje de su electorado, pero este camarero ni cervezas ni altramuces. ¿Cómo lo ves Joaquín?

Joaquín.- Seco, muy seco. Pero a mí los chochos, va a ser que no.

Camarero.- ¡Voooooy!

Parroquiano 2º.- Aparte del estudio interno para redescubrir las necesidades urgentes reivindicadas por la ciudadanía, sea desde un gobierno de coalición de izquierdas sea desde la oposición democrática, debe existir, en todo momento, una política alternativa progresista que beneficie al conjunto de la sociedad.

Parroquiano 3º.- Antes deben perder el miedo a un posible gobierno de coalición, siempre que este sea entre fuerzas afines progresistas, y, mucho más, a una nueva convocatoria de elecciones.

Camarero.- Sin embargo la gente en la calle discute sobre una posible unión entre fuerzas afines de derechas para formar gobierno, porque lo entiende factible y creíble.

Parroquiano 3º.- Yo creo que ni se les pasa por la cabeza a la ciudadanía que ésta investidura pueda llegar a conseguirse con el apoyo de alguna fuerza de izquierdas.

Parroquiano 2º.- No lo creen, porque es difícil de creer. Hay líderes despistados que en algún momento, puede que tan sólo un momento, pierdan de vista a los suyos, a los que les han dado la confianza en momentos difíciles.

Parroquiano 1º.- No pienso que alguien esté dispuesto, estando al borde del abismo, en dar un paso al frente.

Camarero.- Sería un suicidio colectivo (Deja las cervezas y los altramuces en la mesa).

Parroquiano 4º.- Desde luego, no es el mejor camino para recuperar un electorado decepcionado con los virajes derechistas que algunos dirigentes están empeñados en dar dentro de los partidos progresistas.

Camarero.- Los militantes y simpatizantes dan avisos previos, castigando con una sangría continua. Llegará un día en que hartos de que se rompa a palos la luna lorquiana, dejaran las dulzainas y hagan sonar las trompetas de Jericó.

Parroquiano 2º.- Lo que nos faltaba en la orquesta, un camarero poeta.

Camarero.- Eso se oye por aquí.

Parroquiano 3º.- Entender que el libre ejercicio de la política democrática, cuando votas en contra o te abstienes según tu idiosincrasia, es un bloqueo a la investidura de uno u otro líder, es volver a la oscuridad de la noche, a las cavernas.

Camarero.- Cada uno debe votar con la conciencia de lo que representan y lo que sus votantes le demandan.

Parroquiano 3º.- Si no facilitan una determinada investidura será porque ese es el cometido refrendado por sus votantes, ya que estos, sean el número que sean, de haberlo deseado hubiesen introducido el voto del otro.

Parroquiano 1º.- Así es la política, el que gana debe gobernar pero sólo si consigue una mayoría parlamentaria suficiente, lo demás son milongas.

Parroquiano 2º.- Algunos partidos políticos españoles tuvieron que cambiar de nombre por no entender estas cosas.

Parroquiano 3º.- Los demás seguiremos esperando a que los partidos políticos renueven sus torpes lideres y reconozcan las sumas tal y como son y no como quisiéramos que fueren

Parroquiano 1º.- En España están probados hasta la saciedad los gobiernos de coalición de izquierdas. Desde 1979 en adelante, ayuntamientos, comunidades y estado central han ido probando distintos tipos de coaliciones de centro izquierda con unos resultados envidiables en la modernización de los pueblos, las comarcas, las provincias y las comunidades.

Parroquiano 2º.- Esto ha sido patente en la Zona Sur de Madrid, lo que se denomina el Cinturón Rojo, de larga tradición de gobiernos municipales de izquierdas. Juntos desde 1979 primero el partido socialista con el partido comunista, luego los socialistas con izquierda unida y ahora socialistas y podemos, han llevado la mayor parte del tiempo la modernización de una comarca obrera y trabajadora.

Parroquiano 4º.- Pues bien si extrapolamos los votos a unas posibles elecciones municipales en casi todos los pueblos más emblemáticos del Cinturón Rojo siguen sumando las posibles coaliciones de izquierdas entre el Partido Socialista y Unidos Podemos.

Parroquiano 3º.- Si eso parece claro. Aquí llevo unos apuntes. Mirad: Fuenlabrada (50,33%); Getafe (51,22%); Leganés (51,65%) y Parla (51,16%) y, con permiso de Ciudadanos, en Alcorcón (44,59%); Móstoles (46,53%); Pinto (46,43%) y Valdemoro (35,14%).

Parroquiano 2º.- Qué piensas de esto, Joaquín.

Joaquín.- ¡ah!, yo creo que por separado se van a comer los mocos. En consecuencia digo yo -imitando a Mota- que si hay que ir a votar se va, pero ir, por ir….

Parroquiano 2º.- Pues que sean cinco cervezas.

Camarero.- ¡Volando!


Imagen 1.- Boceto para el café de Levante, de Leonardo Alenza (1807-1845). Biblioteca Nacional de España.
Imagen 2.- Gallardo, Juan Luis. “Caen las murallas de Jericó” (Detalle). Historia Sagrada para Chicos Argentinos. Editado por Vórtice.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies