LEGANÉS

La opacidad reina en las Comisiones plenarias del Ayuntamiento de Leganés

Nuevo Crónica desvela qué sucedió en la comparecencia de Laura Oliva en comisión plenaria, celebradas a puerta cerrada
Carlos Delgado (ULEG): “No son públicas porque no les da la gana a ellos. Hay una voluntad clarísima de que no haya control”

¿Qué está ocurriendo con las comisiones plenarias, de las que tanto se habla en Leganés? A priori, esta pregunta resultaría compleja de contestar porque, ni más ni menos, no se están celebrando con publicidad ni puertas abiertas. Precisamente, este es el motivo porque el cual están en boca de todos. Efectivamente, resulta chocante que, en pleno siglo XXI, no se graben ni se permita pasar a vecinos a estas sesiones donde, por supuesto, también se trata sobre temas de interés público y destinos de la ciudad. No en vano, Nuevo Crónica, ha intentado “colarse” en la última con el fin de arrojar algo de luz sobre el asunto.

Para profundizar en esto es preciso tener en cuenta lo que está sucediendo con la parte de control al Gobierno en la era Llorente. En Leganés, nunca existieron problemas con las sesiones de control porque el pleno contempla una parte para ello, en la cual se pueden realizar comparecencias, interpelaciones, ruegos y preguntas. Las comisiones plenarias, habitualmente, suponían un mero paso previo, un trámite a lo que era el pleno como tal.

Durante los primeros meses de esta legislatura, Llorente lo llevó con normalidad, incluso ubicó esta parte al principio del pleno para garantizar el control. A continuación, se procedía con las mociones. Es verdad que se acababa tarde, pero se cumplían en rasgos generales. Casi todo se llevaba a término.
Sin embargo, el PSOE con la anuencia del PP (dato objetivo por la aritmética que lleva a dar el paso) comienzan con los plenos a puerta cerrada, una contradicción democrática y falta de transparencia evidente. Eso provocó que diferentes puntos del orden del día se quedasen coleando, con diferentes mociones de distintos grupos, y deja de haber parte de control al principio. Nunca se logra finalizar el pleno y se origina un atraso de mociones como consecuencia de las sesiones a puerta cerrada. Ya nunca hay parte de control y Llorente tampoco quiere llevarla al principio.

Así las cosas y según ha podido conocer este medio, caben dos alternativas para no dejar al Gobierno sin vigilar en la cámara. Por un lado, generar plenos de carácter extraordinario en los que la Oposición convocante lleve los puntos del orden del día. Los concejales firmantes precisan de siete rúbricas y tienen tres opciones para ello al año. Es por eso que los van midiendo y distribuyendo a lo largo y ancho de los 12 meses. No en vano, el alcalde no tiene límite alguno para la convocatoria de extraordinarios, pero nunca lo ha hecho para desatascar.

Y, por otro lado, las comisiones plenarias, que permiten llevar parte de control. En ellas se pueden solicitar interpelaciones, presentar comparecencias y, atención, solicitar que sean grabadas y públicas, como en el Ayuntamiento de Madrid, por ejemplo. Es cierto que, en el Consistorio de Leganés, el ROM no contempla que sean públicas con carácter general, pero si lo decide la presidencia no habría problema. He aquí, pues, una buena clave. Y es que en las comisiones donde el presidente no es del Ejecutivo como, por ejemplo, la de Participación Ciudadana, aceptaron el ruego, en este caso de ULEG, de que fueran grabadas. Por el contrario, las regidas por el alcalde o por el concejal de Hacienda, Pedro Atienza, que es una de las más importantes como Régimen Jurídico y Urbanismo y Medioambiente, nunca son públicas.

Comparecencia de Laura Olivia en comisión opaca

“No son públicas porque no les da la gana a ellos. Se escudan en que el reglamento dice que con carácter general no lo serán… Pero, tú puedes pedir que sí lo sean, no es ilegal. Hay una voluntad clarísima de que no haya control ni publicidad. En esas comisiones, hemos pedido la comparecencia reciente de Laura Oliva o, en otras ocasiones, las de Javier Márquez o el propio alcalde”, expresa Carlos Delgado, portavoz de ULEG, para Nuevo Crónica, que ha contactado con él para que nos ilustre sobre lo que ocurre ahí dentro, donde no hay luz para los vecinos.

Esto se hila con una de las comisiones más famosas, la de Contratación, que, por tradición, siempre ha sido presidida por el principal partido de la Oposición. El propio Llorente así lo incluía dentro de su programa electoral, quizás pensaba que él iba a estar en la Oposición. En un primer momento, la llevó Leganemos, y más tarde Aranzana (ULEG), quien no duró ni un mes. Empezó a pedir cuentas sobre el Cadenas, contratas, La Cubierta… El alcalde se cargó la presidencia de Carlos Aranzana. “Estamos bajo el control de un alcalde que torpedea que hagas una labor de control en la contratación”, señala al respecto Delgado.

Ahora sí, nos vamos al último capítulo, en donde hicieron comparecer a Laura Olivia, directora general irregular de Coordinación Jurídica y desde hace unas fechas también de Urbanismo, tras el cese de Fernando Rodríguez. Lo que dijo es toda una incógnita para Leganés dadas las circunstancias de opacidad. Por eso, pedimos a Carlos Delgado que nos haga las veces de ojos. “Fue una comparecencia bastante neutra y sin dobleces. Simplemente como se incorporaba al área de Urbanismo e Industria, queríamos que nos contara cuáles eran sus planes para dar solución a los temas que arrastra esta delegación”, cuenta el portavoz de ULEG en referencia a la motivación de la comparecencia, mientras añade sobre la actitud de la compareciente; “la señora, despotricando; diciendo que si era una directora ilegal por qué la llamábamos, que qué interés tenía yo en el Urbanismo. De hecho, Rocío Cruz (Ganar Leganés) se levantó indignada ante las contestaciones de Laura Oliva. No respondió a nada de LEGATEC, a nada de licencias urbanísticas, de Portfolio… Por eso no quieren que sean públicas. Se ven sus vergüenzas. Están faltando el respeto a los vecinos, no a mí. A esos vecinos que, por ejemplo, quieren escuchar por qué tardan tanto las licencias de obra en concederse, o qué pasa con LEGATEC… Estuvo borde, desagradable… Y le dije que por supuesto era una directora ilegal, que me enseñara el examen que había pasado y si era funcionaria… Como de facto ocupa esas retribuciones no se lo voy a preguntar a mi madre. Si no tiene nada que contestar, está ahí para cobrar un sueldo y calentar la silla”.

Este medio igualmente ha podido saber que el alcalde afirmó, bajo la oscuridad que tiñe a estas comisiones, que los responsables de La Cubierta no serían sancionados por los encierros de este verano. “Aseguró, con toda desfachatez, que en el pliego de condiciones no venía un régimen sancionador ante ese incumplimiento. Le dijimos textualmente que no tenía la valentía a decir eso en una comisión grabada, pero ahí sí soltó esa burrada. Por eso, cuando se le pregunta cuántas veces se les ha multado, habla de fútbol”, manifiesta Delgado, mientras concluye sentenciando que “el que se niega a la transparencia es como el que se niega a las pruebas de paternidad…”

  • 19
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    19
    Shares
  • 19
  •  
  •  
  •  
  •  
Cliquea para comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies