EDUCACIÓN

La Escuela Infantil Rosa Caramelo de Leganés sigue sin aire acondicionado

rosa-caramelo-1

Una madre sobre las abrasivas temperaturas: “A mi hijo le deja paralizado, sin fuerzas y no come bien”

La solución es la instalación de un sistema de climatización correcto y adecuado

El Ayuntamiento sólo ha puesto tres aires portátiles (conocidos como pingüinos) que resultan insuficientes


 

 

Las temperaturas que se están soportando en las últimas fechas en la Escuela Infantil Rosa Caramelo de Leganés rozan los 40ªC. Unos grados insoportables no sólo para los bebés y niños pequeños sino también para profesores y trabajadores del centro. El deseo de los padres y madres es que se incorporare en el edificio un sistema de climatización y aireación adecuados. Raquel Balsa es la madre de Aarón, de 18 meses, quien entró en Rosa Caramelo en marzo de este año en la clase de bebés cuando se abrió un segundo grupo. Las clases aún durarán esta semana alcanzando temperaturas muy elevadas. Raquel nos cuenta y resume el sentir general de padres y madres sobre esta situación.

rosa-caramelo-3P: ¿Cómo están siendo las temperaturas dentro del centro en estos días?

R: Pues imagino que altísimas. Yo he tenido que sacar a mi hijo del centro el mes de julio. Gracias a que mi madre se podía encargar de él. Ya en el mes de junio superaban los 30ºC…

P: ¿Sois los propios padres los que las medís?

R: Sí.

P: ¿Hasta qué punto están llegando? Porque a las 10 de la mañana ahí dentro tenemos temperaturas de 30ºC…

R: Yo no he medido las temperaturas. Pero te puedo asegurar que en el centro hace muchísimo calor. Yo he ido a recoger a mi hijo a las 16h y el ambiente era insoportable para mí, pues imagínate para los bebés y niños…
Incluso, su profesora estaba al borde del desmayo. Una persona que tiene que estar permanentemente al cuidado de mínimo ocho niños, no puede realizar su trabajo correctamente en este estado. Por no hablar del estado en el que se encontraban los niños. Mi hijo se encontraba totalmente paralizado por el calor.

P: ¿Han llegado a los 40ºC?

R: Seguramente sí.

P: Es un centro que se edificó que sin instalación de aires, ¿qué opináis de que en los despachos de los políticos no falten?

R: Pues como en todo… Los políticos siempre cuidan de su bienestar por encima de los demás. Hoy en día ser político no es luchar porque los ciudadanos vivan lo mejor posible, es luchar por su propio interés durante los años que les toque.

P: ¿Qué demandáis, cuál sería la solución?

R: La solución es la instalación de un sistema de climatización correcto y adecuado para el centro, no es otra. No es traer tres aires acondicionados portátiles del año de la tana para aclimatar siete aulas.

P: ¿Los profesores y el propio Centro están con los padres verdad?

R: Los profesores son también parte afectada por el tema. Nadie puede trabajar correctamente con esas temperaturas. El personal del centro está al cuidado de niños y bebés. Son personas que deben de cuidar del bienestar y seguridad de los niños, y por ello deben trabajar en unas condiciones óptimas. Si no, su nivel de atención decae y pone en peligro la seguridad de nuestros hijos.
Nadie puede trabajar con estas temperaturas, ni siquiera en una oficina, pues imagínate ellos que deben estar siempre alerta.
Agradecemos su postura, pero esta lucha es también por ellos, no pueden trabajar en estas condiciones.

P: ¿Cómo están afectando estas abrasivas temperaturas a los bebés?

R: A mi hijo personalmente le deja paralizado, sin fuerzas, no come bien y no se encuentra en buen estado. Y como mi hijo, están los demás.
Aparte, en las altas temperaturas proliferan más aun las bacterias, con lo cual la escuela se convierte en un lugar insalubre para los niños.

P: No debe ser fácil dejar a tu hijo en un centro en el que se sabe de las altas temperaturas, ¿no?

R: Yo este mes de julio he tenido que sacar a mi hijo del centro por este motivo. Yo tengo la suerte de que mi madre tiene vacaciones todo el mes de julio y se propuso cuidarle, si no, no me hubiera quedado otra opción que dejarle.
Mi hijo, igual que todos los niños de esta escuela, sufre mucho con el calor, y hubiera sido un verdadero sacrificio para mí tenerle que dejar el mes de julio en la escuela.
Pero, el problema sigue existiendo y seguirá, si no luchamos porque esto cambie. Es por eso que, aunque mi hijo no haya asistido a la escuela, sí lo hacen otros niños cuyos padres no han tenido otra opción.
El año que viene seguramente mi hijo deba ir a la escuela en el mes de julio y espero desesperadamente que este problema se solucione.

P: Dentro de lo posible, ¿en el centro se está combatiendo de alguna manera esta situación?

R: Pues ha instalado un sistema de aire acondicionado para la gran sala de juegos donde todos los niños dormirán la siesta. El problema es que antes y después de la siesta los niños deben permanecer en sus aulas a las mismas temperaturas.

P: ¿Qué os han dicho desde el Gobierno de Leganés?

R: El ayuntamiento de Leganés contesta que la gestión de la Escuela Infantil Rosa Caramelo no es municipal. Pero que no obstante se consultará al director de Sostenibilidad y Servicio a la Ciudad.
O sea no es su responsabilidad, pero lo tienen que consultar. ¿No están seguros?
El Ayuntamiento de Leganés no gestiona la Escuela Infantil, pero sí es la responsable de su mantenimiento.

P: La concejala de Educación ha reconocido los trastornos que esta tesitura ocasiona a los bebés, ¿se podría haber actuado antes?

R: ¡Claro que se podía haber solucionado antes! Se tiran la pelota unos a otros. Que si es responsabilidad de unos, que si es de otros. Que si ellos no llevan la gestión. Como he dicho antes, no llevan la gestión (eso lo dejan en manos de una empresa privada, que también manda…) pero sí de su mantenimiento, dado que es un edificio municipal.

 

Petición de firmas en Change

P: Habéis abierto un petición de firmas en change.org, ¿está teniendo éxito?

R: Bueno, creo que sí. Ya hemos superado las 500 firmas, pero por el momento el Ayuntamiento no se ha sentido en la obligación de solucionar las altas temperaturas. La única solución de su parte ha sido llevar al centro tres aires acondicionados portátiles para siete aulas.
Estos aires no son nada seguros para los niños, son de fácil acceso para ellos dado que se sitúan en el suelo. Las profesoras se las han ingeniado para protegerlos lo mejor posible del alcance de los niños, pero esto no es una solución.
P: El curso en escuelas infantiles se prolonga hasta el 29 de este mes, donde podemos alcanzar unas temperaturas muy elevadas, ¿cómo lo veis?

R: Lo veo bochornoso. Todos los lugares públicos tienen sistemas de climatización (centros de salud, bibliotecas, autobuses, etc). Todos los años nos inundan de noticias para prevenir los peligrosos golpes de calor, advirtiendo que los ancianos y niños son los que corren más riesgos de padecerlos. Parece irónico que un centro público donde asisten bebés y niños pueda permanecer a estas temperaturas.

P: ¿Sois optimistas de cara al próximo verano para la instalación de los aires?

R: La verdad es que no. Este problema lleva más de cuatro años (por no decir más) denunciándose y nadie ha movido un dedo. Esperan que pase el mes de julio y que hasta el año siguiente nadie se vuelva a quejar sobre el tema. Así han pasado los años, y creo que piensan que es un buen método para evadir su responsabilidad.
Pero, yo, igual que otros padres, pensamos seguir luchando para que este tema se solucione en septiembre, octubre, diciembre y durante el resto del año. No vamos a olvidarnos del tema hasta el año que viene.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies